Tipos de dirección asistida

La dirección asistida es un sistema controlado mediante el cual se reduce el esfuerzo que debe efectuar el conductor al realizar un giro con el volante. Gracias a este avance, desarrollado a principios del siglo XX, se ha logrado una conducción más cómoda y segura.

Al girar las ruedas del vehículo, se debe vencer la fuerza de fricción entre el neumático y el asfalto. Cuando el vehículo circula a una velocidad baja, es necesario realizar una fuerza mayor para poder girar las ruedas que cuando circula a velocidades altas. En función de este aspecto, la dirección asistirá en mayor o menor medida.

El fabricante del vehículo es el responsable de calibrar la dirección asistida, determinando el nivel de asistencia en cada momento de conducción. Esto es fundamental, ya que una asistencia mayor permite realizar las maniobras con menor esfuerzo, lo que, en ciertos casos, podría generar una sensación de flotabilidad y de falta de precisión y sería contraproducente. Sin embargo, algunos modelos equipan diferentes modos de conducción seleccionables a criterio del usuario, en función del tipo de conducción deseada, tipo de vía por la que se circula, etc. Graduando la dirección en diferente tacto suavizando o endureciendo la misma.

Dirección hidráulica

Estas direcciones fueron los primeros modelos de dirección asistida que se usaron junto con las de vacío; pero las primeras terminaron por imponerse. Son las más habituales en toda clase de vehículos aunque están siendo sustituidas por las electro-hidráulicas y eléctricas.

Esta clase de dirección utiliza energía hidráulica para generar la asistencia, por lo que se hace necesario el uso de una bomba hidráulica que va conectada al motor.

Este sistema funciona a través de una bomba, que presuriza un fluido que es enviado por medio de tubos y mangueras a la caja de dirección. En su interior, hay sellos que al recibir esta presión impulsan las varillas de acoplamiento que unen las llantas con la caja de dirección. Esto se activa únicamente cuando el motor del vehículo se encuentra encendido.

Dirección Electro-Hidráulica

También llamada EHPS (Electro-Hydraulic Powered Steering) es considerada la evolución de la dirección hidráulica. Esta dirección utiliza un motor eléctrico para mover la bomba hidráulica. Su mayor ventaja es que al no estar conectada al motor del vehículo sortea los problemas mecánicos asociados a una transmisión por correa. Adicionalmente esta dirección reduce el consumo de combustible. En este caso la bomba hidráulica sólo funciona cuando y al ritmo que se necesita para operar la dirección; la alimentación del motor que mueve la bomba se hace por medio de la batería. Las direcciones electro-hidráulicas han ido sustituyendo a las direcciones hidráulicas progresivamente.

En el caso de esta dirección, la bomba se acciona por un motor eléctrico en el cual el funcionamiento se adapta al nivel de dirección asistida requerido. Cuando el vehículo circula a bajas velocidades o está quieto, se incrementa el ritmo de bombeo de la bomba hidráulica para poder proporcionar un alto nivel de dirección asistida. Cuando se circula a altas velocidades, se reduce la velocidad de la bomba porque no se requiere asistencia.

Dirección eléctrica o electromecánica

Las direcciones eléctricas o EPS (Electrical Powered Steering) son el tipo de dirección asistida más reciente. Se llaman así porque utilizan un motor eléctrico para generar la asistencia en la dirección. Su ventaja frente a las hidráulicas y electro-hidráulicas es que, al no utilizar energía hidráulica son más ligeras y simples, pues no necesitan de bomba hidráulica. La diferencia con la dirección hidráulica, es que los vehículos equipados con dirección asistida electromecánica se benefician de tener un menor consumo de combustible y de nuevas funciones de seguridad y confort.

Cuando el vehículo circula a bajas La dirección eléctrica cuenta con un indicador que se instala directamente en el tablero; si éste se enciende en color amarillo está generando un aviso de menor importancia, pero si llega a encenderse en color rojo es necesario acudir inmediatamente a un centro especializado.

Atendiendo al lugar donde se aplica la asistencia, las direcciones eléctricas se dividen:

  • Column drive: aplica la asistencia en la columna de dirección.
  • Pinion drive: aplica la asistencia en el piñón de la dirección.
  • Rack drive: aplica la asistencia en la cremallera de la dirección.

Ventajas

  • Se eliminan los componentes hidráulicos como la bomba de aceite para servoasistencia, los depósitos de aceite y filtros.
  • El líquido hidráulico se suprime.
  • Menor sonoridad.
  • Reduce el consumo de energía, pues únicamente consume energía cuando se mueve la dirección.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.