Historia de Mercedes-Benz: el primer fabricante de coches de la historia

La marca Mercedes-Benz y su peculiar nombre siempre ha estado entre nosotros. De hecho, es lógico que siempre haya estado ahí ya que fue la primera marca capaz de crear un automóvil. Y ese no es el único logro de su historia, ya que actualmente no existe ninguna marca de coches premium que se le acerque en cuanto a ventas.

Sin embargo, Mercedes-Benz no siempre fue una marca tan potente y conocida como es ahora. Si quieres conocer su origen, el motivo por el que tiene ese nombre tan curioso y el por qué de su logotipo, solo tienes que seguir leyendo y descubrir todo sobre esta famosa marca alemana.

Un comienzo por separado

Cuando se inventó el automóvil, hubo dos grandes protagonistas cuyos nombres sonaron por encima del resto: Karl Benz Gottlieb Daimler. Cada uno de ellos decidió crear su propia empresa y competir por separado, teniendo Benz la empresa llamada Mannheim Benz&Co (fundada en 1883) y Gottlieb la empresa Cannstatt Daimler-Motoren-Gesellschaft (fundada en 1990).

Hay que ser justos y decir que Karl Benz fue el verdadero primer autor del automóvil. Mientras que Gottlieb todavía ni había fundado su empresa, Benz presentó el primer automóvil de la historia en 1883. Su nombre era Benz Patent-Motorwagen y era un simple prototipo con 3 ruedas, una marcha y una "impresionante" velocidad máxima de 17 kilómetros por hora. 10 años después se fabricó el primer coche de 4 ruedas, el Benz Victoria.

Por otro lado, Daimler seguía innovando e intentando sacar su marca adelante sin demasiado exito. No fue hasta el inicio del siglo XX cuando ocurrió el "milagro" para el señor Daimler: Emil Jellinek, un famoso distribuidor austriaco enamorado de los coches, consiguió conducir con solvencia un automóvil de la marca Daimler.

benz victoria

El origen de Mercedes

Emil Jellinek tenía una obsesión con el nombre de Mercedes. Llamaba a su hija así, tenía decenas de propiedades con ese nombre y, en general, intentaba usar Mercedes para nombrar cualquier cosa. Decidió unir sus dos "obsesiones" y compró prácticamente toda la producción de Daimler a cambio de dos condiciones: debía ser distribuidor exclusivo en Austría, Hungría, Francia, Bélgica y EEUU y el nombre del coche debería ser Mercedes.

A Daimler esto le pareció una gran idea, sobre todo después de que Jellinek ganara la carrera de Niza-Magnanone con su vehículo (Phoenix) y diera a conocer la marca y el modelo en todo el mundo. Eso sí, todo el mundo los llamaría como Mercedes y no Daimler.

mercedes jellinek

Jellinek y su hija "Mercedes".

La unión de Mercedes y Benz

En los años 20 ambas marcas comienzan a trabajar juntas, ya que el panorama tras la crisis económica es devastador y golpea duramente a a ambas compañías. En 1926 deciden fusionarse y lo hacen bajo el nombre de Daimler-Benz AG, aunque el nombre popular de sus coches ya es el que conocemos hoy en día: Mercedes-Benz.

En este momento también se lleva a cabo el diseño del famoso logotipo de la estrella plateada de tres puntas en un círculo. El origen de este logotipo tiene dos posibles teorías:

  1. Una postal que Daimler envió a su hija Mercedes indicando con ella los puntos donde estaba la fábrica localizada en Bad Cannstatt.
  2. Representación de la tierra, mar y aire, elementos en los que los motores de Daimler habían sido pioneros y que demostraban que la compañía podía viajar a través de cualquier medio.

Bienvenidos al diésel

Tras la crisis y justo antes de la guerra mundial Mercedes-Benz presenta un coche único y característico para cualquier amante de la automoción: el Mercedes-Benz SSK (y su versión ligera SSKL). 300 caballos de potencia, 235 kilómetros por hora de velocidad máxima y decenas de carreras ganas a sus espaldas.

Siguieron diseñando más y más deportivos, como el Type 130 o el Sportroadster. Sin embargo, no eran coches que se vendieran con facilidad y el número de ejemplares que se fabricaban era muy pequeño.

La verdadera innovación se dio en 1936, cuando la compañía creó el 260 D, el primer turismo diésel de la historia. Aun así, el 170 V era el Mercedes que más se vendía y que junto a otros como el 500 K, 540 K o el Type 230 fueron parte de la mejor gama de coches de los años 30.

mercedes benz ssk

El devastador efecto de la II Guerra Mundial y la bienvenida a la Fórmula 1

La marca alemana se ve casi destruida durante la II G.M. Un 90% de sus instalaciones quedan reducidas a la nada y su producción es totalmente inestable. Sin embargo, Mercedes nunca abandona su búsqueda por los coches de lujo y el director de aquella época, Alfred Neubauer, busca varios coches de carreras intactos en las fábricas y los utiliza para convencer a tres grandísimos pilotos para entrar en su equipo de competición: Karl KlingHermann Lang Juan Manuel Fangio.

Los tres ocuparon los primeros puestos en las siguientes carreras, mientras Mercedes se reinventaba con un modelo que devastó en todas las carreras de la F1: el 300 SL. A partir de estos años la marca se convierte en una habitual de la competición y también se adentra en otras modalidades como los rallies.

En los años 50 también destacan por ser los primeros en utilizar las famosas puertas de alas de gaviota, que serían características en un futuro en muchos de sus modelos de coches.

fangio

Los indestructibles Serie W123

Bruno Sacco fue a Mercedes-Benz y dijo la siguiente frase: "Un Mercedes-Benz siempre debería parecerse a un Mercedes-Benz". Por este motivo, fue el creador de esta serie, que marcaría el punto de partida para el apartado estético de todos los futuros coches de la marca. De hecho, a pesar de que este coche tenga más de 40 años (fue creado en 1971), los nuevos modelos siguen teniendo el mismo aspecto.

En esta época de los 70 también apareció la famosa Clase S y la Clase G. En los años 80 la marca comienza a intentar llegar a todos los segmentos de público, creando modelos más asequibles como la Clase C, E y el M.

clase s

Bienvenida y despedida de Chrysler

En 1998 Mercedes-Benz y Chrysler se fusionan dando lugar a DaimlerChrysler. Se convirtieron en el 3º grupo automovilístico del mundo y crearon los primeros coches todoterreno modernos, entre ellos el vilipendiado por la crítica monovolumen R y el SUV Clase GL.

Esta fusión solo duraría 9 años, ya que en 2007 ambos grupos se separan. Mercedes firmó un nuevo acuerdo en 2010 con Renault, con el objetivo de compartir teconologías y desarrollos. Fruto de esta colaboración se incluyeron motores Renault en los Clase A y B y el modelo Kangoo en la marca como el Mercedes Benz Citan.

Modelos míticos de Mercedes-Benz

 

Entradas relacionadas

Comentar