Ford Mustang 1966 convertible

Inspirado en el emblemático caza P51 Mustang y los Caballos salvajes de Norteamérica, nace  el emblemático auto de Ford. Todo lo que se refiere a este modelo y su primera generación hacen parte de la historia de la marca.

A mediados del siglo XX muchos fabricantes de automóviles fijaron su mirada en los compactos y ligeros Roadster Ingleses de la época, como el AC Cobra y todos los autos de la TVR Tuscan Racer, autos que contrastaban con los enormes autos construidos en Norteamérica.

Al querer trasladar este estilo al mercado estadounidense, emergió la saga de autos que han vencido el paso del tiempo. El deportivo americano por excelencia es el Corvette, que con su éxito reaccionaron toda la industria de Detroit, igual que como opera en la actualidad.

El Thunderbird fue la primera respuesta de Ford  al deportivo de GM, que hasta los años 60 logro librar competencia al Corvette.

Caroll Shelby

Aquí es donde hace la aparición Carroll Shelby, quien era la leyenda de los Roadster, un piloto de Texas, que ganó al volante de un auto británico las 24 horas de Lemans, luego de retirarse por problemas médicos y una afección cardiaca que lo alejaba de las pistas, decide convertirse en fabricante de sus propios deportivos.

Un piloto con una gran trayectoria, y quien más que él, para llevar a cabo la fusión ente dos conceptos diferentes, por un lado los ligeros autos deportivos ingleses y por el otro, los potentes motores norteamericanos.

Haciendo Historia

Ya estando fuera de los circuitos Carroll Shelby crea una academia de pilotos e inicia conversaciones con el constructor Europeo AC. Esta relación de Shelby con la marca AC, da como resultado la construcción del Shelby/AC Cobra.

El texano se pone en contacto con Ford para ser el proveedor de los motores del cobra, Ese mismo año precisamente, Lee Iacocca ascendía al cargo de vicepresidente y Director General de Ford y junto al propio Shelby serán los dos nombres propios más determinantes en la historia del Mustang.

Iacocca crea un comité en esta época para encontrar el auto que remplazaría al thunderbird, ya que estaba perdiendo la batalla con sus competidores, la idea era construir un auto que todos quisieran, pero un auto juvenil no era lo que quería la marca.

Ford Mustang I

Antes de llegar al Concepto que quería Iacocca, salieron dos conceptos, el primero se asemejaba mucho al Chevrolet Corvair, otro de los competidores de la época,  El Mustang I Concept era un ejercicio de diseño en forma de roadster biplaza, con motor en posición central trasera. El propulsor era un V4 de 1,5 litros que desarrollaba 109 caballos. Pero rápidamente perdió interés al igual que el Chevrolet Corvair.

Ford Mustang II

En 1963 aparecería el auto con las líneas del auto que se convertiría en el gran inspirador de una generación. Volvió a la base con su motor delantero, un amplio espacio interior con la posibilidad de alojar cuatro pasajeros.

Motorizaciones

Tres posibles motorizaciones, un V6 de 3,3 litros de 120 caballos y dos V8,  uno de 4,3 litros que inspiraba 190 caballos y el más potente de 4,7 que emanaba 200 caballos.

Su nombre, que estuvo a punto de no ser Mustang sino Cougar, hacía referencia a los caballos salvajes, dando lugar a un emblema único para este modelo, reconocible hoy en todos los lugares del mundo.

De esta manera dará origen a un tipo característico de vehículos encasillados bajo el término “pony cars” y del que por su puesto es inspirador como reconoce el propio término. Se puede decir que marcará el camino también a una tendencia más amplia recordada como la era de los Muscle Cars. Esta era cambiará el significado de la palabra ‘prestaciones’. Pero en eso tendrá mucho que ver Carroll Shelby. Pero después les contaremos esa historia.

Entradas relacionadas

Comentar

Una opinión

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. […] la “inauguración” de esta categoría? ¿Por qué no triunfó tanto como otros como el Ford Mustang? Tendrán que descubrirlo en este […]