Los ruidos más comunes en el automóvil

La ruiditis es la enfermedad más común y la que más aqueja a los conductores colombianos. Silbidos, crujidos, chasquidos, golpeteos y demás ruidos de la orquesta sinfónica del automóvil.  Estos ruidos musicales son el dolor de cabeza de todo taller.

Lo peor de todo es que todos esperamos que todos los personajes que trabajan en un taller tengan desarrollado el sentido del oído y mejor aun que tengan una base de datos que determine su origen.

En la entrada de hoy vamos a trabajar tipos de ruidos, los ruidos más comunes en el automóvil, su posible origen y el escáner de ruidos. Acompáñenos.

Tipos de ruidos

Ruidos aerodinámicos: son los ruidos que se generan por el desplazamiento del vehículo por medio del flujo de aire. La fuerza que ejerce el aire sobra la carrocería genera una oposición al avance. Por este motivo se pueden presentar diferentes ruidos. Para poder identificarlos debemos saber a qué velocidad se presenta, la ubicación y si se escucha en el interior o exterior.

Estos ruidos se pueden generar por fijación de algunos elementos como deflectores plásticos, protectores, guardabarros o aristas pronunciadas. Para solucionar el ruido basta con inspeccionar visualmente todos estos elementos y fijarlos de forma correcta a la carrocería, se debe revisar la estanqueidad de puertas, parales y ventanas que pueden ser foco de este tipo de ruidos.

Ruidos estructurales: se ocasionan por la torsión que se genera en la carrocería durante su trayecto. En algunos casos los ruidos se presentan de forma continua o en terrenos destapados, para identificar el ruido, circular por este tipo de terrenos nos permitirá dar un concepto si existen inconvenientes estructurales, sea por algún sistema de fijación suelto o por condiciones de uso del chasis frente a cargas y esfuerzos.

Ruidos por conformidad:este tipo de ruidos se presenta por fricción, golpeteo o vibración de piezas móviles o fijas del automóvil. Esto permite dar a conocer el estado de algunos componentes o piezas que presentan desgastes generando exceso de vibraciones. Generalmente este tipo de ruidos es continuo.

Los ruidos más comunes en el automóvil

Con el paso del tiempo y de los kilómetros aparecen molestos ruidos en el automóvil, de los que desconocemos su origen. Algunos son muestra de problemas graves que pueden poner en riesgo nuestra seguridad y la de terceros.

Otros por su parte pueden ser inofensivos, pero no por ello dejan de ser preocupantes. De por sí los ruidos normales no existen, y por eso elegimos un listado de 10 ruidos mecánicos y estructurales para poder identificarlos antes de llevar el auto al taller especializado.

  • Silbido: en el caso del silbido se puede presentar por fugas en el escape, una fuga de una manguera de vacio.
  • Crujido:lo causan los bujes de los brazos de suspensión o barra estabilizadora, rótulas y extremos o brazos de dirección. Pueden generar una rotura a futuro y comprometer la seguridad del vehículo, por lo que debe ser solucionado de inmediato.
  • Chasquido: los semiejes son los encargados de generar tracción en las ruedas delanteras, y estos permiten su articulación a través de las juntas homocinéticas y tricetas, que pueden tomar juego con el uso y generar ruido bajo esas circunstancias. De ser tracción trasera, serán las crucetas del cardán las encargadas de esa anomalía. Dadas las circunstancias, también un sonido similar puede provenir del tren delantero, soporte de motor o diferencial.
  • Chirrido: este tipo de ruido se presenta en el sistema de frenos, discos y pastillas sucias, bandas desgastadas que sueñan con la pared de la campana, disco mal montado, torcido u ovalado.
  • Golpeteo: este ruido puede atribuirse al amortiguador que genera un ruido metálico al cruzar por vías destapadas o al atravesar un reductor de velocidad. También se presenta por el resorte helicoidal, mal montado o girado.
  • Gruñido:Si en un auto escuchamos algo parecido a un gruñido de un animal al girar la dirección, probablemente se trate de un problema en la bomba hidráulica. La mayor parte de las veces esto se puede corroborar haciendo que la dirección llegue al tope, en cualquiera de sus extremos. En ese caso el ruido se hará mucho más audible. Por lo general no compromete la seguridad, pero puede terminar con la vida de la asistencia en la dirección.
  • Petardeo: este sonido como explosión o petardeo se genera cuando el sistema de escape presenta aluna anomalía: hay algún agujero, el tarro esta suelto o un soporte esta cristalizado y requiere sustitución. También se presenta cuando los inyectores de combustible tienen fugas.
  • Zumbido:si se trata de un auto con tracción trasera, es muy común que el diferencial genere con el tiempo un molesto zumbido al elevar la velocidad. Pero también puede ser producto de la caja de velocidades, por lo que no queda reservado sólo a vehículos con este tipo de tracción. Otros zumbidos pueden venir de los rodamientos, de ruedas o de piezas mecánicas, como la bomba de agua o el alternador. No auguran una rotura inmediata, pero deberá ser reparado lo antes posible.
  • Traqueteo: En la mayoría de los casos es originado por problemas en el tren de válvulas. Cada vez hay menos motores con válvulas regulables manualmente, la mayoría utilizan botadores que funcionan con aceite, y que con el tiempo pueden dejar de funcionar correctamente. También se presenta cuando el motor esta gripado o cuando trabaja sin aceite. El traqueteo se puede presentar en la caja cuando los cambios no engranan bien, cuando el embrague está mal o cuando el nivel del lubricante de la caja es bajo.
  • Detonación: denominado también pistoneo, es un problema que está muy ligado a la calidad de los combustibles. Aparece en las aceleraciones o cuando el motor es sometido a carga. Se manifiesta con varios ruidos consecutivos, producto de un problema de encendido anormal dentro de la cámara de combustión, donde hay múltiples frentes de llama. Cuando estas ondas de presión chocan, producen un sonido similar a un martilleo. Las consecuencias, si no se soluciona a tiempo, pueden ser críticas para los pistones.

El escáner de ruidos

Tengo una anécdota con el tema de los ruidos. Hace unos años trabajaba en un concesionario donde al igual que muchas marcas tiene un área exprés y un área especializada. Yo trabajaba en especializada y los de exprés solo recibían revisiones que denominábamos limpias (sin novedades o ruidos), cuando se presentaba una  revisión con ruido los de exprés remitían al cliente a especializada con la aclaración de que en especializada teníamos un escáner para detectar ruidos.

Y sí, el escáner de ruidos era el mecánico o el latonero con el que nos subíamos al carro para realizar una prueba de ruta con el cliente para que este nos explicara y nos demostrara el famoso ruido.  Y este personaje se dedicaba por completo a localizar la procedencia de ese molesto sonido, moverse por todo el habitáculo y comprobar la perfecta fijación de los revestimientos y las consolas, si el ruido se encontraba en el interior. En caso de ruidos en motor o suspensión, durante la prueba se realizaban maniobras en rizados con el mecánico adentro del auto y afuera del auto para poder determinar el origen, en este caso puede ser más complejo y de mayor análisis.

Para la identificación de ruidos estructurales y por vibraciones existen equipos especializados los cuales permiten reconocer la ubicación de ruido de la carrocería.

Por ejemplo, está el clásico estetoscopio (solo que electrónico), una herramienta que ayuda al diagnóstico de fallas, partiendo del hecho de que cuando algunas de éstas se presentan produce normalmente un sonido característico.

Esta herramienta está diseñada para escuchar las fallas mientras se hace una prueba de ruta y permite escuchar los ruidos que se producen en el chasís, en el compartimiento motor o cualquier parte del vehículo.

Lo anterior es posible gracias a que este equipo cuenta con una serie de transmisores inalámbricos, micrófonos y audífonos que, al ubicarse estratégicamente donde se cree es la fuente del ruido, se puede escuchar desde el habitáculo el sonido en un receptor que amplifica la señal sonora.

El uso del equipo se extiende no sólo a daños ocasionados por el desgaste normal del vehículo, sino también por eventos externos como una colisión.

Es de aclarar que no es una herramienta indispensable para todo taller y siempre se recurre a la experiencia del técnico y muchas veces del ensayo error para poder solucionar el problema de los ruidos.

Entradas relacionadas

Comentar