Control de velocidad de crucero

La velocidad crucero, velocidad media o control de crucero de un vehículo es aquella velocidad constante que puede mantenerse automáticamente, sin necesidad de actuación del conductor, gracias a un regulador de velocidad electrónico. El término se originó en el sector de los buques marítimos y es muy utilizado en la actualidad cuando hablamos de aeronaves, coches o motos.

Ahora que ya sabemos qué es la velocidad crucero vamos a ver cómo funciona y si es cierto que su utilización consigue ahorrar combustible.

Cómo funciona el control de crucero

El funcionamiento interno de este mecanismo que ya se incluye en la mayoría de vehículos es muy sencillo. Se trata de un regulador que es capaz de mantener la velocidad una vez que el conductor levanta el pie del acelerador.

Si la velocidad cae por debajo del valor deseado ajustado por el conductor, el control de crucero acelera para mantenerla constante. Si la velocidad pasará el límite constante impuesto, el regulador desacelerará para ajustar la velocidad de nuevo.

Además, gracias al regulador PID que combina su función con la del control de crucero, se produce un ajuste cada cierto tiempo (varias veces por segundo). Este ajuste se hace en base a una comparación entre la velocidad actual de circulación y la velocidad deseada impuesta por el conductor. Así se decide qué potencia se debe suministrar al motor y evitamos “tirones” innecesarios.

La mayor parte de vehículos que integran la función del control de crucero o regulador de velocidad disponen de unos botones instalados en el propio volante. Así, gracias al botón regulador podemos incrementar o bajar la velocidad que queremos mantener y recuperar el control manual con solo pisar el pedal del freno o del acelerador.

Los beneficios de utilizar el control de velocidad de cruceros están bastante claros. Se trata de un regulador que nos permite conducir más cómodamente dado que nos deja descansar los pies pero además nos permite ahorrar combustible. Lo vemos a continuación.

Ahorrar combustible con la velocidad crucero

Ya hemos visto qué es control de velocidad de crucero y cuáles son los beneficios de su utilización pero no podíamos terminar el artículo sin hablar sobre algo que muchos conductores se preguntan: ¿se ahorra combustible utilizando el control de crucero?

En general, podemos decir que mantener una velocidad constante en largos recorridos es una ventaja a nivel de ahorro de combustible. Esto es así porque se evitan aceleraciones y se ahorra cuesta abajo dado que el regulador ejerce su función para dejar de acelerar.

Sin embargo, cuando circulamos manualmente en tramos cuesta arriba es donde llega el problema porque es preciso acelerar en mayor medida para mantener la velocidad. Esto no sucede con la velocidad de crucero porque los aumentos o descensos de velocidad son muy progresivos. Esto nos permite ahorrar más que si aceleramos fuertemente de forma manual.

En definitiva, la única cosa que debemos tener en cuenta a la hora de conducir con control de crucero es que deberemos ir pendiente de la variación de velocidad de los distintos tramos para ajustar la velocidad crucero. ¡El resto son ventajas!

Entradas relacionadas

Comentar

Una opinión
  1. Oscar dice:

    Excelente información, vale la pena seguirlos.