El instinto de conservación y la seguridad vial

Las normas establecen un código de conducta para los conductores, establecen una serie de actitudes que deben tener en cuenta los conductores para circular de una forma segura. Sin embargo el concepto de las normas de transito ha desdibujado la conciencia de los mismos ciudadanos.

En un accidente de tránsito es importante establecer culpabilidades, quien llevaba la vía, quien infringió la norma de transito, etc. Pero lo que muchos olvidan es  algo esencial y se lo contaremos en este artículo.

Instinto de conservación

Preservación de la vida y de la integridad corporal que en los animales (incluido el hombre) es innata. Los psicólogos y biólogos aprecian que se trata de un conjunto coincidente de instintos. Además, en el hombre, a esa reacción física se une la mental, que le lleva a prever los riesgos y adoptar su defensa incluso antes de concretarse el ataque o el mal.

¿Qué pasa con este instinto en los accidentes?

La cultura vial lleva a que los conductores al protagonizar un accidente antepongan conceptos como: yo llevo la vía, para eso está la póliza de seguro, usted iba a exceso de velocidad, yo no lo vi, usted no sabe quién soy yo, entre otras frases que se han convertido en cliché.

Yo les planteo a todos las siguientes preguntas ¿ha tenido alguna colisión? ¿Qué hábitos de manejo utiliza para evitar accidentes de tránsito? ¿En caso de una colisión que hace para evitarla? ¿Cómo evitar mayores daños o lesiones en un accidente?

El instinto que todos tenemos debe estar latente, para preservar nuestra integridad y la de las demás personas. Cómo es posible que un conductor cierre a un motociclista y si este le increpa por su actitud le responda: para eso está el seguro ¿dónde está el instinto de conservación?

En caso de un accidente lo primero que deberíamos analizar es: ¿qué hizo usted para evitar el accidente? Y la respuesta segura es: “yo tengo la vía”. Bueno pues yo me pregunto, si usted lleva la vía pero ¿dónde está el instinto de conservación?

El conductor invade el carril de otro conductor y prende la direccional mientras realiza la maniobra y de seguro si le preguntamos porque lo hizo va a responder: mire la direccional (aunque la direccional no le da vía, si es una constante en el pensamiento de muchos conductores).

Cambio de actitud y de cultura

“Es mejor prevenir que lamentar”. Muchos conocemos este refrán, pero nadie lo aplica. Es una frase de la sabiduría popular, que si la ponemos en práctica quizás logremos reducir en algún porcentaje los accidentes de tránsito, pero en caso de que la situación sea realmente inevitable, lo que sí es muy seguro es que podemos prevenir el impacto. Reducir los daños en los vehículos y las posibles lesiones o hasta la muerte de un peatón, o de cualquier conductor.

Qué tal, si en caso de que se presente una situación fortuita mientras estamos transitando en nuestro vehículo, dejamos de pensar quien tiene la vía, quien infringe las normas y más bien nos preocupamos en activar el instinto de conservación natural.

¿Cómo activar el instinto de conservación natural?

Fácil, todos lo tenemos y se activa solito, no hay ningún secreto, lo único que se necesita es estar atento, concentrado en lo que está realizando en ese preciso momento que es: Conducir. El problema que existe en las vías en un alto porcentaje es la concentración.

La concentración

Es difícil, las obligaciones, el día a día, las cuentas, el trabajo, la reunión, la hora, y pueden ser innumerables las cosas que pasan por nuestra mente. Pero mientras usted piensa en que tiene que llegar a la casa a sacar el perro a orinar... crash... pum... ahhh! que se chocó con el carro de adelante porque usted no vio que tenia puesta la direccional.

Sin embargo, le recuerdo que el carro es una máquina y mientras la operamos para evitar accidentes debemos dedicar nuestra concentración, pensamiento y actividades a solo una cosa: Conducir.

La tecnología al servicio del conductor

Como estamos en la era de la conectividad y las redes sociales, el Smartphone nos puede ayudar. ¿Cómo? Antes de poner en marcha el vehículo tome su Smartphone, ingrese a todas sus redes sociales y chats, y realice lo siguiente:

Facebook: Antes de arrancar tómese una selfie, coloque en su muro el siguiente estado “Estoy conduciendo”, salga de su cuenta e ingrese a Twitter.

Twitter: coloque el siguiente tag en Twitter @estoyconduciendoenestemomento, salga de la aplicación y entre a sus aplicaciones de mensajería.

Whatsapp: coloque en su estado “Estoy conduciendo, no molestar”, lo puede activar en todos los programas de mensajería como line, telegram, Hangouts, Skype, Snapchat, wire, kik, etc.

El cambio de conciencia

Importantísimo cambiar el concepto de la seguridad vial, debemos ser más proactivos, dejar a un lado la rivalidad y la envidia. Conducir de forma prudente, pensando que no somos los únicos que conducen en la vía, que lo hacen bien y que los demás deben ser castigados.

El día que pensemos de forma racional, con una cultura de “Es mejor prevenir que lamentar” tal vez los accidentes de tránsito no se reduzcan, pero si las lesiones y la muerte de peatones, ciclistas, motociclistas y conductores en general.

No olviden dejar sus comentarios y cuéntenos ¿ha tenido alguna colisión? ¿Qué hábitos de manejo utiliza para evitar accidentes de tránsito? ¿En caso de una colisión que hace para evitarla? ¿Cómo evitar mayores daños o lesiones en un accidente?

Entradas relacionadas

Comentar