Diagnóstico de averías a través de los ruidos del motor

En el diagnóstico automotriz los sentidos son muy importantes y los mecánicos más antiguos se hicieron su fama detectando fallas a través de los ruidos, el olor, la percepción visual y los demás sentidos.

¿Quieren conocer los trucos de los mecánicos para detectar fallas a oído? Aquí en Pruebaderuta.com les contaremos cómo diagnosticar un motor a través de los ruidos.

Características de los ruidos

Para poder identificar la causa del ruido en un motor debemos tener en cuenta diferentes aspectos como el ritmo del ruido y el cambio de ritmo.

El ritmo del ruido

Una de las características importantes es el ritmo, si este se presenta al unísono con el ruido normal del motor o si por el contrario es independiente al ruido normal del giro. Si el ruido se oye a cada vuelta del cigüeñal o cada dos vueltas, si el ruido se escucha en el momento de la combustión y  si se escucha a doble ritmo durante la combustión. Todos estos factores tienen que ver para detectar una falla.

El cambio de ritmo

Otra característica asociada al ritmo es el cambio, si presenta una frecuencia diferente en el ruido sincronizado del motor, es decir, si el ruido sigue la frecuencia del motor o si la frecuencia es diferente a la del movimiento normal del motor.

La procedencia del ruido

Donde se origina el ruido es un tema aun más complejo, sin embargo con la experiencia se logra definir las fuentes del ruido en todo el motor que son: la bomba de agua, el ventilador, el escape, las correas o cadenas, los engranajes o el turbo (en los carros que lo equipan).

También existen los silbidos que delatan la presencia de fugas, generalmente fáciles de localizar observando el motor muy atentamente.

Para localizar el ruido hay que establecer su origen, si es en la parte alta, media o baja, si es en el bloque del motor, si es en la culata o si es en alguno de los periféricos o accesorios (compresor, alternador, motor de arranque, bobina, etc.).

De acuerdo con estas observaciones previas podemos encaminar nuestras investigaciones para la localización de las averías desde los siguientes puntos:

Ruidos que coinciden con el giro del motor: Es una de las fuentes de ruido más frecuentes en el motor. Los ruidos se producen al mismo tiempo y con la misma frecuencia a la que el motor está girando.

Ruidos con el ritmo de las combustiones: Este tipo de ruidos se presentan en el momento de la combustión, cuando se acelera el ruido se percibe más fuerte y se retada cuando el motor va más lento. Es el ruido que sigue el mismo ritmo de la combustión.

Ruido en un solo cilindro: Estos ruidos pueden ser bastante graves según la causa que los origina y lo más conveniente es realizar un paro del motor para investigar de qué parte del cilindro proviene la avería.

Si el ruido es muy sordo y profundo puede ser que el motor tenga un pistón que esté a punto de griparse. Si, por el contrario, el golpe es seco y metálico, la causa puede encontrarse más bien en el golpeteo del pistón con alguna válvula. En ambos casos lo que le está sucediendo al motor se puede considerar grave.

Otros ruidos: en este punto entran los posibles ruidos que se producen en los elementos constitutivos del motor pero que no son parte directa como: la bomba de agua, el ventilador, el silenciador, las correas o cadenas, en el cárter, el radiador, el turbo o en el múltiple de escape.

Una serie de posibles ruidos que produce cada uno de los elementos que pueden dar una orientación general para saber encontrar los elementos generadores del ruido; sin tener en cuenta los ruidos que se producen en el embrague, la transmisión, la dirección y los demás sistemas que hacen parte de la mecánica del motor.

Hoy en día las fallas en el motor se diagnostican a través del escáner a través del cual se puede verificar cualquier falla en el motor y algunos componentes de seguridad que ahora traen su lógica programada en el computador del carro.

Sin embargo sigue siendo posible llegar a una falla a través de los ruidos que produce el motor. De hecho existe una herramienta de diagnostico similar al estetoscopio utilizado en la medicina que sirve para escuchar en detalle diferentes componentes del motor permitiendo encontrar fallas.

La práctica hace al maestro y es el diario vivir de cualquier técnico mecánico. De la misma forma como las repeticiones funcionan para el que levanta pesas, así sucede con el mecánico, tantos vehículos que pasan por sus manos que ya vive, respira y escucha motores.

Entradas relacionadas

Comentar