Amphicar, el clásico del día

El Aamphicar es un auto alemán que se produjo en 1961 y se vendió en los EEUU como el primer automóvil anfibio de pasajeros civiles producido en serie, un vehículo interesante de corte muy parecido al Volkswagen con  frente puntiagudo que contaba con un casco inferior. Amphicar contaba con un motor naftero de cuatro cilindros y 1,1 litros provisto por Triumph Herald. Se ubicaba en la parte trasera del vehículo entregando una potencia de 43 caballos.

Contaba con una caja de cuatro cambios, que además podían movilizar las dos elises traseras, contaba con una bomba de alivio que ayudaba a sacar el agua que ingresaba por dos orificios en la tapa del baúl.

Las relaciones de transmisión en agua  eran sólo dos y la M.A. Además, en el agua las ruedas delanteras actuaban como timón, siendo las encargadas de dirigir la trayectoria del Amphicar.

Todo sus conjuntos mecánicos eran completamente herméticos pues  ya sabemos qué sucede cuando ingresa agua en un motor de combustión interna de ciclo otto gasolina,

El Amphicar contaba con una velocidad máxima de 7 mph cuando se usaba en el agua (unos 11 km/h) y en tierra de 70 mph (unos 113 km/h), cifras que le valieron el apodo “770”.

Un auto que en su época se produjeron aproximadamente 3878 unidades. Una de sus limitantes eran los permisos para poder navegar. Salió en colores Rojo, Blanco, Azul y verde.

En los años sesenta llego a costar entre 2800 y 3500 dólares; hoy en día los coleccionistas pueden ofrecer mucho más que esto.

Un auto épico con una idea muy particular donde se puede disfrutar de la comodidad del auto también en el agua. Con los avances tecnológicos de hoy día un auto que ofreciera la posibilidad de navegar sería muy interesante.

 

Entradas relacionadas

Comentar