Trabajos de pintura teniendo en cuenta las condiciones climáticas

Complementando un poco el tema del trabajo de pintura teniendo en cuenta las condiciones climáticas trabajamos este artículo donde mostramos cómo afectan las condiciones climáticas a la pintura considerando el acabado monocapa y bicapa.

También trabajamos algunos de los productos que se utilizan de acuerdo a las condiciones climáticas y por último los defectos más comunes que se presentan a causa de las altas temperaturas.

Acabados monocapas y barnices.

En acabados monocapa y barnices se debe prestar atención a los endurecedores y diluyentes que vamos a utilizar para elaborar las mezclas en ciudades donde la temperatura es elevada. En la aplicación de estos acabados se deben respetar las indicaciones marcadas en las fichas técnicas de los fabricantes. Se pueden minimizar posibles defectos evitando aplicar manos excesivamente cargadas o mojadas y no sobrepasando los tiempos de evaporación entre capas.

Color bicapa al agua

Las altas temperaturas afectan de manera significativa a la aplicación de la base bicapa al agua y, de igual manera, tendrán una notoria influencia en el resultado final y en la calidad de la aplicación de la pintura. Estas altas temperaturas suponen que las aplicaciones serán más complicadas y resultarán más conflictivas, ya que pueden afectar de manera negativa el acabado, llegando a provocar algunos de los defectos de pintura más habituales.

Productos utilizados

Los productos que se emplean en condiciones de calor extremo deben permitir al pintor un trabajo cómodo, muy cercano a la aplicación del método estándar. Para tal fin el mercado ofrece diferentes opciones en endurecedores, diluyentes, masillas, aditivos y aparejos.

Endurecedores y diluyentes lentos o extralentos

Siempre debe respetar las indicaciones del fabricante de la pintura, en la ficha técnica vienen especificados los aditivos, catalizadores y diluyentes que se deben usar con altas temperaturas. Estos productos lentos o extralentos, permiten que las diferentes mezclas de 2k, como los aparejos, el color monocapa o los barnices no se activen o endurezcan rápidamente. Su vida de mezcla (post life) debe permitir la utilización de la totalidad de la mezcla preparada para el pintado de una sola pieza o del vehículo.

Masillas de poliéster

En cuanto a las condiciones de las masillas de poliéster, los fabricantes de pinturas no han desarrollado masillas de reacciones más lentas o de secado, sino que han variado el peróxido de benzoilo (endurecedor) para que el secado sea más lento. Así el pintor podrá trabajar la preparación y la aplicación sobre las superficies dañadas con tiempo suficiente y sin desaprovechar parte del producto.

Aditivos para mejorar la humedad

Dependiendo de las diferentes zonas geográficas, el reparto de la temperatura y de la humedad relativa del aire es bastante disparejo. De igual manera que las altas temperaturas influyen en los procesos de pintado, la baja humedad relativa también lo hace. Para subsanar el problema de la humedad del aire los fabricantes de pintura aportan al sistema tintométrico aditivos que ajustan la viscosidad de la mezcla, ayudando a controlar las aplicaciones de pintura los días en los que la humedad relativa del aire es muy baja y las temperaturas elevadas.

Aparejos

La aplicación del aparejo no es la más problemática con altas temperaturas; aun así, el pintor debe controlar el tiempo que transcurre desde la preparación del aparejo hasta su aplicación para que sea correcta y no ocasione problemas de catalización de los productos dentro del vaso de la pistola. Estose debe a que los endurecedores que se utilizan en la catalización de los aparejos son de secado rápido.

Defectos más comunes por altas temperaturas

Los defectos más comunes asociados a procesos de pintura bajo altas temperaturas son los que relacionamos a continuación. Es importante tener bien en cuenta llevar un proceso adecuado para la reparación en pintura. Los defectos que se presentan durante el proceso o posterior a este pueden ser costosos para el taller en tiempo y dinero. Donde se utilicen los productos adecuados y de la forma adecuada para evitar reprocesos. Algunos de los defectos más frecuentes son los siguientes.

Sombraso ráfagas

Las altas temperaturas no permiten que las partículas de efecto lleguen suficientemente húmedas al soporte, complicando su distribución. Al tratarse de escamas o laminillas de aluminio, hay que tener en cuenta que su mala disposición puede ocasionar sombras o ráfagas e incluso, afectar a la tonalidad y altura de tono.

Aplicación del color demasiado seca

Cuando el color que se está aplicando llega muy seco a la pieza, puede provocar falta de adherencia entre los diferentes sustratos o también partículas mal asentadas,  que ocasionarán asperezas en la base aplicada con el consiguiente riesgo de suciedades y motas en el acabado final.

Falta de adherencia

La falta de adherencia puede ser debida a una aplicación excesivamente seca  por las altas temperaturas, pero también cuando se alargan en exceso los tiempos de evaporación entre manos.

Velados o bajo brillo

En colores monocapas y barnices, las altas temperaturas pueden provocar bajadas de brillo, comúnmente conocidas como velados. Son provocados por temperaturas elevadas, exceso de carga en la aplicación y por la utilización inadecuada de endurecedores y diluyentes.

Hervidos

La combinación de las altas temperaturas con una mala elección de endurecedores y diluyentes, y un mal control de las temperaturas de secado, pueden propiciar este defecto.

Entradas relacionadas

Comentar