Guía para aparcar bien sin desesperarse en el intento

como aparcar

¿Se imagina tener que aparcar en un sitio como el que vemos en la fotografía? Una locura. Un movimiento mal hecho. Un cambio demasiado brusco. Un centímetro de más. Todo se convierte en una moto tirada en el suelo y usted con los papeles del seguro en su mano.

O quizás no.

Hoy hemos preparado una preciosa guía para saber cómo aparcar bien y sin tener que estar preocupado cada día por hacerlo. Sí, sabemos que en teoría usted aprendió esto en la autoescuela. Pero también sabemos que eso se olvida rápido y fácil, sobre todo si tiene un garaje propio.

¡Vamos a aparcar!

1. El método más simple y sencillo para aparcar

Seremos prácticos. Si tiene un coche de nueva generación, póngale sensores de aparcamiento y olvídese de aparcar. Incluso puede incluir un sistema de aparcamiento automático, aunque no le aseguramos que sea capaz de aparcar en sitios como el de la foto.

Para estacionar bien no hay nada mejor que esos "pitos" sonando cada vez que da marcha atrás y hacia delante. Mientras no escuche un largo "piiii" no deberá preocuparse.

¿Cuál es el problema de estos sistemas? Que cuando tenga que aparcar con un coche sin ellos va a sufrir. Uno se acostumbra rápido a lo bueno, ¿verdad?

2. Cómo estacionar sin ayuda de nadie

Ahora vayamos al sistema tradicional y al tipo de aparcamiento más complicado: el aparcamiento en línea. Está claro que aparcar en batería, sea marcha atrás o hacia delante, es bastante simple. Por ese motivo no vamos a molestarle hablándole sobre ello, salvo que lo pidan en los comentarios.

Sin embargo, aparcar en línea es otra historia. Si hay mucho espacio es tan fácil como aparcar en batería. Pero si le rodean dos motos o el espacio que hay es tan estrecho que cabe su coche y un alfiler por cada lado, la historia cambia.

Sabemos que las guías visuales gustan mucho, por lo que hemos buscado una infografía sobre cómo aparcar en línea. Está en ingles, pero no se preocupe porque la traducimos justo abajo.

como estacionar guia

  1. Encuentre un espacio ideal: encuentre un espacio en el que esencialmente quepa su coche. Aunque la infografía pida al menos un metro por delante y por detrás, seamos realistas: si cabe el coche, es suficiente.
  2. Póngase en línea y lo más cerca posible del coche delantero: sitúese justo en línea con el coche que está justo delante de su aparcamiento. Si el otro coche es más largo, solo tendrá que alinearse con la parte trasera.
  3. Gire hacia la izquierda: comience a girar el volante hacia la izquierda hasta que vea que el vehículo está al menos a 45º grados. Si es una curva estos grados varían evidentemente y deberá medir con más cuidado.
  4. Revise siempre la parte trasera: el espejo interior es su amigo para aparcar. Fíjese en él y vea la distancia que tiene con respecto al otro coche. Vaya con la marcha atrás muy lentamente, no hay prisa.
  5. Deje de girar: cuando la mitad del vehículo delantero se vea en su espejo interior, deje de girar porque habrá llegado a esos 45º grados.
  6. Gire en el otro sentido: cambie de sentido las ruedas y gire fijándose en que no toca el coche delantero. Tenga cuidado porque ahí hay un pequeño punto muerto de visión, sobre todo en el lado izquierdo del capó.
  7. Pare de girar cuando el coche esté alineado con el resto: cuando esté alineado casi lo habrá conseguido. Solo vuelva con el volante a la posición inicial central. A veces hay que girar hacia la izquierda y la derecha varias veces para que el coche no quede demasiado fuera en la calzada.
  8. Dé marcha atrás o hacia delante: dependiendo de lo cerca o lejos que haya quedado del resto de vehículos, de marcha atrás o hacia delante para quedar a una distancia similar de ambos. No tiene que hacerle la vida imposible a otro aparcando a medio milímetro.
  9. Devuelva el volante a la posición inicial: cuando esté a una buena distancia de ambos vehículos, ¡se acabó! Devuelva el volante a su posición central y ya podrá bajarse.

Aunque parezca que nos hemos saltado un paso con respecto a la infografía, simplemente hemos saltado el paso de volver a poner el volante en el centro entre el 5 y el 6. No tiene sentido hacerlo si puede girar hacia el otro lado directamente.

¿Cuál ha sido el peor lugar en el que ha tenido que aparcar?

Esta guía es simple pero efectiva. Si va a comenzar a conducir le ayudará mucho. Y si es de los que piensa que aparcar es una de sus peores pesadillas, también.

Ahora tenemos curiosidad por saber más sobre su experiencia sobre cómo estacionar bien: ¿cuál es el peor lugar en el que ha aparcado? 

Entradas relacionadas

Comentar