Señales que indican que las llantas están de cambio

Los neumáticos son importantes en el automóvil, hemos escrito diferentes artículos que hacen referencia  a diversos aspectos como la presión de aire, tipos de llantas, el significado de los diferentes códigos, etc.

Sin embargo hay una pregunta que me hacen algunos amigos, ¿cuándo se deben cambiar las llantas? O ¿cada cuánto deben cambiarse? Este tema es un poco más complejo y depende del uso que cada conductor le dé a las llantas.

En esta oportunidad para ayudar a los amigos que me preguntan cuándo cambiar las llantas, vamos trabajar las señales que indican cuándo un neumático esta para cambio.

Profundidad de la banda de rodadura

profundidad

La banda de rodadura no debe tener menos de 1.6 milímetros de profundidad. Es el nivel mínimo permitido por las autoridades de tránsito y también es el nivel donde las llantas pierden la adherencia al asfalto.

Una forma para identificar la profundidad que tiene la llanta sino cuenta con la herramienta especializada es utilizar una moneda para insertarla en las ranuras. Si alcanzas a ver la punta de la moneda, es decir, apenas el borde, quiere decir que necesita un cambio de neumáticos.

Indicador de uso

labrador-barra-indicadora

Las llantas nuevas traen un sistema conocido como las barras indicadoras de uso. Estas son invisibles o apenas se alcanzan a ver cuando los neumáticos son nuevos o con poco uso, pero gradualmente se empiezan a notar tan pronto la cubierta se vaya acabando.

Visualmente son barras planas de caucho que corren perpendicularmente a la dirección de la banda de rodamiento. Si una o más de éstas se encuentran evidentes en una llanta, el borde se está terminando. Esto debería ser bastante obvio al momento de pasar por un charco, ya que el  neumático irá dejando huellas húmedas de las barras.

Ahora si en más de una llanta se observan las barras de uso, quiere decir que necesita un juego de llantas urgente.

Grietas en el flanco del neumático

grietas

Los problemas en las llantas no son solo en la banda de rodadura. También se presenta en las paredes laterales o flancos. Revisar el flanco es fácil, es la parte más visible de la llanta. Cortaduras o grietan son evidentes a la vista. Son el daño más grave que se puede presentar en la llanta, suelen aparecer por una presión de aire inadecuada, también pueden ser causa de un neumático que ha caducado o por algún golpe recibido directamente sobre este.  En el  momento  que las grietas empiecen a verse realmente mal, tendrá que comprar neumáticos nuevos a la brevedad

Protuberancias en el neumático

protuberancia

A veces la superficie de una llanta empieza a debilitarse. El resultado pueden ser protuberancias o burbujas que se extienden a lo largo de la misma. Éstas son similares a un aneurisma en los vasos sanguíneos, si no se atiende pueden reventar una arteria. En el caso de una llanta van a hacer lo mismo. Es un punto débil que conseguirá explotar la superficie en cualquier momento y dejarte varado en la carretera. Por eso si notas que tu llanta tiene ampollas o abultamientos es momento de cambiarlas.

Vibración excesiva

Como vimos en nuestro artículo sobre vibración en el automóvil las llantas pueden ser foco de este efecto sobre el vehículo.

La vibración se puede presentar por diferentes factores como alineación, balanceo o suspensión, también una llanta con protuberancias puede generar este efecto durante el transito.

Es por lo anterior que  si nota que su auto vibra y especialmente si no está conduciendo en caminos destapados, tendrá que llevarlo a una revisión.

Entradas relacionadas

Comentar