Historia del rombo de Renault

Si hablamos de la marca Renault lo primero que se viene a la mente es el rombo, así que lo que vamos a contarle es la historia de este ya prestigioso rombo. La historia de los autos y sus emblemas siempre tiene un valor significativo y de recordación.

Toda persona a nivel mundial ve el rombo y lo primero que viene a su mente es Renault, pero no siempre fue el rombo el logo de la marca Renault, quieren saber acerca de la historia de Renault, acompáñenos y demos un paseo por  L`AUTOMOBILE DE  FRANCE.

Historia del rombo

Renault fue fundada en 1898 por los hermanos Louis, Fernand y Marcel Renault, la compañía se denominó Renault Frères (Hermanos Renault). En 1900 estreno su primer emblema, a través de los años fue evolucionando con algunas intervenciones artísticas que le dieron forma hasta el rombo que conocemos hoy en día.

Pero este rombo tiene un significado, dos letras R enfrentadas entre sí ubicadas sobre un medallón dorado. Seguía el estilo de una tendencia artística contemporánea muy popular en Francia.

En 1906 fue remplazado por una rueda dentada que enmarcaba la parte frontal del primer auto en ganar el Gran Premio de Francia.

En 1910 ya como propietario de Louis Renault, tras la muerte de su hermano Marcel en 1903 y luego de que su hermano Fernand se retirara del negocio  en 1908, cambio el nombre de la compañía a Sociètè des automobiles Renault  el logo fue cambiado por la imagen del tanque FT17 entre un aro.

En 1923 y después de un cambio de nombre a Sociètè Anonime des Usines Renault el logo que se instalaba en los autos, era una parrilla redonda con la palabra Renault en el centro. Cumpliendo con la norma de llevar el pito tras de este emblema. Para facilitar la ubicación en la parte delantera con el tiempo fue reviviendo modificaciones, acentuando los ángulos hasta llegar a un diamante  con la palabra Renault en el medio. En 1925 fue incorporado en todos los autos.

En 1945 la compañía fue nacionalizada como Régie nationale des usines Renault luego fue simplemente llamado Renault. El logo al ser impreso se elige el color amarillo para identificarlo.

Pierre Dreyfus, envió el formato del rombo con la tipografía de los caracteres de la palabra Renault al centro y debajo, en una tipografía menor el texto Regie Nationale. Este logotipo perduró hasta 1959 ahora con las líneas del diamante más delgadas, el rombo ya era asociado a la marca francesa.

En 1972  el artista del diseño Víctor Vesarely, lo remodeló de tal manera que luce mucho más moderno. El rombo está formado por líneas inclinadas que le dan cierta dimensión. Ha desparecido el texto y todo el conjunto se ve mucho más limpio. La única figura es el rombo.

En 1992 se lleva a cabo otro cambio. Esta vez el rombo es más pequeño, simple y su relleno lo hace tridimensional. Debajo del rombo, en una tipografía grande y propia, la palabra Renault subrayada.

En 2004, el rombo está sobre un fondo rectangular amarillo y la palabra, con tipografía propia y grandes caracteres a su lado derecho.

Para 2007 se efectúa el cambio más reciente: sobre el rectángulo amarillo y debajo del rombo se colocó la palabra Renault en negro. Cabe señalar que para la división de camiones (Renault Trucks) el rectángulo de fondo es rojo.

El último cambio, y el actual, llegaron en 2012, con el comienzo de la renovación de la mayoría de modelos de la compañía, el Clío, el Captur (prueba) o el Twingo, o con la llegada del nuevo Kadjar y el Espace. Este nuevo logo ha crecido de forma considerable y se posiciona de forma centrada en la parrilla de los vehículos.

Para el 2015 La marca introduce un nuevo eslogan: Passion for life. Esta frase pretende materializar la nueva promesa de la compañía que consiste en producir vehículos atractivos y de calidad con el objetivo de hacer la vida más fácil a sus usuarios. La palabra ‘Renault’ también ha cambiado. Aunque mantiene la esencia tipográfica anterior, ahora los caracteres son algo más anchos y el grosor de las astas es más regular. Se ha eliminado el rectángulo amarillo que encapsulaba el logotipo. Este amarillo corporativo ahora es más vivo y se mantiene presente en las comunicaciones gracias a la introducción de una gruesa línea recta que acompaña siempre al logotipo cuando firma.

Entradas relacionadas

Comentar