Autos clásicos o antiguos, consejos a la hora de comprar

La afición al deporte motor tiene muchas facetas, algunos se inclinan por los autos hiperdeportivos y deportivos, a otros le gusta la aventura offroad, otros se inclinan por autos familiares y suv, donde prima la comodidad y la tecnología, pero otros son aun más complejos y gustan de aquellos autos épicos o legendarios.

Sin embargo, la compra de un auto clásico no es tan fácil como parece. Son autos que puede tener décadas a sus espaldas y es difícil encontrar alguno que no haya pasado por varias manos. El estado de conservación de láminas, acabados interiores y hasta el motor pueden variar dependiendo del estado de conservación y restauración.

Una vez identificado el modelo a escoger, se identifica el candidato que quiere comprar dentro de un presupuesto aproximado y todavía quedan cosas por hacer. Aquí en Pruebaderuta.com les dejamos una serie de consejos para tener en cuenta para realizar una compra a satisfacción.

El propietario

Aquí empieza el asunto, conocer quién es el propietario del auto. La procedencia es algo clave a la hora de comprarlo. Si se lo compra a un particular, en los papeles el vehículo tiene que estar registrado a su nombre. Si la compra es a través de un concesionario o subasta, probablemente ellos ya habrán comprobado antes de dónde viene. La razón principal es porque si el anterior dueño lo compró y no lo puso a su nombre se trata de una acción ilegal.

Cada propietario debe registrar el bien a su nombre, y asegurarse de tener todo al día, es importante siempre guardar los datos del antiguo propietario por seguridad.

Número de chasis

Verifique el número de chasis, o número VIN, debe coincidir con el que registra en los documentos del vehículo. Tenga en cuenta que no falte algún número, que no tenga errores ni que se encuentre adulterado. A veces puede tratarse simplemente de un error de transcripción, pero hay que asegurarse para que no vengan los problemas después.

Hay gente que se dedica a falsificar el número de bastidor de forma deliberada por varias razones. Siempre hay que dudar ante cualquier signo de alteración de este número de 17 dígitos. En los autos clásicos con mayor razón, ya que dependiendo de la época los números de chasis funcionaban de otra manera y por lo tanto es recomendable estar bien informado o llevar a alguien que sepa del tema.

En los actuales no, pero en vehículos entrados en años este número iba atornillado al chasis, hay que comprobar que no haya signos de manipulación. Si está en una zona de fácil extracción como la puerta no tiene validez. Habrá que encontrar el número de chasis original que puede estar más oculto en función del modelo y del año de fabricación.

Antecedentes

Para una mayor tranquilidad entre más información tenga del vehículo mucho mejor, un candidato puede ser más interesante si su vendedor tiene toda la información a la mano. Cualquier factura puede ser útil y los libros de mantenimiento serán claves. De esta forma se podrá comprobar las reparaciones y si mantiene las piezas originales. Para esto también es conveniente ir comprobando que coincida en número de bastidor con el del motor (aunque puede haber algunas excepciones).

Restauraciones

 

En este tipo de vehículos clásicos muchas veces los vendedores utilizan como reclamo algunos eslóganes como “restauración completa”. Eso también habrá que comprobarlo, ver hasta qué nivel ha sido restaurado. Sería interesante comprobar todas las partes que han sido reparadas o sustituidas, así como si se han utilizado repuestos originales. De este factor puede depender en gran  medida el precio final de compra.

Entradas relacionadas

Comentar