Puente trasero y diferencial

puente trasero y diferencial

El puente trasero y diferencial es el nombre que se da al conjunto de elementos con los que la caja de cambios transmite el movimiento a las ruedas traseras. Suele estar formado por varios mecanismos: el diferencial, las trompetas y los palieres, también conocidos como semi-ejes.

En este artículo le contaremos cómo funciona este sistema y el por qué de su importancia para la mecánica del automóvil.

Objetivo del puente trasero y diferencial

El propósito del diferencial es el de repartir de manera equitativa la fuerza del motor a las ruedas, incluso cuando realizamos un giro, momento en el que la velocidad a la que gira cada una de ellas puede ser diferente.

Cuando circulamos en línea recta, no nos hace falta que los movimientos sean distintos, y por ello el puente trasero gira en su conjunto a la misma velocidad.

Funcionamiento del puente trasero y el diferencial

Este es el proceso de movimiento desde el motor a las ruedas:

  1. Usted pisa el acelerador.
  2. El motor se pone en funcionamiento y reacciona  a la orden que le da mediante el pedal.
  3. El movimiento se transmite desde un piñón del diferencial hasta una corona.
  4. La corona, que está dentada y conectada a una serie de engranajes, hace que estos también giren.
  5. Los engranajes están unidos a los palieres, que son los encargados de mover las ruedas.

El diferencial se encarga de llevar el movimiento del par motor a las ruedas motrices, de tal modo que estas siguen girando incluso cuando se produce un movimiento hacia uno u otro lado, sin que se aprecie una pérdida de potencia por ello.

Si al girar en una curva el giro de las ruedas fuera el mismo, las que se encuentran en el lado interior patinarían. Para evitarlo, el eje trasero se convierte en los dos semi-ejes que se mueven de forma independiente, produciendo un giro más rápido en la rueda que da al exterior de la curva, mientras que la interior reduce su velocidad.

Los vehículos con tracción a las cuatro ruedas tienen dos diferenciales, uno para el puente trasero y otro para el delantero, que se encargan de que cada una de las ruedas mantenga el giro idóneo para que su funcionamiento sea el óptimo.

Ahora ya sabe cómo funciona uno de los elementos fundamentales de su automóvil. ¿Le parece que es complicado? ¿Había oído hablar alguna vez del puente trasero y del diferencial?

Entradas relacionadas

Comentar