Historia de un Renault 4

Quiero compartir con ustedes esta historia de este gran carro que tiene muchas anécdotas y recuerdos en nuestros corazones. Este documento lo encontré en las redes sociales, espero que lo disfruten tanto como lo disfrute yo. El Renault 4 un automóvil que marco toda una generación.

Historia de un Renault 4

En días pasados salí de paseo hacia la costa Atlántica por la troncal del Magdalena y como era de esperarse, mi pobre R-4, lleno de óxido y vuelto nada, se quedó varado en la recta de Pailitas.

Me estacioné a la orilla de la carretera esperando que alguien me auxiliara y como a los 10 minutos pasó un tipo en un Mercedes Benz Kompressor último modelo a 190 Km/h. De pronto veo que el tipo del Mercedes frena, da reversa hasta mi chéchere y me ofrece remolcarme hasta el siguiente pueblo.

Acepté de inmediato pero le pedí el favor que no corriera mucho, porque si no mi R-4 se desbarataría; por eso convenimos que yo le iba a hacer cambio de luces cada vez que él fuera más rápido de lo debido.

Entonces el Mercedes empezó a remolcarme, y siempre que se pasaba de velocidad, yo le hacía el cambio de luces para que redujera la velocidad. De repente... ¡horror! Aparece un Porsche Carrera GT turboalimentado, modelo 2.010, negro, con vidrios polarizados, y reta al tipo del Kompressor acelerando su motor y haciéndolo rugir como un toro.

El tipo del "Mercho" se tocó, no se arruga y acelera a 120, 130, 150, 190, 210, 240, 260 km/h, y yo aterrorizado empiezo a hacerle cambio de luces como loco, y los otros dos más locos todavía, seguían acelerando; en ese momento pasamos por un puesto de control de la Policía Vial, el radar del agente registró impresionantes 285 km/h. Íbamos como se dice a toda maquina......

Entonces el policía en estado de shock avisa por radio al próximo puesto de control : “¡Atención!, ¡Atención! Dos tipos, uno en un Mercedes Kompressor gris Plata y otro en un Porsche Carrera GT Negro, están disputando una carrera a más de 285 km/h en la autopista,…. ¡Y... no me lo van a creer, que detrás de ellos, pegado... va un RENAULT-4, rojo santafé, en muy mal estado, haciendo cambio de luces para que lo dejen pasar.

Entradas relacionadas

Comentar