¡Ojo con los airbag reciclados!

El funcionamiento del airbag depende físicamente de la descomposición de la azida sódica, un compuesto que reacciona cinéticamente, lo que quiere decir que reacciona bajo ciertas condiciones, con el calor, movimiento o presión.

También funciona bajo unas variables preestablecidas de aceleración y deformación configuradas electrónicamente que toman señales de sensores y se analizan en la unidad electrónica del airbag. Estas  determinan la activación o no de los airbag en conjunto con el sistema complementario. De aquí la importancia de sustituir el sistema por completo, cada pieza hace parte del sistema y todos actúan de forma conjunta.

Tenga en cuenta que en el mercado de las autopartes se consiguen repuestos de todas las calidades ¡Ojo con los airbag reciclados! Aquí le contamos el problema de un airbag reciclado.

La recomendación de los expertos es: “Si instalamos un airbag nuevo, todo, absolutamente todo se cambia: airbag, sensores, disparadores pirotécnicos, centralita, cableado, etc.”

Problemas derivados del uso de elementos de segunda mano

El problema más importante es que la pieza no se active y es que lo más probable es que no opere de forma correcta. Ya que, aunque lo cambie por uno que pueda ser idéntico, tiene que ser idéntico hasta en el más mínimo detalle.

Pero los fabricantes, en los mismos modelos manufacturados en diferentes momentos, pueden incluir pequeñas modificaciones que no garantizan que sean piezas compatibles al cien por cien.

Eso sin nombrar que, en el lugar donde se adquiera, aseguren que el airbag es de un auto que no ha sufrido ningún golpe. Porque puede que le vendan uno de un vehículo que sufrió un golpe trasero y por ello los airbags no saltaron, pero no hay garantías de que se encuentre en buen estado.

También es posible que el airbag se active en cualquier momento  sin causa aparente, lo que puede convertirse en una amenaza para el conductor o pasajeros que pueden salir lesionados e incluso causar un accidente de tránsito.

¡Lo barato sale caro!

Bien lo dice el adagio popular que ¡lo barato sale caro! Es bueno buscar la economía, pero en materia de seguridad siempre es mejor no escatimar en gastos e inclinarse por un repuesto nuevo y original.

Las estrategias de venta son fuertes, pero tenga en cuenta no caer en manos de deshonestos. Tal vez a simple vista no se observa si el repuesto es nuevo o de segunda, así que  compre repuestos en lugares certificados.

A veces optamos por cambiar solo lo que se dañó, sin embargo es difícil establecer el nivel de afectación de todos los componentes del sistema de retención pero existe una alta probabilidad que estén afectados y al momento de una nueva colisión no se activen.

En general, los componentes de un sistema de retención suplementario (SRS o airbag) son elementos de un solo uso: una vez activados, no pueden reutilizarse. Y así ocurre con las bolsas airbag, los pretensores de los cinturones y cualquier otro dispositivo de activación pirotécnica. También, y como consecuencia de la activación de los dispositivos pirotécnicos, es habitual que determinados componentes adyacentes se vean afectados, presentando roturas y deterioros visibles.

Entradas relacionadas

Comentar