5 trucos para cuidar la pintura de su auto

cuidar la pintura de su auto

La pintura del coche, a pesar de no tener una función importante en el funcionamiento del vehículo, es uno de los aspectos que más nos importa en el automóvil. Un vehículo con la pintura gastada no gusta y hace parecer que el coche es antiguo o está mal cuidado.

Y admitámoslo: nos encanta lucir un coche como si estuviera acabado de comprar. Eso solo se puede conseguir si el automóvil tiene la pintura como nueva. ¿Quiere conseguir que su coche luzca así? Le contamos cómo puede hacerlo con 5 consejos que protegerán su pintura, sea blanca, mate o de un coche nuevo, de cualquier posible incidencia.

1. Cuidado con la temperatura

Uno de los principales motivos por los que la temperatura de un coche se va es la temperatura. El frío y el calor afectan muchísimo y, si no resguardamos el coche en un lugar adecuado, el coche podría perder su flamante acabado en pocos meses.

Es recomendable que el automóvil no esté expuesto ni al sol ni al frío durante largos periodos de tiempo. Un garaje o, al menos, un lugar cuyo techo esté tapado, podría ser la solución para evitar este problema.

Esto no significa que el coche no pueda "dormir" en la calle algunos días. Simplemente, cuando deje el coche en un aparcamiento público, intente evitar que sea en uno donde el frío o el calor sea excesivo.

2. Limpie rápido los excrementos de pájaros

Los pájaros parecen tener algo en contra de los coches, ¿verdad? Tienden a esparcir todos sus excrementos sobre la pintura como si la odiaran. Por si no lo sabía, esos excrementos son tremendamente dañinos para la pintura, ya que contienen componentes químicos que la destruyen en cuestión de días.

En primer lugar, si quiere evitar recibir excesivos "disparos" de las aves, no aparque bajo un árbol. Y si, a pesar de aparcar lejos de ellos, recibe un "regalito" en forma de excremento, debe limpiarlo automáticamente utilizando agua y una esponja. No deje que pasen los días.

3. Precaución con la gasolina

Cuando echamos gasolina a veces sacamos la manguera antes de tiempo y algunas gotas caen sobre la pintura. La mayoría pasan de esta situación y piensan que unas gotitas no van a dañar la pintura, ¿verdad? Pues se equivocan.

Evite que la gasolina y cualquier otro líquido de mantenimiento (líquido refrigerante, líquido de frenos, ...) entre en contacto con la pintura. Y si lo hace, límpielo automáticamente sin dejar que pase mucho tiempo o la pintura absorberá ese líquido.

4. Limpie el coche correctamente

¿Ha limpiado alguna vez su coche con agua, detergente o jabón? Seguro que sí, todos lo hacemos. Pues debe saber que esos 3 productos son dañinos para la pintura y la desgastan a largo plazo.

Compre productos de calidad, evite utilizar cualquier esponja o paño abrasivo y utiliceun paño o esponja de lana de oveja, similar a los rodillos que hay en las máquinas de limpieza de coches. Ese es el material más adecuado para limpiar el automóvil.

5. Conduzca con cabeza

Las pequeñas rocas de la carretera son grandes culpables de que toda la pintura alrededor de los neumáticos se pierda con el tiempo. La culpa de que esto ocurra es nuestra, ya que conducimos de manera irresponsable por carreteras inestables como pueden ser caminos secundarios, camino de tierra o de piedra.

Cuando circule por cualquier camino de este tipo, hágalo muy, muy lento. Eso evitará que las piedras salgan disparadas hacia la pintura y que esta se vaya desgastando poco a poco.

6. ¿Qué consejo aportaría usted?

El punto número 6 es un extra que queremos que los lectores de Prueba de Ruta rellenen. ¿Qué consejo le daría a cualquier conductor que quiere cuidar la pintura de su auto? Comenten y añadiremos todas las sugerencias a este artículo.

Entradas relacionadas

Comentar

2 Opiniones
  1. Acaymo dice:

    Si circulamos a velocidad media/alta no acercarnos al vehículo de delante, especialmente si son de altas dimensiones, por que proyectará pequeñas piedras hacia nuestro parachoques, luna, capot… culpables de piquetes y puntos de rápida oxidación

  2. RockyTB dice:

    Hola amigos… Quiero compartir experiencias y una de ellas es que una vez que deje de llover se debe secar el auto antes de la inminente salida del sol, esto es porque las gotas de agua actúan como aumentos o lupas y van quemando la pintura poco a poco deteriorando la pintura que al final queda opaca y después se agrieta con el tiempo.