¡Abróchese a la vida y abróchese el cinturón de seguridad!

Abrocharse el cinturón de seguridad es un acto que salva vidas. Miles de personas mueren o sufren de lesiones en un accidente de tránsito cada año. Un acto tan sencillo como abrocharse el cinturón de seguridad puede hacer la diferencia.

Muchos piensan que es mejor no abrocharse el cinturón cuando el trayecto es corto, sin embargo un accidente de tránsito puede traer consecuencias fatales independientemente si el trayecto es corto o largo, la diferencia en las consecuencias la hace el cinturón de seguridad.

El cinturón de seguridad es un elemento sencillo de usar, libra de lesiones mayores  y muerte. Pese a todos los beneficios que aporta el cinturón para la seguridad vial, todavía existen personas que no lo usan de forma voluntaria o porque se les olvida.

Cinturón para el conductor y copiloto

El conductor y copiloto deben portar siempre el cinturón de seguridad ¿Por qué? En un eventual accidente de tránsito pueden sufrir lesiones graves contra el tablero, fracturas en las costillas con perforación de pulmón o lesiones craneoencefálicas contra el vidrio panorámico. En los sistemas complementarios como el airbag que trabaja de la mano con el cinturón de seguridad es imperativo llevar el cinturón. En una colisión puede sufrir lesiones en el pómulo y la mandíbula.

Si utiliza el cinturón de seguridad, puede presentar algunas lesiones y moretones pero no heridas de consideración o consecuencias fatales.

Cinturón de seguridad para los ocupantes de la parte posterior

Se tiene la idea errada que el cinturón de seguridad debe utilizarse para evitar una multa o infracción de tránsito y no debería ser así.  El cinturón de seguridad debe abrocharse para reducir el riesgo de lesiones o muerte durante la conducción.

No abrocharse el cinturón para un ocupante en la parte posterior del auto en un accidente de tránsito puede representar múltiples fracturas, podría salir despedido por alguna de las ventanas laterales del auto o salir propulsado hacia el conductor o copiloto, causando graves lesiones a estos, el conocido latigazo cervical.

Sistemas  de retención infantil

Este elemento es muy importante para la seguridad de nuestros hijos. En el mercado existen diferentes sillas para la protección de nuestros niños y sistemas en los autos para ajustarlos de forma efectiva como el sistema LATCH o ISOFIX.

En caso de un accidente si nuestros hijos no van correctamente ubicados en una silla de retención infantil y con el cinturón de seguridad abrochado,  podrían salir proyectados hacia el vidrio panorámico sufriendo trauma craneoencefálico, además rebotar contra el capo y luego contra el suelo, un desenlace fatal para los grandes tesoros de nuestras vidas.

Todos los autos incorporan cinturones de seguridad, utilizar el cinturón puede salvar la vida, su uso es sencillo y apenas le tomará unos segundos abrocharlo.

Utilizarlo correctamente retendrá nuestro cuerpo en caso de frenazos o colisiones impidiendo que impactemos contra el vidrio panorámico delantero, que choquemos contra el airbag o que aplastemos a los pasajeros delanteros en el caso que viajemos en el asiento trasero.  Así que ¡abróchese a la vida y abróchese el cinturón de seguridad!

Entradas relacionadas

Comentar