Razones por las que no se activa un airbag luego de una colisión o accidente

Hay ocasiones en las que se produce una colisión o accidente y los airbag no se activan, ya sea por estar defectuosos o porque la forma y circunstancias en las que se produjo el impacto y la forma en que están programados los sensores hace que los sistemas del vehículo no activen el airbag, situaciones que el fabricante generalmente advierte en su manual de usuario.

¿Qué significa que el airbag no se active?

Parece sencillo – estás en un accidente y el airbag “sale disparado”. Para la persona promedio, el airbag es una característica muy conocida que esperan que esté en un auto, pero de la cual saben en realidad muy poco. Por eso, compañías como Volvo se han calificado a sí mismos con cinco estrellas en calificaciones de pruebas de choque y protección de airbag a 360°. Si bien parece una característica que se “debe tener”, su uso a veces puede causar más daño que bien.

Decenas de miles de vida han sido salvadas desde que apareció el airbag en 1990, según estudios e investigaciones. Pero otros estudios e investigaciones han demostrado que sólo en Estados Unidos, 238 muertes fueron causadas por un mal despliegue de airbag.  Si bien puede generar un poco de miedo pensar que un dispositivo de seguridad podría empeorar lesiones o incluso causar la muerte, lo cierto es que las estadísticas están inclinadas fuertemente hacia las vidas salvadas por el airbag, por lo que al final del día lo bueno gana.

El gran interrogante sucede cuando el airbag no se activa, ¿qué es lo que causó que el airbag no se active?

Dependiendo del momento de impacto, la velocidad a la que se iba y otros factores más se puede averiguar qué es lo que causó que el airbag no se active. Primero que nada, habría que pedirle a ingenieros mecánicos que investiguen el coche e intenten encontrar la razón técnica por la que no sucedió: si fue que el airbag estaba defectuoso, que el choque se dio de manera tan particular que los sensores no lo activaron, que el sistema no funcionaba o lo que sea que encuentre.

Para determinar bien, es necesario echarle un vistazo a la “caja negra”, un sistema de la computadora que procesa y toma decisiones, entre ellas, cuándo activar el airbag si hay una colisión.

Entonces, para responder a por qué no se activó el airbag, se pueden utilizar dos simples respuestas (por lo general): “depende de” y “porque no estaba en condiciones”, ésta última es la respuesta más probable y común.

La gravedad o forma en la que se dio el choque, la orientación, el uso del cinturón de seguridad, el ajuste del asiento y la estatura de los ocupantes son algunos de los principales factores que rigen en el despliegue del airbag. Lo rápido que vayas o incluso la gravedad total del impacto pueden ser completamente irrelevante para el despliegue del airbag. Una colisión “normal” puede durar entre 80 y 150 milisegundos, pero por lo general la activación del airbag se hace en cerca de 30 milisegundos. Cuando los choques fueron en su mayoría de costado, el coche lo reconoce y por eso no activa el airbag. Lo mismo si se produce un choque contra un poste o árbol, puesto que en algunos casos por el ángulo y área de exposición no se activa el airbag, de allí que algunos fabricantes  lo aclaran e incluso recomiendan evitar en lo posible este tipo de choques.

Sin embargo, la mayoría de las ocasiones en las que el airbag no se activa se debe a que el mismo no está funcionando como corresponde, porque está mal instalado, porque es defectuoso o porque el sistema encargado de activarlo no funciona correctamente. Por eso, se recomienda hacer una revisión del airbag cada regularmente o antes de cualquier viaje largo para tener la seguridad de que todo está en orden.

Entradas relacionadas

Comentar