Uso del cinturón de seguridad

En la resolución 19200 de2002 se reglamenta la instalación y uso del cinturón de seguridad en el automóvil. El cinturón utilizado será el de la norma icontec NTC-1570 o la norma técnica que lo modifique o sustituya.

En el artículo 4 a partir del año 2004 los vehículos ensamblados en Colombia y los importados se le exigirán el uso de cinturones de seguridad en los asientos trasero, con las características técnicas NTC-1570.

La sanción establecida para el caso del uso de los cinturones de seguridad para los ocupantes será de (15) salarios mínimos diarios legales vigentes.

¿Qué es el cinturón de seguridad?

El cinturón de seguridad es un arnés para sujetar a un ocupante de un vehículo y mantenerlo asegurado a su asiento. Es un elemento de seguridad pasiva más efectivo, usado desde 1930 en la aeronáutica y posteriormente aplicado a los automóviles

¿Cuál es el objetivo del cinturón?

Evitar que el ocupante salga despedido por el panorámico a causa de la inercia, en caso que el vehículo sufra una parada repentina a causa de una colisión o una frenada brusca.

En los sistemas que vienen acompañados de airbag, cumplen un papel importante debido a que el sistema de retención del cinturón permite que la bolsa se infle antes de que la inercia lleve la cabeza de los ocupantes hacia adelante.

¿Qué tipos de cinturón existen?

  • Torácicos: de una sola cinta en diagonal, se encuentra en desaparición ya que no brinda control total como los de tres puntos
  • Abdominal: es el usado para la silla trasera en la parte frontal.
  • Tipo arnés: este tipo de cinturón es utilizado en los vehículos de competencia
  • Cinturón de tres puntos: es la combinación de los cinturones torácicos y abdominal son los que tienen mayor aplicación, sujetan tórax y abdomen, son los que brindan mayor protección.

¿Es importante el uso del cinturón en el asiento trasero?

Existe una creencia de que el uso del cinturón en el asiento trasero no es necesario. Para tener muy en cuenta los pasajeros de atrás van exactamente a la misma velocidad que los de adelante y el efecto de la inercia en la aceleración es el mismo, si bien es cierto que los pasajeros de atrás no tiene frente a ellos objetos rígidos, como el volante o el millaré, pero los asientos delanteros no están diseñados para absorber la energía del impacto.

A una velocidad de 80 kilómetros por hora frente a una colisión o desaceleración brusca los pasajeros de atrás no tienen como sujetarse y son proyectados contra los de adelante y pueden llegar a presentar una fuerza similar a la de un objeto de 1200 kilogramos a 10 kilómetros por hora, lo que podría matar o lesionar a los ocupantes de la parte delantera.

Entradas relacionadas

Comentar