Anclaje Isofix

El sistema de anclaje ISOFIX es un estándar ISO de sistema de sujeción para las sillas de seguridad para niños.

ISOFIX tiene unos puntos de anclaje estándares para ser manufacturados en los vehículos, permitiendo que las sillas de los niños se puedan montar de un modo rápido y seguro. Los puntos de sujeción rígidos se atornillan o sueldan a la carrocería del automóvil, con los enganches correspondientes para el asiento del niño, así se logra reducir la posibilidad de cometer errores instalando el asiento en el coche.

El anclaje ISOFIX es el que la Comisión Económica Europea de la Organización de las Naciones Unidas ha adoptado para su territorio y normalizado bajo la resolución ECE R16. Esta clase de anclajes tienen aptitud para los grupos 0, 0+ y 1, es decir, para niños recién nacidos y aquellos que tienen hasta 18 kg de peso.

Por su parte, el sistema es conocido como LATCH en América y tiene los estándares federales de seguridad vehicular.  La única diferencia que tiene con ISOFIX es que sus puntos de amarre inferiores no son rígidos de acople rápido, sino que se trata de correas ajustables con ganchos rápidos.

Estudios han comprobado que el sistema ISOFIX puede reducir hasta un 22% de las lesiones graves en los niños pequeños en caso de accidentes automovilísticos. Con este sistema se ganan mayores ventajas con respecto al sistema tradicional, donde se fija la silla del niño al asiento utilizando el cinturón de seguridad.

Si bien cada vez son más las marcas de coche que utilizan el sistema, sólo cuentan con él algunas compañías y en determinados modelos.

Una utilidad, llamada Fixeta, ha sido desarrollada para este estándar y permite transportar equipaje en los asientos traseros del vehículo con toda seguridad para los ocupantes del mismo.

Ventajas del sistema de anclaje ISOFIX

  • Reduce el recorrido de la cabeza hacia adelante en caso de un impacto frontal, evitando el efecto latigazo, causante de lesiones cervicales.
  • Mejora la estabilidad del asiento en caso de un impacto lateral.
  • Gracias a sus tres puntos de anclaje garantiza protección al máximo.
  • No necesita de cinturones de seguridad.
  • Se puede fijar y quitar muy rápido.
  • Evita errores en la instalación por lo simple que es.

Entradas relacionadas

Comentar