Cómo adelantar correctamente

Muchos dirán, fácil acelerar a fondo y lanzarse al carril contrario. Pero ¿no sería demasiado peligroso? Adelantar es una de las maniobras más peligrosas al conducir, de todas las que realizamos en el auto quizás.  Y en este texto ya cometimos el primer error, “acelerar a fondo y pasarnos al carril contrario”

Alguno se ha preguntado siquiera como ¿se debe efectuar? ¿Cuál es el momento preciso? Pero realmente ¿se tiene en cuenta el auto que le precede? O ¿el que está detrás? O algo más preocupante aun ¿viene algún auto por el carril contrario? ¿A qué velocidad viene?

Adelantar por la Izquierda

Qué pena que escriba el carril en mayúscula, pero es que ese debe ser el lado por el que se debe adelantar, sea camión, automóvil, motocicleta o nave espacial. Adelantar por la derecha o por la berma en carretera, es una maniobra peligrosa tanto para el que adelanta como para el que va en el carril.

Es de aclarar que en las vías de dos o más carriles en el mismo sentido, el carril izquierdo es únicamente para realizar adelantamiento, pero es frecuente que muchos tomen este carril como propio, algunos a velocidades ínfimas que llevan a que los sobrepasos se realicen por la derecha, o en el peor de los casos algunos conductores estrella se apropian de los dos carriles, para atender mejor sus llamadas telefónicas, así coge mejor la señal del móvil.

No Adelantar en curva

En nuestro país está prohibido adelantar en curva, con sus respectivas sanciones económicas. Pero no falta el automóvil pegado a nuestro maletero con las luces a todo dar, queriendo rebasarnos en curva, quiero hacer un llamado especial para estos conductores (si quieren inmolarse adelante están en todo su derecho, pero que no sea cerca de nosotros), el fin de semana estuve viajando por carretera y hay conductores que dan miedo cuando adelantan en las curvas, eso de la prevención vial aun no ha tocado completamente las fibras de los conductores, pero es una constante en nuestras carreteras.

Como adelantar de forma adecuada

Debemos señalizarlo por medio de los direccionales y comprobar que existe espacio libre suficiente para completar la maniobra, volviendo a tu carril sin poner en peligro al resto de usuarios, teniendo en cuenta nuestra velocidad y la de los demás. Si no se dan todas estas circunstancias, espera para iniciar el adelantamiento.

Nunca adelantes a varios vehículos sin la absoluta certeza de que, si se presentase otro vehículo en sentido contrario, podrías desviarte al lado derecho sin poner en peligro a los vehículos adelantados. Si circulas por una vía de doble sentido y tres carriles separados por marcas longitudinales discontinuas, sólo podremos adelantar cuando el carril central no esté ocupado por los vehículos que circulan en sentido contrario, aunque pretendamos adelantar a aquéllos que circulan por un carril de vehículos lentos.

Asegúrate de que el conductor del vehículo que te precede en el mismo carril no ha indicado que va a desplazarse hacia el mismo lado. Si es así respeta su preferencia, pero si después de un tiempo el mencionado conductor no se desplaza hacia el lado (ha podido olvidar apagar el intermitente), podrás iniciar el adelantamiento tras advertírselo con señales acústicas u ópticas.

Durante el adelantamiento circula a una velocidad claramente superior a la del vehículo que pretendemos adelantar, dejando una separación lateral suficiente para superarlo con seguridad a las velocidades máximas fijadas.

Una de las maniobras más frecuentes en el proceso de adelantamiento es que el conductor que vamos a sobrepasar acelera la marcha de su vehículo, esta maniobra no solo pone en riesgo al que está adelantando sino a él mismo. Tampoco realice maniobras peligrosas.  Muy pocos son consientes de su propia velocidad, hay autos que pueden ir más rápido que nosotros, no es una cuestión de orgullo, es una cuestión de seguridad.

Si el conductor que te adelanta desiste de la maniobra y reduce su velocidad, no estarás obligado a disminuir la tuya, pero sí a facilitar al vehículo que nos pretendía adelantar la vuelta a su carril.

Una situación que es muy común, y la vemos frecuentemente en los noticieros. Un vehículo adelantando a otro, que está estacionado o dejando pasajeros y atropella a un peatón que le sale detrás del vehículo estacionado de forma repentina. En pasos de peatones, intersecciones con vías para ciclistas y pasos a nivel el adelantamiento también está prohibido.

Tampoco se permite el adelantamiento en los túneles, pasos inferiores y tramos de vía afectados por la señal “túnel” cuando sólo se dispone de un carril para el sentido de circulación del vehículo que pretende adelantar.

Entradas relacionadas

Comentar