Qué es un motor TSI y cómo funciona

motor tsi

La evolución de la mecánica del automóvil es cada vez más latente en los últimos años. Nuevos sistemas de seguridad, cambios en los sistemas de apertura, en los neumáticos, en la carrocería y, como no podía ser de otra forma, en los motores.

Uno de los cambios que supuso una revolución, hace ya casi 8 años en 2008, fue el motor TSI. Volskwagen lo presentó y el resto de marca los siguieron porque el motor mejoraba todo lo visto anteriormente hasta nuevos límites.

Y bien, ¿qué es un motor TSI? ¿Cuál es su funcionamiento? ¿Por qué es mejor que sus antecesores FSI o TFSI? Vamos a responder a todas estas preguntas.

Qué es un motor TSI

El TSI, cuyas siglas significan Turbocharged Stratified Injection o inyección estratificada turbocargada, es un tipo de motor que utiliza el grupo VAG (Volkswagen, SEAT, Skoda y Audi) y que obtiene más potencia que su antecesor, el FSI.

Fue creado en 2008 por los ingenieros de Volskwagen en búsqueda de cambiar el mundo de los motores de gasolina. Mientras que los TDI, motores utilizados anteriormente por la marca, conseguían sacar de un motor de 1.900 unos 150 caballos, los TSI llegan hasta los 170 CV con un motor de 1.400. ¿Una buena diferencia verdad?

Cómo funciona un motor TSI

El TSI tiene un funcionamiento bastante sencillo y que se basa en dos elementos: el hecho de tener el turbo integrado en el motor y el hecho de tener un compresor volumétrico. Ambos elementos permiten, de manera resumida, conseguir que se extraiga la máxima potencia de cada ciclo.

Para no entrar en mucho lenguaje técnico, le explicaremos cómo funciona este sistema sin hablar de demasiados tecnicismos:

  • Vehículo a baja velocidad: cuando el vehículo todavía está en las primeras marchas, el circuito de entrada se hace mucho más largo. De esta forma llena más lento los cilindros, consume menos y mantiene un rendimiento mucho más óptimo.
  • Vehículo a alta velocidad: a medida que la velocidad aumenta, todo el aire entra por un circuito que se va haciendo más y más corto. Los cilindros se llena antes, se optimiza la cantidad de aire con válvulas en los conductos de admisión y trabajan a una menor presión que los TFSI. Todo esto lleva a que, con un menor motor, se pueda obtener un rendimiento mucho mayor.

Lo importante de este motor TSI es que, además de conseguir una velocidad y potencia superior, es capaz de reducir el consumo. Teniendo en cuenta que vamos hacia un mundo en el que los coches cada vez deben consumir menos, es todo un avance conseguirlo a la vez que se aumentan las prestaciones.

Los problemas iniciales de este motor

Cuando se comercializó el TSI no todo fue tan bonito como en la teoría. La realidad es que los motores fallaban y vivían una buena parte de su vida en el taller. ¿Por qué? Porque la cadena de distribución no paraba de fallar.

Aun así, hoy en día estos motores funcionan sin problemas y las revisiones son similares e incluso menores que las de otros tipos de motor.

Como último detalle, puede que confunda este motor con el TFSI, ya que de hecho en algunas marcas (Audi sobre todo) aunque se monten los coches con TSI se sigue utilizando la nomenclatura TFSI. No me pregunten por qué, porque nadie lo entiende.

¿Quiere saber más sobre otros tipos de motor?

Este es el primer artículo en el que nos adentramos un poco en un tipo de motor concreto. ¿Le gustaría conocer más sobre el resto? ¿Y sobre la evolución del motor en el automóvil? Coméntelo y estaremos encantados de responder a sus peticiones con otros artículos similares al de este motor TSI.

Entradas relacionadas

Comentar