Testigo del freno de mano encendido

El freno de mano, también conocido como freno de estacionamiento o de emergencia, está diseñado para contener el auto cuando se encuentra estacionado y en caso de que falle el freno de pedal. La luz del freno de mano se enciende cuando el freno se encuentra accionado. Sin embargo, si esta luz permanece encendida, puede haber algún problema en el sistema.

Cuando se enciende una luz de advertencia en el cuadro de instrumentos, es porque algo no funciona correctamente. En primera instancia debemos verificar que el freno no se encuentre activado, si se enciende sin motivo aparente lo más recomendable es llevarlo al mecánico de confianza.

¿Cómo es el testigo que hace referencia al freno de mano?

El testigo de advert testigo encia es de color rojo, puede ser una letra “P” dentro de un círculo con paréntesis a los lados. Cuando la luz es de color rojo por lo general corresponde a un signo de alerta; aunque no siempre, ya que a veces puede combinarse con una luz genérica representada por un signo de exclamación dentro del mismo círculo con paréntesis.

¿Por qué se puede encender el testigo del freno de mano?

La función principal del testigo del freno de mano es indicar cuando no está desactivado. El freno de estacionamiento es un sistema mecánico que se usa principalmente al estacionar un vehículo, especialmente en pendiente. Sin embargo, es posible que la luz que lo indica permanezca latente incluso después de retirarlo. Ciertamente, hay más de una razón por la que esto podría suceder. Porque ya sea eléctrico o manual, una vez que se aplica el freno de mano, la luz de advertencia debe encenderse en el cuadro de instrumentos, y solamente en esa única situación.

Sensor del pedal del freno

Una de las razones más frecuentes por las que se enciende el testigo o simplemente parpadea al tacto con la palanca de freno o botón, es el sensor de pedal del freno. Lo primero que se debe revisar es el sistema eléctrico, escanear y verificar el funcionamiento del interruptor del pedal, este procedimiento debe realizarlo un mecánico especializado, si el problema es con la luz del testigo también puede obedecer a un problema eléctrico.

Pastillas de freno desgastadas

Otra razón que puede haber empeorado la condición del sistema de frenos, provocando que la luz brille siempre, es el desgaste de las pastillas. Si se enciende el testigo, es bueno revisar el nivel del líquido de frenos, ya que el fluido trata de compensar el espesor de la pastilla y por tanto se puede apreciar por debajo del nivel máximo.

Es mejor revisarlas con regularidad, como parte del programa de mantenimiento. Recuerde que, cambiar las pastillas de freno es algo que debe hacerse siempre con regularidad. Si las pastillas de freno se agotan, existe el riesgo de que se generen graves problemas.

Circuito del líquido de frenos con un nivel bajo o con fugas

Si el testigo permanece encendido, es altamente recomendable comprobar el nivel del líquido de frenos. El depósito suele estar en el vano, normalmente en el lado del conductor. En caso de que el nivel de líquido esté por debajo del mínimo, hay que rellenarlo inmediatamente para asegurar un óptimo funcionamiento del sistema. También es importante revisar que el sistema no se encuentre aireado, por efecto del uso se crean burbujas alojadas en el circuito o que el líquido se contamine. En cualquiera de estos casos, es recomendable la recarga del sistema o de un reemplazo del líquido completo.

Sin embargo, otro motivo por el cual puede aparecer el testigo del freno de estacionamiento sin motivo aparente es que pudiese haber una fuga en uno de los manguitos de la línea de frenado o en las pinzas. Primero, verifica el nivel de líquido de frenos. Si rellenándolo no se llena, echa un vistazo debajo del vehículo para ver si hay charcos o goteos. Sigue la línea desde el depósito de líquido de frenos hasta cada una de las ruedas. Si ve gotas que caen justo donde están las ruedas (o camino hacia ellas), es que hay una fuga en el sistema

Sistema de antibloqueo de frenos (ABS)

En el peor de los casos, se puede encender tanto el testigo del freno de mano como el del ABS. Si al dar encendido, dichas luces se mantienen aún encendidas, es mejor no iniciar la marcha y llamar a tu compañía de seguros para que venga a recogerte el auto. Esto se debe a que la falla puede causar dificultades para frenar o a un problema con las pinzas, que pueden estar parcialmente bloqueadas. Si las pinzas de freno se atascan, el auto puede resultar difícil de conducir y, consecuentemente, derivar en una pérdida de control.

Bombillas de las luces de freno fundidas o un fusible quemado

Este es un problema simple de detectar y de solucionar. Revisar las luces de freno es tan simple como mirar la parte trasera del auto mientras alguien pisa el pedal del freno. Algunas bombillas son más fáciles de acceder que otras.

Batería con bajo voltaje

Una luz de advertencia del freno de mano podría ser también por problemas de bajo voltaje. Si la batería no está suministrando el voltaje correcto al sistema eléctrico, puede derivar en todo tipo de errores. Otros signos reveladores de problemas con la batería son las luces que parpadean, o que son mucho menos brillantes en ralentí que cuando se acelera, o que al arrancar el motor. Cargar la batería y mirar si los problemas persisten.

¿Qué debo hacer si el testigo del freno de mano no se apaga?

Si la luz de advertencia del freno de mano está encendida, lo mejor que podemos hacer es parar en un lugar seguro y apagar el motor. Esperar unos segundos y luego tratar de arrancar. Si el testigo desaparece, entonces solo ha sido una falsa alarma. Pero si no es el caso, es necesario acudir a un mecánico. Es de vital importancia que el problema se diagnostique  y se solucione de inmediato.

Comentar