Convertidor de par, síntomas de falla

En otra entrada hablamos de las fallas comunes del convertidor de par, en esta entrada les vamos a mencionar los principales síntomas de falla en el convertidor de par. Estos signos o situaciones que nos indican que algo está fallando en el convertidor de par.

Deslizamiento de la transmisión.

Un síntoma muy común en un convertidor de par defectuoso es cuando la transmisión se desliza al acelerar. Se siente que el motor está más acelerado que la transmisión y esta sensación no se ve reflejada en las revoluciones en el tablero.

Este problema con el convertidor de par se muestra bastante rápido, ya que el fluido no se puede manejar correctamente. Si no se pasa suficiente o demasiado líquido a la transmisión, puede hacer que los engranajes se deslicen y, a menudo, sentirá una pérdida de aceleración.

También puede notar una caída repentina en la economía de combustible de su automóvil.

El fluido bajo o ineficaz también puede ser el culpable, por lo que primero debes revisar el fluido si experimenta deslizamientos.

Ralentí áspero.

Se siente un Ralentí áspero, suena diferente en mínima, a veces es demasiado bajo o demasiado acelerado, este puede ser un síntoma de falla en el convertidor de par.

Si el convertidor de par está defectuoso, puede tener muchas presiones diferentes dentro de él, lo que causará un ralentí brusco.

El auto comienza a presentar estremecimientos al conducir entre 50 y 70 Kph, esto podría significar que tiene problemas con el convertidor de par en la mano. Se siente un poco más sobre caminos accidentados o baches.

Los temblores aparecen y desaparecen sin previo aviso, por lo que, una vez que lo sienta la primera vez, debe comprobar la transmisión lo antes posible. No espere a que vuelva a suceder.

Aceleración brusca.

La aceleración brusca también es un síntoma conocido del convertidor de par defectuoso. Se debe generalmente a los picos de presión que experimenta el convertidor o al hecho de que se esté deslizando como en el síntoma ya mencionado.

Si tiene indicios, revise su medidor de revoluciones para identificar sobresaltos durante la aceleración. Si observa este tipo de situaciones lo más seguro es que debe ir al mecánico.

El auto no se mueve en la marcha atrás.

Si su automóvil no se mueve en absoluto en la marcha atrás, es posible que haya un convertidor de par completamente defectuoso que lo esté causando.

Sin embargo, un automóvil que no se mueve en marcha puede ser causado por muchas cosas diferentes y debe diagnosticarse adecuadamente antes de reemplazarlo.

Sobrecalentamiento de la transmisión.

Cuando el convertidor de par se desliza mientras conduce, puede causar un calentamiento innecesario del líquido de la transmisión, que incluso puede calentarse tanto en un punto que puede hervir.

Un convertidor de par deslizante desgastará la transmisión realmente rápido.

En algunos casos, tiene sensores de temperatura que encienden el testigo en el tablero de la unidad de control de la transmisión, esto indica que el convertidor de par se está deslizando.

Si observa el medidor de temperatura y resulta que se está sobrecalentando, esto podría significar que el convertidor de par no funciona correctamente.

El sobrecalentamiento es probablemente el signo más común de problemas con el convertidor de par, ya que una caída en la presión del fluido hará que la transmisión se sobrecaliente.

También podría ser un signo de niveles bajos de aceite o un solenoide que funciona mal, así que debe comprobarlo primero.

Ruidos de la transmisión.

Escuche en modo inactivo y mientras acelera, si puede sentir o escuchar ruidos extraños en el convertidor de par.

Escuche en el medio del automóvil debajo de la palanca de cambios si puede escuchar ruidos extraños.

Si escucha ruidos, levante el automóvil y vea si puede haber otras cosas que causan los ruidos antes de reemplazar el convertidor de par de transmisión.

Entradas relacionadas

Comentar