¿El auto consume más combustible con las ventanas abajo o usando el aire acondicionado?

El cambio climático, el calentamiento global y el precio de los combustibles nos llevan a buscar alternativas para sobrellevar el calor. Y siempre surge la cuestión de que es mejor, ¿Cómo se consume más gasolina con los vidrios abiertos o usando el aire acondicionado? Porque la idea es no sufrir el calor exterior.

Para dar respuesta a esta pregunta debemos considerar diferentes factores. El primero tiene que ver con la resistencia del aire en el auto y cuanto combustible extra requiere para su funcionamiento. El segundo corresponde al funcionamiento del sistema del aire acondicionado, en la mayoría de autos el aire viene acoplado al funcionamiento del motor y por ende aumenta el consumo de combustible durante su funcionamiento, así que necesitamos saber cuánto consume de más.

Analicemos el comportamiento

Con los vidrios abajo

El aire penetra en el habitáculo ofreciendo resistencia al movimiento, atrapa el aire causando una inmensa resistencia, suficiente como para reducir la velocidad.  De esta forma el motor debe trabajar un poco más para vencer esta resistencia, así que indudablemente se incrementa el consumo de combustible.

Con el aire acondicionado

El aire acondicionado funciona de forma conjunta con el movimiento del motor. A través de la correa de accesorios el compresor se acopla al funcionamiento. Un elemento adicional dentro del arrastre del motor incrementa el consumo de combustible y reduce en una proporción la potencia. Los aires acondicionados modernos vienen diseñados para reducir el impacto que genera su uso en la potencia y aumentan la velocidad de enfriamiento, así puede lograr enfriar el habitáculo en un tiempo menor.

Como vemos las dos condiciones incrementan el consumo de combustible y reducen la potencia.  ¿En qué porcentaje? Podría calcularse en un trayecto ayudándole a tomar la decisión. Sin embargo podríamos utilizar el auto usando las dos alternativas, dependiendo de las circunstancias puede ser mas benéfico transitar con las Ventanas abiertas o con el aire acondicionado.  A continuación les contamos cómo.

Cuándo usar las Ventanas abiertas

Cuando conducimos a bajas velocidades es más recomendable transitar con las Ventanas abiertas.  De esta forma obtenemos una mayor eficiencia, debido a que la resistencia del viento es menor con la velocidad.

A medida que vaya incrementando la velocidad la resistencia del viento va aumentando. La resistencia es menor cuando transitamos a 40Km/h que si conducimos a 100 km/h, la fuerza aumenta de forma exponencial, casi cuatro veces la fuerza.

La velocidad recomendada para utilizar el aire acondicionado para mejorar el consumo de combustible es de 60 km/h. La razón es simple porque a baja velocidad el motor está produciendo menos energía, así que tendría que trabajar mucho más para proveer la misma potencia a otros accesorios como el compresor de aire. Cuando el motor está operando a altas velocidades, ya está produciendo mucha energía tanto para el mismo como para otros equipos adicionales.

Cuándo usar el aire acondicionado

Según un estudio realizado por la SAE (Society of AutomotiveEngineers) en Estados Unidos, conducir con las ventanas cerradas y encender el aire acondicionado es la forma más eficiente para el ahorro de combustible. Sin embargo algunas circunstancias pueden cambiar esta posición.

“La investigación del SAE fue realizada en un túnel de viento de General Motors en una pista desierta. Ahí se forzó al viento a estar de frente y un poco de lado para simular viento cruzado. En ese lugar, las temperaturas y la velocidad del vehículo fueron fabricadas en el estudio. Dos unidades fueron utilizadas para la prueba, una era un SUV con un motor V8 de 8.1L y el otro era un sedán grande con un propulsor V8 de 4.6L. En general, ambos mostraron que manejar con las Ventanas abiertas tiene un efecto significativamente negativo en la eficiencia de combustible, más que usar el aire acondicionado.”

En el sedán, con las ventanas abajo, la economía se redujo en un 20%, mientras que para el SUV fue sólo del 8%. La investigación concluyó que entre más aerodinámico es un auto, mucho mayor resistencia se creará con las Ventanas abiertas.

Cuando se conduce a velocidades superiores a 80 Km/h con las ventanas abajo, la eficiencia del combustible se reduce en un 20% o más. Aunque cabe aclarar que usar el aire acondicionado si disminuye el ahorro del combustible, pero en menor medida. Enfriar el aire a través del compresor sólo afecta el rendimiento en un 10%.

Por lo tanto si viaja a velocidades mayores a las mencionadas, lo mejor es usar el aire acondicionado. Pero, ¿Qué pasa a menor velocidad en traslados cortos? Quizás se incremente el consumo de combustible, lo mismo sucede cuando estamos circulando por una pendiente.

Entradas relacionadas

Comentar