¿Qué es el freno de motor y como funciona?

Se habla mucho acerca del freno de motor, y no está de más que muchos se  hagan la pregunta ¿Qué es y cómo funciona? Para darles un adelanto, el freno de motor es un concepto, más no es una pieza como tal.

En esta entrada vamos a hablar sobre qué es, cómo funciona y como aplicarlo teniendo en cuenta el terreno. Todo de una forma muy sencilla y práctica, para que después de realizar la lectura utilicen el freno de motor y aprovechen al máximo el auto.

¿En qué consiste el freno de motor?

Como veníamos diciendo, el freno de motor es un concepto, no una pieza. Un concepto orientado a una relación de marchas en la caja de cambios y una presión en el pedal del acelerador donde se inyecta el combustible de forma gradual.

Lo primero que debemos saber es que, al engranar un cambio bajo (segunda o tercera) sin pisar el acelerador, el auto tiende a frenarse. Este efecto se debe a que la caja de cambios ejerce mayor presión que la velocidad que lleva el auto sobre la marcha.

El freno de motor es más perceptible si vamos con la primera marcha engranada. Si por el contrario vamos  en un cambio alto (quinta o sexta) y nos dirigimos a una velocidad de 100 km/h la velocidad será mayor a la presión ejercida por la caja.

¿Cómo funciona el freno de motor?

Sigamos el ejemplo, el vehículo esta en quinta, si frenamos ligeramente y bajamos el cambio a cuarta, al soltar el pedal del acelerador notamos que el auto tiende a ir reduciendo la velocidad, si en cambio reducimos a tercera, el freno de motor es más acentuado.

Es decir, el freno de motor actúa en función de las revoluciones a las que esté funcionando el motor. Eso sí, hay que tener en cuenta de que si presionamos el pedal del embrague todo esto se pierde, ya que al accionar el embrague prescindimos de la caja de cambios en el momento del presionado.

Si tenemos que poner una definición a este concepto, es la reducción de la velocidad del vehículo, prescindiendo del pedal del freno, ayudándonos de la relación de marchas y sus correspondientes engranajes, con la introducción de combustible que regulamos mediante el pedal del acelerador. La definición es realmente más compleja que la actividad.

Tipos de frenada según el terreno

El modo de frenado varía dependiendo del tipo de pendiente que el vehículo vaya a sortear, a mayor inclinación será más complicado el frenado mediante la caja de cambios o el freno de motor.

Para ampliar el concepto, desglosaremos la frenada de acuerdo a las siguientes condiciones:

Subida

En una subida muchos dirán que no hace falta frenar, que sucede al contrario. Pero en algo nos sirve entender el concepto del freno de motor, el cumple con su trabajo.

Si estamos subiendo una pendiente pronunciada, y soltamos el pedal del acelerador sin tocar el freno, el frenado mediante la relación de engranajes es instantáneo. Sin embargo, si accionamos el embrague, la inercia que lleve hará que continúe, alargando un poco el proceso.

Plano

En un terreno plano y sin inclinación, el uso del freno de motor es más interesante y se hace más notable a medida que vamos enganchando las marchas bajas. Cuando estamos conduciendo en el perímetro urbano, es valioso durante un atasco, en donde debemos acelerar y frenar constantemente.

Si no encontramos ningún tipo de inclinación, el uso del freno de motor se hace más interesante. Como acabamos de comentar, se hace más notable cuando estamos engranando marchas más bajas. Algo interesante cuando estamos haciendo una conducción urbana, incluso es más interesante todavía si estamos en un atasco, en donde tenemos que frenar constantemente.

Al ir transitando engranamos la primera, luego soltamos el acelerador por unos segundos y notaremos cómo el auto empieza a detenerse. Esto se debe a que la relación de engranajes es más fuerte en la primera, y su comportamiento será descendente a medida que vamos incrementando las marchas y la velocidad.

Por tanto, si engranamos la primera marcha, si soltamos el acelerador por un segundo, notaremos enseguida que el coche se empieza a detener. Eso es porque la relación de engranajes es más fuerte en la primera marcha, algo que va de manera descendente según incrementamos las marchas y la velocidad.

Bajada

Aquí es cuando el freno de motor se convierte en un aliado, cuando estamos descendiendo el uso del pedal del freno es más necesario, sin embargo depende de la velocidad de circulación. Si la velocidad es baja, lo mejor es disminuir el cambio, al mismo tiempo que pisamos el pedal del freno. Si la velocidad es alta, hay que pisar el pedal más tiempo y reducir poco a poco, ya que si bajamos de golpe las marchas, el motor se revolucionará en exceso, y tendremos que hacer un mayor uso del pedal del freno.

Entradas relacionadas

Comentar