¿Por qué el desgaste desigual en los neumáticos?

Dentro de los cuidados importantes que debemos tener en cuenta en el automóvil no debemos olvidar los neumáticos. Son importantes para la seguridad, ya que se encargan del desplazamiento y soportar el peso, la velocidad, las condiciones del terreno y las fuerzas longitudinales y laterales.

Los neumáticos son elementos que se encuentran constantemente en fricción, de tal manera que el desgaste es inevitable y progresivo. Está en nuestras manos verificar que el desgaste sea parejo, y esto se logra realizando procedimientos como rotación de llantas, alineación de la dirección y balanceo de los rines; con el fin de controlar el desgaste mejorando la vida útil esperada.

Pisada o trabajo del neumático

 

La pisada o trabajo de un neumático viene determinada por diferentes factores que afectan directamente al uso, rendimiento y vida del neumático. Tener en cuenta y conocer estos factores ayudará a diagnosticar un problema de desgaste irregular en las cubiertas de los vehículos y poder solucionarlo a tiempo.

Geometría de la dirección y la suspensión

Los neumáticos son el elemento que une el vehículo con la calzada, a través de los sistemas de suspensión y dirección. El trabajo y funcionamiento de los sistemas de suspensión y dirección están determinados por las llamadas geometrías de suspensión, que afectan directamente a la dirección también.

Estas geometrías comprenden tres ángulos básicos: el Avance, la Caída y la Convergencia/Divergencia. La combinación de los tres ángulos determina la forma en que un neumático trabaja sobre el asfalto, ya sea en el tren delantero o en el trasero.

Ángulo de avance o caster

El ángulo de avance también denominado caster, es la inclinación hacia delante o atrás, del eje de la suspensión (amortiguador) con respecto a la línea vertical, tomando como referencia la llanta vista de lado.

Ángulo de Caída o camber

El ángulo de caída hace referencia a la inclinación del neumático respecto a la inclinación de la llanta vista de frente. De acuerdo a la inclinación de la rueda respecto a la línea vertical se clasifica en neutro, positivo y negativo.

  • Caída neutra: alineación perfecta de 90° del neumático al suelo o 0° de ángulo de caída.
  • Caída positiva: la parte superior de la rueda se inclina hacia el exterior.
  • Caída negativa: la parte superior de la rueda se inclina hacia el interior.

Convergencia

Es el angulo que forman las ruedas vistas desde la parte superior del chasis, mide la distancia entre la parte delantera y trasera que existe entre las dos ruegas opuestas de un eje. Una convergencia es positiva cuando las ruedas están cerradas en su parte delantera, y negativa o divergente cuando están abiertas. El ángulo de convergencia depende de los valores de los demás ángulos de la dirección, así como del tipo de tracción del vehículo. Hay que fijarnos en los neumáticos para saber si la convergencia de nuestro carro es correcta. Un desgaste lateral en la zona exterior de los neumáticos es síntoma de una convergencia demasiado cerrada.

De estos tres ángulos el Avance es el que menos afecta al desgaste del neumático, por lo que en esta ocasión lo dejaremos de lado. Una caída excesivamente negativa provocará que el neumático sólo trabaje por su mitad interior, desgastándose esa zona mucho más velozmente que la mitad exterior. Por el contrario, si esta caída es exageradamente positiva se produce el efecto contrario, un desgaste acusado en la mitad exterior del dibujo.

En el primer caso, de llevar la dirección (o las ruedas traseras) demasiado convergentes, lo que se provoca es que la parte más exterior de la banda de rodadura del neumático se arrastre por el asfalto a la vez que rueda, aumentando el desgaste de una manera muy alarmante en poco tiempo. En caso contrario, de llevar la dirección demasiado abierta, será la parte interna de la banda de rodadura la que sufrirá un desgaste prematuro.

Cuales neumáticos se desgastan más los del eje delantero o trasero

Teniendo en cuenta que las llantas delanteras son direccionales sufren un mayor desgaste que las traseras que se encuentran rodando en el mismo sentido, también puede influir el peso que sostienen en el eje y la fuerza que reciben en el caso de los vehículos de tracción delantera. De aquí nace la necesidad de realizar una rotación a las llantas para controlar el desgaste de forma pareja en los ejes.

Comentar