¿Qué es el control de velocidad?

Es un sistema que automatiza el mantenimiento de una velocidad en el automóvil  y facilita la conducción. Aunque el sistema tiene muchos detractores, existen diferente sistemas y tecnología que lo vuelven un elemento infaltable en los automóviles modernos.

En el artículo de hoy vamos a definir el control de crucero y conocer los diferentes sistemas de control de la velocidad existentes en el mercado  automotriz.

¿Qué es el control de crucero?

El control de crucero es un sistema que automatiza y controla la velocidad del automóvil  y la vuelve constante. De este modo facilita la conducción volviendo esta práctica en una situación cómoda y segura.

Para algunos conductores se vuelve una ventaja ante las multas por exceso de velocidad y el ahorro de combustible. Sin embargo debemos aclarar que existen diferentes sistemas o tipos de control de velocidad en el mercado, que mencionaremos a continuación.

Limitador de velocidad

Este sistema no es un control de velocidad, ya que exige al conductor que siga accionando el pedal, pero si se encarga de evitar que superemos el límite de velocidad establecido. De tal manera que al llegar a esta velocidad, aunque pisemos el acelerador, el vehículo no supera su velocidad.

Control de velocidad de crucero

El control de velocidad de crucero se encarga de mantener la velocidad constante sin que pongamos el pie en el acelerador. El funcionamiento usual de este sistema hace que en el momento en que pisemos el freno, toquemos el pedal del embrague o pisemos el acelerador, el sistema cancele el automatismo y el conductor tome el control absoluto de los mandos.

Control de velocidad de crucero adaptativo

Este es el sistema más cómodo y seguro, comenzó a popularizarse hace unos años, se basa en sensores de radar y láser que detectan la distancia de seguridad con los autos precedentes. Este sistema puede frenar de forma automática para evitar una colisión, manteniendo siempre una distancia prudente.

La velocidad constante la puede ajustar manualmente el conductor, algunos sistemas permiten reanudar la marcha en caso de una detención completa, cuando el vehículo que nos precede comienza a rodar, lo cual resulta especialmente útil y cómodo en una vía muy congestionada por el tráfico.

Controles de velocidad de conducción semi-autónoma.

Este es la última tecnología de los fabricantes, que no solo permite controlar la velocidad, sino que evita activamente que nos desviemos del carril (sistema activo de cambio involuntario de carril). En vehículos como el Mercedes Clase S, el control de crucero adaptativo permite seguir al vehículo de adelante, practicando los giros que este realiza.

 

El sistema Autopilot del Tesla Model S va un poco más allá y permitiría incluso realizar automáticamente maniobras de adelantamiento en autopista. El control de crucero también puede evitar que rebasemos la velocidad máxima establecida en una vía en vehículos equipados con detección de señales.

¿Consumirá más mi auto si utilizo el control de crucero?

Es una pregunta que seguramente se hacen los conductores al respecto de estos sistemas, en realidad todo depende del terreno, la tecnología que equipe el vehículo y nuestros hábitos al volante.

Por lo general para mantener un buen rendimiento del sistema debemos emplear la marcha correcta, aprovechar al máximo el terreno para que no sea un factor en contra, sacar el mayor partido de las pendientes durante el descenso y conducir a un régimen adecuado del motor (rpm correctas). Es probable que el control de crucero logre mejores registros que los nuestros y es la razón por la que muchos fabricantes lo utilizan como argumento para justificar su uso.

Entradas relacionadas

Comentar