Cómo ser un caballero al volante

Hemos visto en artículos anteriores lo que no se debe hacer al volante, las distracciones y sus consecuencias, como adelantar de forma adecuada, conducción preventiva y todos los elementos para conducir siempre seguro en la vía.

Hoy vamos a contarles como es un verdadero caballero al volante. El mejor conductor no es el que conduce más rápido, el que adelanta por la derecha, en un puente o en una curva, no es el que le gana en agilidad al otro conductor, un verdadero caballero al volante es el que conduce de forma segura.

¿Cuáles son los elementos que tiene un conductor para considerarse un caballero al volante? Aquí les dejamos el listado con actos de un caballero al volante.

Usa el carril derecho

El carril izquierdo es solo para agilizar el tránsito y la circulación, se creó para adelantar. Un verdadero caballero al volante usa el carril derecho y utiliza el izquierdo solo para lo que fue creado. Algunos conductores  ven como aceptable mantenerse siempre en el carril izquierdo de forma indefinida y a veces a velocidades minúsculas, sin importar cuantos autos tengan tras de ellos, escudándose que están dentro de los límites de velocidad.

No moverse hacia la derecha para dejar pasar a los carros a mayor velocidad aumenta innecesariamente la tensión por estar pegado a la rueda y obliga a adelantar por la derecha. Y esto puede dar lugar a maniobras peligrosas e ilegales. Así que  mantenga  la vista en el espejo retrovisor y pásese a la derecha si va a transitar más lento, es una forma de ser  cortés, un acto de verdadera hidalguía.

Adelanta solo por la izquierda

Este problema se relaciona con el punto anterior, una vía de dos carriles donde un auto circula por la izquierda, genera la intención de pasar por la derecha.Pero en lugar de acelerar para superar rápidamente el otro auto, y luego regresar al carril de la derecha, transita a velocidad de crucero y el adelantamiento se convierte en un obstáculo móvil.

Si quiere adelantar, mire por el retrovisor para comprobar que puede hacerlo, señale la maniobra con el intermitente, desplácese hacia la izquierda a la velocidad  suficiente para pasar al otro auto rápidamente Incluso si eso significa pisar un poco el pedal del acelerador. Tras adelantar, vuelva al carril de la derecha  y siga los consejos de nuestro artículo sobre adelantamiento.

Es uno más en la carretera

Somos uno más en la carretera, dejamos nuestros inconvenientes en su lugar, mientras operamos el auto nos enfocamos en conducir de forma segura, respetamos las normas de transito, cedemos el paso y nos comportamos a la altura de un caballero. Somos considerados con los demás actores, respetamos el carril de circulación, facilitamos la salida de otros conductores y transitamos a una velocidad adecuada para que todos podamos transitar.

Adelanta solo en lugares permitidos

Este punto tiene relación con los puntos anteriores, respetar el carril por el que transitan los demás conductores, adelantar únicamente en los lugares permitidos. No adelantar en curva, en línea amarilla continua, línea amarilla doble continua, puentes, túneles, ni por la derecha o por la berma.

El propósito del carril de aceleración es dar a los vehículos una oportunidad de acelerar hasta que su velocidad sea similar a la del flujo de tráfico, y “fusionarse” con él de forma segura. Cuando realice maniobras de adelantamiento cerciórese de llevar la velocidad adecuada y que la maniobra no reviste ningún peligro.

Utiliza las luces de forma adecuada

Este sí que es un arma importante para el caballero al volante, usar las luces de forma adecuada, las direccionales cuando vaya a realizar giros o adelantamientos con la adecuada antelación. Encender las luces de estacionamiento cuando tenga la intención de detenerse completamente y ¡ojo! Algo que olvidan los motociclistas: encender las luces en el horario establecido y cuando viaja por carretera. Evitar destellar a los demás conductores con las luces altas, cuando transita en sentido contrario o cuando se encuentra detrás de él pidiendo vía para adelantarlo

No se distrae

Ni la radio, ni el móvil ni la pantalla del GPS. Cuando está al volante de un carro, su principal trabajo debe ser fijarse en el camino y lo que ocurre a su alrededor.

Si necesita hacer una llamada importante, leer un mapa o echar azúcar al café, deténgase. Sólo tiene dos manos y un cerebro. Incluso los conductores profesionales no pueden concentrarse en controlar sus máquinas al mismo tiempo que discuten por teléfono sobre quién se lleva a los niños el fin de semana. El entorno de conducción moderna es caótico, así que para evitar accidentes, resulta crucial estar siempre vigilantes.

Respeta la distancia de seguridad

Un verdadero caballero al volante respeta la distancia de seguridad entre vehículos. Si deja un espacio suficiente para que el vehículo de adelante realice sus maniobras, en caso de que este realice una maniobra imprudente usted tendrá el espacio y el tiempo suficiente para evitar un accidente.

Ahora ya saben los actos que le convierten en un caballero al volante y en caso contrario en un villano ¿Qué tipo de conductor es usted? Déjenos sus opiniones y comentarios.

Entradas relacionadas

Comentar