Cómo acomodar los espejos del auto de forma correcta

Pasamos varias horas al día frente al volante, algunos duran mucho más tiempo que otros. Con el tiempo nos volvemos mejores conductores, tantas horas de práctica deben dar sus frutos. El diseño de los autos ha ido mejorando la posición de manejo. Ahora tenemos una mayor percepción de la vía.

De la misma forma que nos ubicamos en el asiento para observar por donde transitamos, se deben graduar y ubicar los espejos del auto para poder tener una percepción de lo que está sucediendo en la parte posterior del auto.

En el artículo de hoy vamos a mostrarles como se deben acomodar los espejos de forma correcta para lograr una mayor visibilidad de lo que sucede a nuestro alrededor y poder anticipar diferentes situaciones a la hora de rebasar o cambiar de carril.

Recuerden que la graduación de los espejos debe realizarse antes de emprender la marcha y no durante el camino ya que representa una distracción más al volante.

Pasos para acomodar los espejos

Acomodar el asiento: espaldar y la altura.

Graduar el volante en altura y profundidad si el auto viene con esta opción.

Reglar los espejos desde el asiento del conductor, para que cuando los utilicemos no tengamos una distracción adicional.

El espejo central: se debe acomodar de tal forma que nos permita observar por completo el vidrio panorámico trasero o luneta, de esta forma aseguramos un control de los vehículos que vienen en la parte posterior.

Los espejos laterales: se gradúan de tal forma que podamos observar parcialmente el costado trasero del vehículo como observamos en las imágenes.

El espejo derecho: se  debe graduar desde el asiento del conductor, de tal forma que al girar levemente la cabeza tengamos la visibilidad del espejo, se gradúa de la misma forma que el espejo izquierdo, donde observamos parcialmente el costado de nuestro vehículo.

Percepción total

La suma de lo que se observa en los tres espejos  debe mostrarnos un panorama casi completo de lo que sucede atrás de nosotros, lo que equivale a lo que percibimos con el panorámico delantero.

Recuerden que los espejos se deben estar revisando constantemente y en especial cuando vamos a  realizar un sobrepaso o realizar un cambio de carril.

Ángulo muerto

Uno de los mayores inconvenientes que deben superar los conductores es el temido ángulo muerto, espacio que no podemos observar porque no llega a completar la visión que ofrecen los retrovisores y nuestra vista periférica lateral. Si circulamos en línea recta no se produce ningún tipo de problema mientras las trayectorias de los demás autos, peatones, bicicletas y motos no confluyan con nuestro desplazamiento lateral o cambio de sentido.

El reglaje de los espejos es tan importante como su uso adecuado. Antes de realizar cualquier sobrepaso o giro  se debe revisar por los espejos que dichas operaciones se pueden realizar de forma segura. No olvide dejar sus comentarios y sugerencias.

Para ampliar los conocimientos de cómo ajustar los retrovisores del auto les mostramos a continuación un vídeo que muestra las claves esenciales.

Entradas relacionadas

Comentar