Cosas que nunca debe hacer con el embrague

Conducir automóvil es una operación que se aprende con la práctica. El uso del embrague es la operación que más le cuesta a los conductores y por eso se apaga el auto cuando estamos aprendiendo.

Lograr encontrar el punto de contacto y aplicar el embrague durante la detención para evitar que el auto se apague son las operaciones más complejas que se deben aprender. Aunque el profesor sea un experto en el tema, puede que no haya quedado del todo claro.

La aplicación inadecuada de la técnica puede generar inconvenientes mecánicos en el embrague y puede que esto lo hayan explicado en la clase, pero muchos lo pueden haber olvidado. Teniendo en cuenta que es un elemento de desgaste y puede afectar el bolsillo, les contamos tres cosas que nunca debe hacer con el embrague.

Pisar el embrague en los semáforos

En las ciudades de alto trafico tener el auto en primera con el embrague a fondo y con el freno pisado es una práctica ideal para arrancar en los semáforos. Recuerdan en la autoescuela cuando el profesor siempre en el semáforo nos hacia retirar el pie del embrague, poner en neutro, colocar el freno de mano y una vez cambiaba teníamos que hacer toda la operación. Lamento informarles que esta práctica puede dañar el embrague. Siempre debemos poner el auto en neutro.

No pisar el pedal a fondo al realizar el cambio

Para ambientar un poco la práctica, se han dado cuenta que algunos conductores de servicio público (no todos), cada vez que realizan los cambios se produce un ruido metálico (crujido). Prácticamente hacen el cambio sin aplicar el embrague o lo aplican de forma parcial.

Es tan perjudicial no pisar a fondo el pedal del embrague como no soltarlo completamente después de realizar la acción.  El pedal debe aplicarse hasta el final de su recorrido para que la palanca de cambios pueda desplazarse con mayor suavidad  y  se pueda seleccionar la marcha con facilidad. Una vez el cambio se haya conectado adecuadamente, debemos soltar el pedal del embrague completamente; de esta forma el embrague no se verá afectado.

Apoyar el pie sobre el pedal del embrague

Esta es una práctica que quizás muchos conductores la tenemos, utilizar el pedal del embrague como reposapiés. Desarrollamos una especie de tic en nuestro pie. Algunos conductores creen que alejándose del pedal no serán capaces de volver a encontrarlo cuando requieran utilizarlo de nuevo.

En el puesto del conductor, al lado izquierdo de los pedales hay una muesca que incluso en algunos autos viene con la forma del pie y un protector plástico antideslizable, es el reposapiés. Algunos no nos hemos dado cuenta.

Aunque la presión sea mínima, casi que imperceptible, siempre se produce el desacople del embrague y genera un desgaste irregular y acelerado del mismo.  Tampoco es recomendable conducir siempre aplicando el pedal del embrague. Puede notar que está realizando esta práctica por que el motor suena de una forma diferente.

Así que ya saben que  pisar el embrague en el semáforo, no pisar el pedal a fondo y apoyarse siempre sobre el pedal del embrague puede genera desgaste irregular y acelerado del mismo. Si no tenemos en cuenta estas malas prácticas, tal vez tengamos que cambiar el kit de embrague a la mitad del tiempo recomendado. Un embrague bien utilizado puede duran hasta más de los 100.000 kilómetros. No querrá cambiarlo a los 5.000 kilómetros ¿verdad? He conocido muchos casos.

Entradas relacionadas

Comentar