Motor nuevo vs Motor viejo

Los avances en la tecnología en el mundo de hoy van a pasos agigantados. Mientras la tecnología en las comunicaciones van muy adelante, pareciera que los motores de los autos se han quedado dentro del mismo circulo.

Los propulsores usan los mismos principios básicos de la combustión entre un combustible y aire para crear una fuerza rotación que mueva el vehículo. Los más modernos han evolucionado para cumplir con la potencia y eficiencia que los conductores demandan.

El avance en los motores modernos frente a los anteriores se resume en eficiencia, rendimiento y control sobre las variables. Tienen la misma herencia y características similares, pero uno funciona muy bien en cada situación que se le presente, mientras que el otro no se puede adaptar fácilmente y requiere de ajustes.

Con los vehículos modernos los principios básicos aún aplican, pero con algunas diferencias que a continuación mencionaremos:

Los motores ahora son más eficientes

Los motores viejos: no son eficientes en realidad, debido a que la potencia se pierde en diferentes condiciones. Solo el 15% de la energía química que transforma de la gasolina se convierte en energía mecánica. Un 17% de la fuerza se pierde cuando está en marcha mínima y el porcentaje más alto (62%), se disipa atreves de la fricción y el calor,

Los motores modernos: tienen diversas tecnologías que los hacen ser más eficientes. Por ejemplo, la inyección directa mejora el desempeño en un 12% porque el combustible se quema de manera eficaz. El Turbo utiliza los gases del sistema de escape, comprimen la mezcla y la manda a los cilindros. Con un mejor aire comprimido y gasolina se obtiene una mejor explosión. Las válvulas de distribución variable y la desactivación de cilindros son tecnologías que permiten al propulsor usar sólo el combustible que necesita.

Los motores ahora son más rápidos

Los autos de hoy con todos los accesorios y elementos de seguridad son más pesados y los motores también tienen que cargar con el lastre de todo esto. En algunos casos mover cargas pesadas a altas velocidades.

Los motores de hoy son más poderosos que sus antecesores; para lograr potencias altas los motores antiguos se valían del cilindraje, a mayor cilindraje mayor potencia. Esto ha cambiado con los motores actuales, si un motor antiguo de 3,8 litros lograba producir 110 caballos hoy es posible lograrlo con tan solo 1.6 litros o menos.

La potencia no es todo lo que buscan los usuarios, así que el ahorro de combustible también es importante pero sin pérdida de potencia. Por esta razón los motores downsize pero potentes.

Los motores modernos son más pequeños

La moda en los motores modernos es contraria a lo que veníamos mencionando, estábamos acostumbrados a los autos musculosos, con motores de gran tamaño y cilindraje. Esto ha cambiado con el tiempo y ahora el downsize es lo de moda. Vehículos de bajo peso, bajo cilindraje y alta potencia.

La increíble reducción de los motores, tiene que ver con el objeto de mejorar su eficiencia. Los fabricantes automotrices han aprendido que no necesita hacer el motor más grande para obtener la potencia que el consumidor desea. Sólo necesita hacer que el propulsor trabaje de forma inteligente. La misma tecnología que ayuda a las máquinas modernas a desempeñarse de manera óptima, hace también que éstos generen mayor fuerza sin la necesidad de ser más grandes.

Los motores modernos son inteligentes

La diferencia entre un motor antiguo y uno moderno es este aspecto, que los modernos son inteligentes. La automatización se adueñó del funcionamiento del motor. A través de la electrónica y la programación se gestiona operaciones que en sus inicios eran mecánicas y ahora son logradas con mayor precisión y efectividad.

Logra que los motores trabajen de forma inteligente, por ejemplo el sistema Start/Stop que permite la desactivación de los cilindros durante el semáforo y permite retomar la marcha cuando se requiere velocidad. La desactivación de cilindros colabora a que los motores sean más eficientes, dado que sólo usa el combustible que se llega a exigir y extiende el esfuerzo en el tiempo que se solicite.

Las válvulas de distribución variable es otra tecnología que ayuda a que un motor trabaje de manera inteligente. Sin este sistema, las válvulas del motor se abren en la misma proporción, tiempo y distancia, sin importar qué tan duro está trabajando el motor. Esto desperdicia el combustible. Con la apertura variable de válvulas,  la operación se logra de forma optimizada, de acuerdo con el tipo de trabajo que la máquina exige. Esto ayuda que el motor use menos gasolina y funcione de forma eficaz e inteligente.

Otras novedades

Los autos híbridos, con modernos motores que son asistidos por propulsores eléctricos impulsados por baterías. Un motor eléctrico puede ayudar en bajas velocidades, también ayuda a otorgar una potencia extra cuando es necesario, por ejemplo en el momento que el auto está acelerando a fondo.

Tener un propulsor eléctrico como respaldo, ayudará a que el de gasolina pueda ser más pequeño y menos poderoso, lo que ahorra combustible. No obstante, en algunos casos, los fabricantes automotrices están combinando los propulsores eléctricos con motores a gasolina más poderosos, para otorgar un mejor desempeño y aceleración.

Entradas relacionadas

Comentar