Anillos del motor

Los anillos del motor son esas piezas circulares que vienen en sección rectangular, que se alojan en el embolo del pistón, que cumple con diferentes funciones en el motor. Los anillos están fabricados en una aleación de hierro dúctil de cromo y molibdeno.

Los anillos reducen las fugas de los cilindros a un mínimo en condiciones reales de funcionamiento y proporcionan un control máximo de aceite.

En ésta entrada trataremos las funciones de los anillos, materiales de construcción, influencia en el buen funcionamiento del motor y las fallas prematuras.

Anillo superior (compresión)

El anillo de compresión se encarga de mantener el máximo de la fuerza que produce el motor. El anillo superior se fabrica para lograr el asentamiento instantáneo superior que permite sellar el embolo cilindro.

Los juegos de anillos superiores de alta calidad son revestidos con molibdeno, cromo o plasma-molibdeno para mejorar su rendimiento en condiciones exigentes. Estos materiales permiten que los anillos mantengan su integridad de sellado en presiones extremas y altas revoluciones.

Segundo Anillo (rascado)

La función primordial del segundo anillo es el control del aceite, el diseño del anillo con una cara cónica le permite funcionar como una raspadora, reduciendo de esta manera la posibilidad de que el aceite pase a la cámara de combustión. El diseño especial de éste segundo anillo permite una ruta de escape para los gases de combustión residuales, reduciendo así, la presión entre los anillos y manteniendo el anillo superior asentado en su ranura. Sin esta ruta de escape, la presión atrapada levantaría el anillo superior causando vibraciones y reduciendo el sellado en altas revoluciones. El segundo anillo está fabricado de hierro S.A.E.-J929, que proporciona una durabilidad excelente y un control superior del aceite.

Anillo de control de aceite

El tercer anillo está conformado por dos aros de acero inoxidable que hacen sus veces de pista y un aro elástico central (son tres anillos en uno). Los anillos de aceite funcionan para lubricar las paredes de los cilindros, los pistones, los anillos y los pasadores de muñeca sin entrar en el proceso de combustión. Los anillos de aceite ayudan al control de la temperatura, ya que enfrían el pistón dirigiendo el aceite a través de él.

tipos-anillos

Fallas prematuras en los anillos

Las fallas más frecuentes en los anillos del pistón se presentan por defectos de fábrica o por mal montaje en las intervenciones mecánicas.

Montaje invertido

EL montaje invertido de los anillos provoca un aumento del consumo de aceite, porque, en lugar de raspar, bombeará el aceite hacia la cámara y será quemado con la mezcla aire/combustible. También puede que aumente la contaminación del aceite por los gases de combustión, reduciendo la vida útil del aceite, generando daños en los demás componentes del motor. La forma de corregir este problema es sustituir el juego de anillos y montarlos con las marcas grabadas hacia arriba del pistón.

Montaje sobrepuesto

Un montaje del aro helicoidal o el expansor del anillo de aceite con las puntas sobrepuestas, comprometen la presión radial del anillo y la función de control del exceso de aceite existente en las paredes del cilindro, aumentando sensiblemente el consumo. Los anillos de aceite con aro helicoidal deben tener las puntas del aro colocadas a 180 grados de la abertura. En caso de anillos de aceite de tres piezas, las puntas deben estar separadas una de otra en 90 grados y no sobreponer las puntas del expansor.

Entradas relacionadas

Comentar