Daños en el auto causados por los baches

No es común que nos encontremos con baches tan profundos como para generar estos daños, pero existen. En este caso también hemos de tener en cuenta que frenar inmediatamente antes de llegar al bache no siempre es la solución, de hecho puede empeorarla.

Pasar por un bache no deja solo la sensación de sacudida en el interior a los usuarios del vehículo, un golpe fuerte puede repercutir en algún elemento importante. Si usted es de los que atraviesa un bache sin tener las precauciones le explicaremos algunas consecuencias.

Llantas o neumáticos

Este es el elemento más obvio pues siempre está en contacto con el pavimento. Al caer en un bache, los neumáticos pueden pincharse o quedar con una especie de abultamiento, si esto sucede se deberá cambiar de inmediato. Es importante mantener la presión de aire correcta, en caso de que se encuentre por debajo de la presión, lo más posible es que ante un bache la llanta se estalle.

Suspensión

Este sistema es fundamental para absorber golpes, sin embargo tiene un límite en su resistencia. Caer en un bache puede generar una desalineación o que se rompa alguna de las partes que componen a la suspensión. Estos daños se pueden notar si el auto no mantiene la línea recta cuando el volante está centrado, con vibraciones inusuales o con un desgaste desigual de los neumáticos. Afecta amortiguadores, brazos de suspensión entre otros elementos.

Dirección

La dirección también es un sistema que se encuentra en contacto con las ruedas, por tanto, las terminales y brazos de la dirección sufren cuando caemos en estos baches.

Escape

Al estar colocada a lo largo del tren motriz del auto, está pieza está expuesta a los golpes por debajo del auto. Un bache profundo puede hacer que el auto raspe con el pavimento, lo que puede ocasionar un hoyo o abolladura en el escape. Si éste resultó dañado, el auto comenzará a hacer ruidos extraños y podría lanzar gases contaminantes sin control alguno.

Carrocería

Puede ser el daño menos grave, pero muchos dueños gustan de que sus autos se vean bien. Entre más bajo sea el auto, más probabilidades hay de que los guardafangos o las fascias golpeen el pavimento al caer en un bache dándole un problema a la gente que cuida la estética de su auto.

Rines

En el mejor de los casos, esta pieza solo resultará raspada y no creará ningún inconveniente. Pero puede suceder que quede abollada, astillada o con grietas perdiendo la forma redonda diseñada para que gire. Esto propicia que la llanta no gire bien o que ni siquiera pueda ser colocada de manera correcta. Un rin abollado puede ser reparado, pero si está fracturado no habrá otra opción más que cambiarlo.

Parabrisas

La consecuencia secundaria de un bache puede llegar incluso a provocar la rotura del parabrisas de nuestro auto. Los baches, si no se reparan a tiempo, solo van a empeorar con la circulación de vehículos sobre ellos. Cada auto que pasa sobre un bache va aumentando el bache. El alquitrán y la gravilla que conforma el firme se desprenden, y esos restos pueden ser proyectados a los autos que nos preceden.

Chasis

Los baches también pueden provocar daños más o menos importantes en el chasis de tu auto, que normalmente no son visibles inmediatamente.

Comentar