¿Afecta el clima el proceso de repintado automotriz?

Los talleres automotrices deben contar con herramientas que le permitan obtener una buena rentabilidad y calidad del proceso de pintura. Más allá de tener las herramientas idóneas para realizar el trabajo deben considerar los fenómenos atmosféricos cuando emprenden la tarea de re acabado.

Todo taller de pintura automotriz debe contar con una cabina de pintura pues es el mejor camino para tener una atmósfera controlada que asegure la ausencia de partículas suspendidas en el aire (que contaminan el proceso) y que, gracias a su temperatura mayor y estable, permite acelerar los procesos de aplicación y secado.

Sin embargo, es posible que aún en el mejor taller de colisión se presenten limitaciones en sus zonas de alistamiento y preparación dado que se encuentran expuestas a las variaciones del clima y la temperatura dependiendo de la altura sobre el nivel del mar. No es lo mismo preparar superficies en una ciudad que se encuentre sobre el nivel del mar que una que se encuentre a una altura superior. Esto quiere decir que no es lo mismo preparar superficies en Barranquilla que en Bogotá, tampoco es lo mismo preparar una superficie en un día soleado que prepararla en un día lluvioso.

Para poder equilibrar las operaciones y el resultado los proveedores el mercado ofrecen diferentes catalizadores y disolventes que están diseñados para trabajar con determinados productos, dependiendo de las temperaturas y condiciones en las cuales se vayan a utilizar, de manera que se logre controlar hasta cierto punto el desempeño de los mismos y equilibrar la productividad para que los talleres, en su proceso de aplicación, no tengan mayores variaciones.

Diluyentes

El diluyente es una mezcla de solventes que está especialmente balanceada para que la pintura alcance unas cualidades ideales durante la aplicación y las mejores características de la película una vez queden aplicadas.

Un diluyente permite ajustar la viscosidad de la mezcla y a través de esta su fluidez. El diluyente se  complementa con el catalizador. Así que debemos tener en cuenta que entre más alta sea la temperatura del medio ambiente, más lento debe ser el disolvente, y viceversa.

Aunque parezcan muy similares los disolventes todos los fabricantes de pintura desarrollan sus productos teniendo en cuenta la composición, y por tanto, al mezclar diluyentes entre marcas es posible que se obtengan resultados muy diversos si no se tiene en cuenta las particularidades del producto.

Estas variaciones pueden modificar las propiedades de la pintura generando defectos graves en la película, que se pueden manifestarinmediatamente o a largo plazo, aunque no sean visibles en el momento de la aplicación.

Hay que tener en cuenta que todos los diluyentes tienen un poder de dilución diferente; por tanto, es posible que con el mismo se obtengan viscosidades diferentes de aplicación. Esto sucede porque no todos los productos que parecen similares utilizan las mismas resinas (componentes formadores de la película) y por lo tanto la disolución efectiva de las mismas puede requerir diferentes solventes.

Al ser distinta la composición también será distinto el secado del producto aplicado, llegando, en casos extremos a presentar incompatibilidad entre los diferentes elementos que componen la pintura.

En el caso de los productos con pigmento (colores bicapa y poliuretanos), debe destacarse que tanto los pigmentos comunes como los metálicos (aluminios) y los perlados, se encuentran suspendidos en la pintura líquida gracias a la protección y a la estabilidad que le aportan las resinas y dispersantes.

Los catalizadores

Un catalizador es una sustancia que acelera alguna reacción química. En el caso del pintado de automóviles es un endurecedor de la mezcla, lo cual acelera o ralentiza el tiempo de secado de la misma y así aumenta la rentabilidad del taller.

Tal como en los disolventes, los catalizadores vienen de diversas características técnicas. Por esta razón se debe verificar tanto su origen como su compatibilidad con los productos de pigmento con que se piensa usar. Dados sus componentes especiales, son altamente incompatibles entre las diferentes marcas y tipos, al punto de que no hay margen de error.

Como una consideración especial los expertos en repintado automotriz aconsejan “para trabajar con calor es necesario usar endurecedores y diluyentes lentos o extralentos”.

Barniz

Es importante fijarse que las marcas de los sistemas de pintura (disolvente, catalizador y barniz) sean compatibles, y si además, están formulados para pigmentos bicapa perlado, metalizado, etc., o para poliuretano también sean compatibles.

También es posible encontrar en el mercado tecnologías que nos ofrecen un secado lento, mediano y rápido. Son características que contrastan con la compatibilidad del producto que se quiere acelerar. Como regla general se establece que entre más alta la temperatura del medio ambiente, más lento debe ser el catalizador utilizado y viceversa.Así mismo hay catalizadores lentos para zonas cálidas: catalizadores medianos, para zonas frías; y rápidos, para trabajos en temperaturas por debajo de lo normal (entre 8 – 10 °C).

A veces el técnico olvida estas premisas y con el fin de reducir el tiempo de secado o por acelerar un proceso aplican los aditivos de forma inadecuada. Por ejemplo, en una ciudad  a 300 metros de altura sobre el nivel del mar, aplican barniz rápido, le ponen la lámpara de secado y lo dejan en la cabina; ¿cuál puede ser el resultado?  Definitivamente un defecto de pintura. Si tienen dudas acerca del proceso de repintado o algún otro tema no dude en dejarlo en los comentarios.

Entradas relacionadas

Comentar