Test drive: Fiat Grande Punto

Hace poco vi un meme que me hicieron llegar por Facebook que hacia burla de como los  autos de esta generación eran prácticamente indistinguibles los unos de los otros y como el encanto de las diversas formas y diseños habían sido desechadas en detrimento de la practicidad, versatilidad y la optimización. Querido lector, no me entienda Ud. mal; yo no estoy en contra del progreso de la evolución de la tecnología automotriz, pero tenemos que asumir que los tiempos de gloriosos del motor –desde un punto de vista romántico- han quedado atrás y el lugar de los autos en nuestra vida pasa más por una herramienta de uso cotidiano que el carácter de casi de miembro de la familia que anteriormente atribuíamos a nuestras amadas máquinas.

Al tanto del cambio en los patrones de consumo de los conductores, el fabricante italiano FIAT siempre ha tratado de añadir ese toque de encanto y diseño de autos lujosos a sus vehículos baja y media gama. Ese detalle lo apreciamos y da un inmenso valor agregado a la marca Italia.

Carrocería de alta gama al alcance de todos

Mucho se comenta que la idiosincrasia mediterránea lleva a sociedad a dar mucha importancia a la estética incluso cuando la economía no es muy boyante. Esto se puede extrapolar al diseño automotor con la presencia de las creaciones del afamado diseñador Giorgetto Giugiaro en segmentos compactos y económicos de la casa FIAT, como el modelo del que hablaremos hoy: el Grande Punto.

El FIAT Grande Punto (comercializado en algunos mercados solo como “Punto”) es la tercera generación de autos de segmento B que vino a llenar el lugar dejado en el mercado europeo por el Fiat Uno. Posee un motor delantero transversal de 4 cilindros.

Su motorización va desde los 1.2 a 1.9 litros en varias versiones diésel y de gasolina que cambian de mercado a mercado. Además de este tipo de motorizaciones tradicionales, se puede ordenar a fábrica un kit de alimentación por gas natural licuado (LPG /GLP).

Hoy vamos a probar un Grande Punto 1.4 litros Starjet ed gasolina, lo que vendría a ser el modelo de media gama entre los Grande Puntos y uno de las motorizaciones más vendidas de FIAT a nivel mundial.

Respuesta en carretera

1.4 litros de hoy en día ofrece muchísimo mejor rendimiento que el mismo volumen de hace un par de décadas. De hecho el 1.4 Starjet produce unos nada despreciables 95 CV gracias a sus 16 válvulas. Este motor acoplado con la caja manual de 6 velocidades (equipamiento de serie) hace que el motor pueda lograr casi 180 km/h de velocidad punta y unos 130 km/h en velocidad de crucero apenas subiendo las 3000 rpm; nada mal para un consumo que apenas alcanza los 6 litros de gasolina por 100 km recorridos, o incluso menos en condiciones de conducción de ahorro de carburante (ecodriving y hypermiling).

Para probar este auto en carreteras con curvas, pendientes y elevadas altitudes tenemos que tomar en cuenta que, si bien esperamos una conducción divertida, no estamos hablando de un vehículo deportivo. Para ese caso FIAT nos invita cortésmente a invertir casi el doble de dinero en autos de la filial Alfa Romeo como el MiTo.

Dicho esto, con el tanque lleno y pedal a fondo pudimos sentir que la respuesta en marchas cortas es bastante rápida y da la impresión que estamos preparados para protagonizar la secuela de la película “The Italian Job” (con permiso del Mini, claro está), pero conforme subimos de velocidad y marcha las sensaciones se van diluyendo, mucho en parte por el diseño de una sexta marcha que ofrece mucha rapidez a bajas revoluciones pensada con la economía de carburante a altas velocidades. Gracias por la intención, FIAT, pero… ¿Dónde dejamos el “feeling” a 120 km/h?

Equipamiento

FIAT incorpora en el Grande Punto el sistema “Blue and Me” de gestión multimedia vía bluetooth o USB por la entrada que se ubica (muy incómodamente) en la guantera. Este sistema incorpora mandos al volante y sistema de reconocimiento de comandos por voz, pero las constantes actualizaciones del software (solo disponible en concesionario oficial) y la no compatibilidad con dispositivos Apple (iPhone, iPod, iPad) hace que este sistema pase de atractivo a un dolor de cabeza en muy poco tiempo. Veredicto: cambia el sistema por un carputer o aprende a disfrutar solo de la radio.

Interior y comodidad

Si solo tomamos en cuenta esta gama y no buscamos ergonomía a nivel Spa, el Grande Punto es muy cómodo. El espacio para las piernas tanto en asientos delanteros como traseros es equivalente a autos como el VW Golf o el Audi A3, y si no consideramos detalles como el insuficiente espacio vertical para el portavasos y telas poco vistosas, podemos dar un aprobado al habitáculo.

fiat-grande-punto-2

Veredicto

El FIAT Grande Punto no va a pasar a la historia, pero conducir una pieza de diseño creada Italdesign Giugiaro da cierto aire de estilo y nos hace pensar que no todo está perdido en cuanto al diseño de autos económicos contemporáneos. Si a eso le sumamos que es uno de los autos de ese segmento de menor costo (desde 7,500 € - precio en el mercado europeo), no ponemos en duda que este modelo sea una de las principales elecciones entre familias jóvenes y residentes urbanos en Europa occidental y América Latina.

Entradas relacionadas

Comentar