Plymouth Barracuda: el hermano pequeño del Ford Mustang

plymouth barracuda

Los vehículos que aparecen en las películas de A todo gas (Rápidos y Furiosos o Too Fast Too Furious) no suelen ser escogidos al azar. Son coches que triunfaron en su momento o que en la actualidad son populares y deseados por todo el mundo automovilístico.

Pues bien, el Plymouth Barracuda es uno de los autos protagonistas de la saga, ya que el gran Vin Diesel lo condujo en la sexta película de esta longeva y gran saga de carreras y persecuciones de coches.

¿Quieren saber más sobre el denominado "pequeño hermano del Ford Mustang"? Si les gustaría saber el por qué de ese nombre y la historia de este auto clásico, solo tienen que seguir leyendo y se la contamos ahora mismo.

Nacido para competir con el Ford Mustang

El Plymouth Barracuda fue diseñado para competir con Ford y su Mustang, algo que jamás conseguirían, ya que el legendario coche de la marca estadounidense lo barrió por ventas durante los 10 años en los que el Barracuda estuvo en el mercado. Pero eso no quiere decir que fuera un mal coche, ni mucho menos.

Tras ser diseñado, hubo incluso problemas para darle un nombre. Los ejecutivos de la marca habían pensado en llamarlo Plymouth Panda, pero evidentemente el nombre no encajaba demasiado. Finalmente, y con algo más de sentido común, en 1964 se lanzó el Plymouth Barracuda.

El aspecto de este primer modelo era muy diferente al que hemos visto en A todo gas, ya que era más bien un coche de gama media y no demasiado deportivo. La filial de Chrysler no buscaba atacar el segmento de mayor precio, sino el de precio medio, y por ello este vehículo pudo parecerse demasiado a otro de sus "hermanos": el Plymouth Valiant.
barracuda 1965

Segunda generación: acercándonos al deportivo

En su segunda generación, creada desde 1967 hasta 1969, Plymouth hizo un diseño mucho más aerodinámico. El vehículo fue diseñado, según sus creadores, para parecer "una botella de Coca-Cola", por lo que donde antes había líneas rectas y esquinas ahora había muchas curvas.

Era la tendencia de la época y ni el Barracuda ni el Mustang huyeron de ella. Eso sí, Plymouth fue "obsesionándose" con mejorar el motor e ir haciendo el coche cada vez más potente, allanando el camino para convertirlo en ese deportivo que todos reconocemos por este nombre. Y ese deportivo se creó en su tercera generación.

barracuda 1969

Tercera generación: el Plymouth de las películas

Plymouth sabía que el Barracuda debía diferenciarse y dejar de parecerse al Valiant, por lo que lo cambiaron por completo. Eliminaron todas las posibles coincidencias entre ambos vehículos, convirtieron el Barracuda en un coche de gama alta y dijeron adiós a la etiqueta de "coche económico para toda la familia".

Durante estos años el motor siguió creciendo en tamaño y potencia. Pero, por desgracia, ese fue uno de los grandes motivos por lo que este coche dejó de producirse en 1974.

Con la crisis energética de los años 70, los coches con grandes motores y poco respetuosos con el medio ambiente como este Barracuda (también llamado 'Cuda en la época) ya no eran atractivos. Era muy caro asegurarlos y su consumo de gasolina era excesivo incluso para el bolsillo de la clase alta de la sociedad de la época.

Por este motivo, justo 10 años después de comenzar su producción, se detuvo la producción de Barracudas el 1 de abril de 1974. A pesar de que 2007 hubiera rumores de que Chrysler lo iba a traer de vuelta, todo se quedó en un rumor y parece que la marca Dodge es la encargada de mantener el "espiritu 'Cuda".

barracuda 3 generacion

¿Quiere un Plymouth Barracuda?

Hoy en día este auto clásico sigue en venta, aunque se ha convertido en una de las joyas deseadas por todos los coleccionistas de coches. Para que se hagan una idea, la subasta media de estos vehículos en buen estado está alrededor del millón de dólares. No creo que se lo puedan permitir, ¿o quizás sí?

Entradas relacionadas

Comentar