Encendido sin llave

Hasta la forma de dar encendido a un automóvil ha evolucionado, si nos remontamos a los inicios bastaba con girar una manivela para dar encendido, hoy en día existen diferentes formas de dar encendido al motor.

Podemos mencionar el sistema inteligente de entrada sin llave, que con el paso del tiempo ha ido evolucionando para convertirse en una opción más fiable y segura y que actualmente la encontramos en todos modelos y marcas de vehículos comerciales.

Dicho sistema permite a los conductores abrir el auto sin tener que introducir una llave en la puerta, si no tan solo pulsando un botón del mando o llave.

Elementos del sistema de acceso y arranque sin llaves

La experiencia al volante ha cambiado desde diferentes ángulos, ahora nos ahorramos hasta sacar la llave del bolsillo con los sistemas keyless. Además de los receptores y el transmisor de identificación de la llave de contacto, requiere de unos botones (táctiles o no) en la manijas de las puertas, un bloqueo eléctrico de la dirección, el botón de arranque y, por supuesto, la unidad de control o una centralita programada para estos efectos.

Los botones de las manijas

Todos estos elementos son necesarios para el correcto funcionamiento del sistema. Por ejemplo, los botones de las manijas sirven para que sea el propietario el que decida cuándo abrir. Si no existiesen, el auto tendría que abrirse por sí solo cuando detectan la llave cerca, algo que no es lo quiere o desea un propietario. Estos botones pueden estar colocados tanto en la superficie exterior de la manija como en la interior.

El bloqueo eléctrico de la dirección

El bloqueo de la dirección eléctrico también es importante para poder tener un arranque sin llave. Si el encendido se hace con una llave convencional, el bloqueo de la columna de la dirección puede ser mecánico, ya que es el giro de una llave el que puede acoplarlo o desacoplarlo. Cuando es un botón el que arranca, se necesita de un sistema eléctrico que supla ese movimiento para desbloquear o bloquear el volante.

Unidad de control

La encargada de gestionar todos estos elementos es una unidad de control. Normalmente es la propia PCM; ECM o una unidad independiente que cumple esta función gracias a la instalación de un software y una electrónica más compleja. Gracias a este elemento todos los dispositivos se coordinan y el sistema sabe por ejemplo cuando se detecta la llave, se presiona el botón y se pisa el pedal al mismo tiempo.

Lo último en el acceso y arranque sin llave

Como ocurre con muchas tecnologías que utilizamos hoy en día, la evolución de este equipamiento pasa por la industria de los smartphones. Más allá de las aplicaciones desde las que se puede ver el estado del vehículo y controlar varias funciones, ya hay sistemas que también son capaces de abrir el auto a través del móvil.

Bosch fue la primera que presentó el suyo propio llamado Perfectly Keyless, que utiliza el Bluetooth que tienen los móviles para suplir los emisores de corto alcance que hay en la llave. Volvo también anunció un sistema similar para sus modelos, aunque por el momento solo con el objetivo de ser un complemento a la llave, no un sustituto.

Pero los esfuerzos para convertir el móvil en la nueva llave del auto no se quedan ahí. El último movimiento que ha hecho en esta dirección ha sido gracias a un consorcio formado por marcas como BMW, Honda, Toyota, General Motors, Hyundai, Mercedes, el Grupo PSA y el Grupo Volkswagen. Lo que representa el 70% de la industria mundial de la automoción.

Su sistema se basa en la tecnología que ya se está usando para el pago contactless que tienen las últimas generaciones de móviles. Un sistema mucho más seguro que el de abrir el carro con la emisión de ondas de radio o infrarrojos, por las dificultades que presenta para ser hackeado.

El futuro del acceso y arranque sin llave

Si actualmente la tecnología busca eliminar la llave, el siguiente paso será eliminar cualquier dispositivo, incluido el móvil. Para ello la empresa Continental ha presentado un sistema biométrico que permite el acceso mediante huella dactilar o reconocimiento facial. Este método permitiría también el bloqueo en caso de que se robe, ya que solo se podría arrancar si el propietario coloca el dedo en el detector.

La tecnología de reconocimiento facial ya se está usando por ejemplo en el Subaru Forester de quinta generación. Aunque en su caso solo se utiliza para una versión más avanzada del detector de fatiga. Por el momento hay que buscar en prototipos como el Byton Concept SUV o el Kia Niro eléctrico, para ver este tipo de arranque sin llave mediante reconocimiento facial y puede que lo veamos en la calle en los próximos años.

Comentar