Tracción delantera, propulsión trasera o tracción total

Los autos vienen con diferentes disposiciones del motor y de la caja, tracción delantera, propulsión trasera o tracci Gón total. Hoy en día lo más habitual es la tracción delantera, que consiste en transmitir el par generado por el motor únicamente a las ruedas del eje delantero. La propulsión trasera es típica de fabricantes de gama alta como Mercedes, BMW o Porsche- consiste en transmitir el movimiento del motor a las ruedas del eje trasero. La tracción integral entrega la potencia del motor a las cuatro ruedas mediante un diferencial central que hace el reparto. ¿Cuál es el mejor sistema? El tipo de transmisión de potencia a las ruedas depende de la carga transportada y del trazado de la calzada, existen diferentes disposiciones del motor y de la transmisión en función de esta.

Motor delantero y tracción

Es el sistema más habitual en los automóviles, las ruedas delanteras son motrices y directrices, no posee árbol de transmisión, es un sistema empleado en vehículos de mediana potencia.

El motor delantero con tracción delantera es un sistema que transmite el par generado por el motor únicamente se transmite a las ruedas del eje delantero, el mismo eje en el que se encuentra la dirección del vehículo. La mayoría de vehículos de tracción delantera incorporan el diferencial en la estructura de la caja de cambios.

El sistema motriz es de los sistemas más modernos, se comenzó su uso en 1931, el primero fue un DKW F1, de la marca alemana Audi. Otros de los autos que utilizaron este tipo de tracción fueron, Citroën (1948), Saab (1949) y el Auto Unión 1000 (1958). En Audi se incorporó por primera vez en 1965 en el Audi F103. En 1969 se lanzó el Fiat 128, entre otros. En la década de los 80, las ventajas de la tracción y la ventaja de poder aprovechar el espacio, tanto para pasajeros como en el maletero, hizo que muchos vehículos compactos y de tamaño mediano lo adoptaran.

delantero

Motor delantero y propulsión

El motor delantero y propulsión trasera es un sistema donde las ruedas motrices son las traseras, y dispone de árbol de transmisión. Su disposición es algo más compleja, es la más utilizada en camiones y automóviles de grandes potencias.

La transmisión de la fuerza motriz se realiza sobre el eje trasero se denomina propulsión. La propulsión o tracción trasera es el sistema en el que la transmisión del movimiento del motor se realiza sobre las ruedas traseras. Es la forma inicial de construir vehículos autopropulsados de más de dos ruedas, dada la necesidad de que las ruedas del eje delantero fuesen orientables por la columna de la dirección.

Se viene utilizando en automóviles y camiones. En los autos solo permanece en vehículos de altas prestaciones y gran potencia, tales como Mercedes, BMW, Porsche, entre otros deportivos. En los camiones es la configuración ideal para el transporte de carga y por su peso.

La mayoría de vehículos de tracción trasera tienen el motor montado longitudinalmente en la parte delantera del mismo, transmitiendo el movimiento al eje trasero a través de la caja de cambios, el eje de transmisión, el diferencial y los palieres traseros.

trasero

Motor trasero y propulsión

Esta disposición es en la que sus ruedas motrices son las traseras y no posee árbol de transmisión. Este sistema no se utiliza con frecuencia en la actualidad, debido a que presenta problemas para la refrigeración del motor.

Esta implantación consiste en girar 180º sobre el eje trasero la anterior disposición. El motor longitudinal trasero está por detrás del eje y está acoplado al embrague y la caja de cambios. Esta contiene el diferencial y son motrices las ruedas traseras.

Presenta mayor adherencia de las ruedas al asfalto, en la fase de aceleración, mejor reparto de los pesos, permite situar el centro de gravedad lo más cerca del centro de las 4 ruedas.

Su construcción es más costosa, brinda menor espacio en el habitáculo, tiene la desventaja que pierde adherencia en las curvas, por la componente centrifuga sobre las llantas. En la propulsión trasera el efecto de la fuerza centrífuga hace que la zaga trasera del vehículo se desplace hacia el exterior de la curva lo que se conoce como sobrevirar.

Transmisión total

Los dos ejes del vehículo son motrices. Los dos puentes o ejes motrices llevan un diferencial cada uno. Con esta transmisión pueden, a voluntad del conductor, enviar el movimiento a los dos puentes o solamente al trasero. Este sistema se monta frecuentemente en vehículos todo terreno y en camiones de grandes tonelajes sobre todo los que se dedican a la construcción y obras públicas.

Tracción total 4x4 permanente

El sistema de tracción total permanente, también conocido como tracción integral distribuye siempre la fuerza de tracción entre las cuatro ruedas.

La fuerza de tracción se transmite al diferencial central a través de la caja de cambios y transmisión, desde aquí a la rueda de ambos ejes. El diferencial central tiene la misión de absorber el par de rotación entre las ruedas delanteras y traseras, compensando la diferencia de rotación de cada eje al tomar las curvas. Este tipo de tracción se usa en autos de alta gama y en vehículos todo terreno.

Una de sus grandes ventajas es el excelente control del vehículo, mayor adherencia y excelente reparto del par a cada eje en función del terreno. La desventaja esta en el consumo, ya que lleva todo el sistema de transmisión conectado y tanto su peso como el precio son elevados. En ciertas condiciones del terreno, puede ser necesario bloquear el diferencial para evitar perdida de tracción.

Su principal ventaja es un excelente control del vehículo, mejor adherencia y excelente reparto de par a cada eje en función de la adherencia. Sus eventuales desventajas son que aumenta el consumo del vehículo al llevar todo el sistema de transmisión permanentemente conectado, su mayor peso y su elevado precio. En ciertas condiciones fuera de carretera se hace necesario un bloqueo del diferencial central para evitar la pérdida de tracción.

permanente

Tracción total 4x4 conectable

Este sistema se basa en el sistema de tracción permanente en uno de los ejes, ya sea delantero o trasero. El otro eje se conecta al motor mediante un sistema de cambio a voluntad del conductor, o puede conectarse de forma automática mediante la aplicación de la electrónica, cuando detecta condiciones en la vía que le obligan a mejorar la tracción. Este tipo de tracción se utiliza más habitualmente en todoterrenos de gama media o económica.

En un sistema de tracción total conectable sin diferencial central, la fuerza de tracción del motor se transmite al cambio y de este a la caja de transferencia que reparte la transmisión a cada eje. Cuando se selecciona 2WD, la fuerza de tracción se distribuye a dos ruedas y cuando se selecciona 4WD, la fuerza de tracción se distribuye a las cuatro ruedas.

En algunos tipos de vehículos el conductor puede seleccionar mediante un convertidor  de par 4H, que permite la fuerza de tracción normal o 4L (marcha reductora), que se emplea cuando el vehículo requiere un par adicional y/o menor velocidad. Su principal ventaja, en comparación con la transmisión total permanente, es su sencillez constructiva, menor peso y reducido precio. Su desventaja principal es que no se debe circular a alta velocidad en firmes adherentes con el 4x4 conectado y que necesita ser activado manualmente antes de estar en situaciones comprometidas.

Para conectar la tracción total se puede emplear un dispositivo electrónico tipo  switch o botones en el panel de instrumentos o bien con una palanca selectora más pequeña que la usada para el cambio de velocidades.

conectable

Entradas relacionadas

Comentar