Los colores y los autos

El color en los autos es algo más que gusto y personalidad; mientras unos eligen el color del auto de acuerdo a sus emociones y su personalidad, otros eligen el color de sus autos porque son más comerciales o más fáciles de vender.

Aunque no parezca algo relevante el color del auto influye notablemente en la reventa del vehículo, por tanto debemos considerar siempre el color del vehículo como aspecto importante a la hora de comprar el carro.

No influye directamente en el precio pero si puede influir en el tiempo que tardemos en la reventa; un auto con un color comercial puede venderse más rápido que un auto con un color que no lo sea.

Si quiere saber más acerca de los colores en los autos acompáñenos, hoy conoceremos cuales son los colores comerciales, los que no son tan fáciles de vender, los que todos quieren y los que pocos comprarían.

Los más comerciales

Son aquellos autos que tienen colores más apetecidos o más solicitados por los automovilistas, ya sea porque son más seguros, porque están presentes en la mayoría de los modelos de producción y porque a muchos les gusta.

Dentro de estos colores comerciales encontramos las diferentes gamas de plateados, grises, blancos, rojos y negros. Son colores que se encuentran más en los autos, son los colores más solicitados por los clientes y por estas dos razones son más fáciles de vender y nos demoramos menos en su venta.

Los menos comerciales

Son aquellos autos que tienen colores que no son del gusto general sino que son del gusto particular; colores como el naranja ocre, verde, colores pastel, rosa, algunos tonos de rojo, el azul, el bronce, café y el amarillo ya que en nuestro país el amarillo está destinado a los taxis.

Vale la pena recalcar que no todos los colores aplican para todos los carros, ciertos colores no les queda bien a todos los modelos, puede que a un Ferrari le quede muy bien el Rojo, pero a otro tal vez no le quede muy bien.

La llegada de los efectos especiales aumenta la complejidad y la variedad de colores que pueden usar los diseñadores de los fabricantes para crear los nuevos vehículos.

Muchos clientes de los clásicos fabricantes premium están apostando por opciones individualizadas para diferenciar su vehículo del resto de los compradores, y ya no vale con colores vivos y atrevidos, en la innovación está la diferencia. Las nuevas tendencias cromáticas para el sector de la automoción están apostando fuertemente por colores complejos y polifacéticos.

Los que muchos quieren

Desde sus inicios el color negro fue el predilecto y el blanco siempre ha sido asociado a la limpieza, en épocas más antiguas lo asemejaban a una barra de jabón. La imagen del color blanco siempre ha sido esta, la limpieza, desde hace poco el blanco se volvió en una tendencia y empezó a volverse un color más comercial.

Las nuevas técnicas y materiales de pintura también han ampliado el registro del color blanco, con colores perlados y nacarados que son más llamativos. Los materiales han evolucionado y ahora no existe duda en cuanto al cuidado y durabilidad de este color.

De acuerdo con PPG en América del Norte, el blanco es el color más popular, con un 23%. Le sigue el negro con un 19%, seguido del gris con un 17%, plata 15 %, rojo 10% y el azul 8%.

Para muchos de los mercados a nivel mundial el 60% de los consumidores identifica el color blanco como un factor importante en sus decisiones de compra de vehículos. Fue el color más vendido del 2015.

Los que pocos comprarían

Hay decenas y decenas de opciones para pintar un auto. Desde los clásicos blanco o negro hasta pinturas más arriesgadas e innovadoras como la pintura de camuflaje, la pintura con efecto mármol, los acabos mate y las nuevas propuestas de colores.

Colores brillantes o ácidos como la gama de colores de Citroën, que incorpora dentro de su oferta colores como el Hello yellow un amarillo limón, rouge aden que es un rojo brillante. Porsche por su parte implementa una gama de colores pastel y colores azules y  azul cercano al lila que se vuelven colores exclusivos de la marca y que pocas personas del común comprarían.

Algunos de los colores en los autos dependen directamente de la personalidad de los clientes, sucede igual que con la selección de la ropa, solo algunos arriesgados se enfrentan a utilizar los colores y diseños diferentes.

Y usted, ¿forma parte de que grupo? ¿Se inclina por los colores comerciales o los que pocos comprarían? Díganos de qué color es su auto a ver si podemos hacer una pequeña estadística entre todos los lectores de Pruebaderuta.com.

Entradas relacionadas

Comentar