Pausas activas para conductores

Conducir un auto entre 8 y 12 horas puede representar un riesgo para la salud. Los conductores se exponen al cansancio físico y psicológico, el cual puede derivar en problemas de salud.

Especialistas en Salud Ocupacional recomiendan realizar ejercicios de estiramiento cada cierto tiempo para eliminar la posibilidad de lesiones y liberar el estrés. Esto aporta a las medidas de seguridad que deben tomar los conductores a fin de evitar accidentes.

Entre otros síntomas, el estrés se manifiesta en contracturas musculares que, en su fase inicial, provocan dolor, pero pueden llegar incluso a limitar los movimientos.

Mientras más horas pasa una persona frente al volante mayores son las molestias causadas por la contracción dolorosa e involuntaria de los músculos. Este cuadro se agrava, además, por la postura inadecuada que adopta la mayoría de conductores.

Pausas Activas

El programa de pausas activas establece unos periodos de recuperación luego de un periodo de tensión de carácter físico y mental generado por el trabajo. Una pausa activa toma tan solo 5 a 7 minutos, por lo general se realiza en el intermedio de los horarios, a las 10:30 am y a las 3:30 pm. Es importante saber que un trabajo prolongado durante dos horas genera fatiga.

Importancia de las pausas activas

Realizar pausas activas previene trastornos osteomusculares generados por cargas estáticas y dinámicas como las posturas prolongadas y movimientos repetitivos.

Rompe la monotonía laboral reduciendo los niveles de estrés ocupacional y promueve la integración del equipo de trabajo.

Ejercicios recomendables

Practicar los ejercicios activa la circulación sanguínea reduciendo la fatiga física y mental, incrementando la productividad. Los siguientes ejercicios son los más recomendables:

Espalda

Un ejercicio ideal para estirar la espalda requiere estar de pie. Puede bajarse del vehículo y colocarse en la acera. La maniobra inicia llevando las manos a la altura de los riñones. Después coloca los codos hacia atrás y estira el cuerpo hacia arriba. De esta forma se va a lograr un momento de relax. Se debe realizar este ejercicio durante dos minutos. Flexiona la parte superior del cuerpo hacia la derecha y luego a la izquierda. Repite este ejercicio cinco veces para cada lado.

Para los brazos

Este movimiento se puede realizar dentro del vehículo. Lo primero es levantar los brazos y llevarlos hacia atrás, tomando en cuenta el nivel de flexibilidad de cada persona. Al mismo tiempo se debe mantener la espalda separada del respaldo del asiento. En lo posible se debe mantener la espalda y la cabeza rectas. Suba los hombros hacia las orejas a la vez que inhala, contenga la respiración durante 3 segundos. Baje los hombros exhalando y juntando los omóplatos durante otros 3 segundos. Realice de 3 a 6 repeticiones. La posición debe mantenerse entre 30 segundos a 2 minutos.

Para las piernas

Las extremidades inferiores son una de las partes del cuerpo que más sufren durante la conducción. Es por esto que resulta importante estirarlas. Suba y baje los tobillos, esto evitará la formación de coágulos en las piernas. Repítelo 3 veces con cada lado.

Eleve una pierna hacia delante y hacia atrás durante 5 veces. Luego alterne con la otra pierna. Esto ayuda a eliminar la tensión y contribuye a la circulación sanguínea en la zona inferior del cuerpo. Otra alternativa es hacer unas sentadillas muy suaves para liberar la presión de las rodillas. Caminar un poco también ayudará a estirar los gemelos.

Para el cuello

Esta parte del cuerpo soporta toda la tensión provocada por el peso de la cabeza. Los músculos en esta zona tienden a sufrir contracturas debido al estrés. Una alternativa para relajar estos músculos es mover la cabeza sobre el hombro derecho, manteniendo la postura por 10 segundos. El mismo movimiento se debe repetir sobre el lado izquierdo. Las repeticiones pueden realizarse durante dos minutos.

Entradas relacionadas

Comentar