Que no hacer para sacar un auto del barro

Quizá a más de un conductor le ha tocado quedarse atascado en el barro con su vehículo al manejar por una calle de tierra luego de una fuerte lluvia.

Esta situación puede desesperar a la mayoría de conductores expertos y novatos, ya que el simple hecho de quedarnos botados nos trae inseguridad, y por consiguiente, cometemos los errores más comunes que impiden que el auto salga.

Ya sea por diversión o por simple desplazamiento de un lugar a otro que necesita atravesar caminos destapados, debe conocer la técnica y el procedimiento para pasar por el barro, en esta entrada les contaremos lo que no debe hacer.

Que no debe hacer

Por mala suerte, los impulsos más habituales que tenemos los conductores cuando el carro se queda atrapado son los más contraproducentes y los más peligrosos.

Pisar el acelerador a fondo

En el momento en que el carro se queda atrapado en el barro, las ruedas pierden tracción y comienzan a patinar. Acelerar solo empeora la situación, ya que el vehículo se va a hundir cada vez más. Se empieza a despedir trozos de barro y piedras que actúan como proyectiles contra todo lo que se encuentra alrededor incluso contra las personas.

Empujar el auto desde atrás

Se trata de una práctica habitual pero no está carente de riesgos, especialmente, si se está circulando por una pendiente ascendente. En el mejor de los casos, la persona que esté empujando terminará totalmente embarrada. Sin embargo, una incorrecta maniobra podría hacer que el carro se desplazara hacia atrás, poniendo en peligro la integridad física de la persona que trataba de ayudar.

Tratar de sacarlo con el punto del embrague

Esta acción acaba con la integridad del embrague, cuando esté realizando esta práctica sentirá un olor a quemado, el embrague comienza a patinarse sin hacer tracción y debido a la temperatura puede llegar a destrozarse completamente.

Girar la llave por desesperación

Debido a que el embrague empieza a patinar, el auto empieza a apagarse, y en el momento de la desesperación se empieza a girar sin piedad de la llave hasta que definitivamente el auto no da encendido. Lo que quiere decir es que ya no solo se dañó el embrague, sino que posiblemente el motor de arranque también acaba de sufrir un daño.

No activar el 4x4

En esta situación tan crítica, por el puro estrés activamos el sistema 4x4 en el momento equivocado o pensamos que lo tenemos activado y no se activó (en sistemas electrónicos) y en definitiva no aplicamos la técnica adecuada para sacar el carro del fango.

Selección de los neumáticos

Es definitivo, si los neumáticos no son para todo terreno, en definitiva no vamos a salir solos del barrizal. Por el contrario el auto se patinará más y va a ser más complicado que salga por sus propios medio, en caso tal será necesario sacarlo con la ayuda de otro carro.

Auto inadecuado para la zona

Antes de enfrentar este tipo de caminos debemos conocer si nuestro auto cumple con las características para transitar completamente. Para este fin debemos saber cuál es la altura libre al suelo, preferiblemente el auto debe tener doble tracción para todo terreno, el AWD no es para campo traviesa, este sistema está diseñado para mejorar el performance en carretera y una que otra salida a terreno suave.

Debe conocer hasta que nivel debe llevar el auto en el agua, esta información se encuentra en el manual del usuario y muchos autos que venden como todo terreno en su manual dicen que solo debe meterse a la altura del perfil de la llanta.

Otro aspecto importante para abordar en el auto para este tipo de terrenos es: el ángulo de entrada, el ángulo de salida, el ángulo ventral y la capacidad de vadeo (altura para entrar en el agua) estas dimensiones son las que en definitiva le dan la capacidad todo terreno a su auto, así es que si por trabajo o por diversión requiere este tipo de autos, no se deje engañar, documéntese muy bien antes de comprar un auto que en definitiva lo va a dejar metido en el barro.

Entradas relacionadas

Comentar