Sistema de distribución

El sistema de distribución es el conjunto de piezas que regulan la entrada y salida de los gases al cilindro para su llenado y vaciado. A mayor cantidad de aire que entra en el cilindro, mayor será la potencia que desarrolla el motor, por esta razón es fundamental el sistema de distribución, quien se encarga de regular los tiempos de funcionamiento del motor.

Los motores de gasolina actuales tienen un giro rápido del motor, mientras más rápido se hace más difícil la apertura y cierre de válvulas. De aquí que estas abren y cierran muy rápido. Lo ideal es que la válvula de admisión se abra un poco antes del inicio de la carrera de admisión, y la de escape un poco antes de iniciarse la carrera de escape, para ayudar así al vaciado y llenado de los cilindros. En esta entrada les contaremos acerca del sistema de distribución sus partes y funcionamiento.

Partes del sistema de distribución

El sistema de distribución está compuesto por diferentes elementos que se encuentran dentro del sistema y otros exteriores.

Elementos interiores

Al interior de la culata encontramos las válvulas, son las encargadas de abrir y cerrar los orificios de entrada  y salida de la mezcla de gases al cilindro, reconocemos dos tipos de válvulas, admisión (permiten la entrada) y escape (permiten la salida). Y otros elementos que permiten el funcionamiento de la válvula como los muelles, las guías y los asientos de válvula.

  • Válvulas
  • Muelles
  • Guías de válvulas
  • Asientos de válvulas

Elementos exteriores

Son el conjunto de mecanismos que sirven de mando entre el cigüeñal y las válvulas. Estos elementos son: árbol de levas, elementos de mando, empujadores o taqués y balancines. Según el sistema empleado, los motores a veces carecen de algunos de estos elementos.

  • Árbol de levas
  • Taqués.
  • Taqués hidráulicos.
  • Varilla empujadora.
  • Balancines
  • Basculantes.

Elementos de mando

El sistema de mando de la distribución consta de un piñón en el cigüeñal, opuesto al volante del motor y otro piñón que lleva el árbol o los arboles de levas en sus extremos, el cual gira solidario con él. En algunos motores diésel, se aprovecha el engranaje para dar el movimiento a la bomba de inyección. El acople entre los piñones de cigüeñal y árbol de levas se puede realizar de tres formas, por transmisión directa entre las ruedas dentadas, por correa y por cadena.

Transmisión por ruedas dentadas

ruedas-dentadas

En este sistema se transmite directamente el  movimiento entre las ruedas dentadas, cuando el árbol se encuentra muy separado del cigüeñal y no se pueden conectar directamente, se puede realizar a través de una serie de ruedas dentadas en toma constante entre sí para transmitir el movimiento. Los dientes de los piñones pueden ser rectos, éstos son ruidosos y de corta duración o en ángulo helicoidales bañados en aceite en un cárter o tapa de distribución, siendo éstos de una mayor duración. En el caso de dos ruedas dentadas, el cigüeñal y el árbol de levas giran en sentido contrario y, si son tres, giran el cigüeñal y árbol de levas en el mismo sentido.

Transmisión por cadena

cadena-distribucion

Este método se utiliza cuando el cigüeñal y el árbol de levas están muy distanciados. Aquí se enlazan los engranajes mediante una cadena. Para permitir un ajuste adecuado en la cadena se instala un tensor, puede ser un piñón o un patín pequeño de fibra, se ubica a la mitad del recorrido y está conectado con un muelle, manteniendo la tensión requerida. Este sistema disminuye el ruido y el desgaste, ya que evita el contacto directo entre los dientes.

Transmisión por correa dentada

correa

El principio es el mismo que el del mando por cadena, sólo que en este caso se utiliza una correa dentada de neopreno que ofrece como ventaja un engranaje más silencioso, menor peso y un coste más reducido, lo que hace más económica su sustitución. Es el sistema más utilizado actualmente, aunque la vida de la correa dentada es mucho menor que el de los otros sistemas. Si se rompiese ésta, el motor sufriría grandes consecuencias. Estos piñones se encuentran fuera del motor, por lo que es un sistema que no necesita engrase, pero sí la verificación del estado y tensado de la correa.

Entradas relacionadas

Comentar