Mantenimiento del Embrague de la Moto

El embrague en las motos está en constante uso y sometido a tensiones extremas. Sus componentes se desgastan inevitablemente. Así que es necesario un ajuste regular para mantener su eficacia y evitar un desgaste acelerado.

A veces es fácil pasar por alto los síntomas más claros de un embrague en mal estado. Un ligero patinar o una mínima resistencia al avance son exponentes de una cercana pero remediable avería. Regular periódicamente el tensado del embrague ayuda a prolongar la vida del mismo.

En la entrada de hoy hablaremos acera del mantenimiento del embrague, los síntomas más comunes y algunos consejos para un mantenimiento adecuado.

Síntomas

El embrague patina: se produce cuando los discos se resbalan uno contra otro y el embrague no se acopla totalmente. Un síntoma es que el motor no transmite la totalidad de la energía a la rueda, cuando se pone en marcha o cuando pasa por destapadas o por vías pendientes.

Deslizamiento con la maneta presionada: la moto con la maneta presionada se desplaza, presenta dificultad para engranar un cambio o presenta dificultad en la búsqueda del punto muerto. Si no se corrige éste síntoma hará que se caliente en exceso y con rapidez, la consecuencia será unas pastillas de fricción completamente pulidas y sobrecalentadas o vitrificadas con la inevitable pérdida de las propiedades de la fricción, la posible deformación de los discos y la pérdida final de elasticidad de los muelles. Todos estos síntomas pueden dar lugar a la revisión o posible sustitución de los discos de embrague.

Mantenimiento

Los embragues de accionamiento hidráulico han aumentado en la construcción de las motocicletas, ya que su mantenimiento es menor, sin embargo todavía hay un parque automotor de embragues convencionales.

Para realizar un mantenimiento adecuado del embrague convencional tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

Revisión de tensado y cable

Cuando el embrague está correctamente ajustado, debe existir una holgura entre la manigueta y el soporte de 5 milímetros aproximadamente, antes de empezar a ejercer presión.

Para realizar el reglaje, se ajusta el regulador del cable, estos reguladores de cable pueden manipularse de nuevo para afinar el ajuste y compensar el desgaste progresivo.

Antes de intentar ajustar el tensado compruebe el estado del cable para ver si se desliza suavemente. Se verifica la funda exterior para ver si hay señales de desgaste por rozamiento o posibles golpes que agarrotan interiormente su recorrido.

Para el desarme del cable de embrague tenemos que destensar totalmente sus reguladores para lograr la máxima holgura entre sus palancas, una vez tengamos dicha holgura podremos sacar con facilidad los pernos de sus ubicaciones.

El método más fácil para el engrase del cable es suspenderlo mientras se vierte aceite lentamente por el interior de la funda, de vez en cuando, se empuja el cable hacia arriba y abajo para que el aceite tenga más facilidad de penetración por todo el interior del cable.

Los cables revestidos con nilón no deben engrasarse, tan solo limpiarlos con combustible o un aerosol especial.

El montaje de éste una vez engrasado o revisado, es importante que prestemos atención en la reinstalación del elemento y que no nos confundamos en el recorrido de su ubicación.

Revisión de los discos

El embrague es un conjunto multidisco bañado en aceite que está formado por el bastidor o tambor externo, el tambor de transmisión central, tapa y los discos de fricción.

El conjunto  completo se sitúa en el eje principal de la caja de cambios pero su bastidor está montado sobre cojinetes, de modo que puede girar independientemente del eje principal. Se conecta mediante engranajes primarios o en mínimos casos en cadena al cigüeñal y gira en relación con la velocidad de éste último.

El tambor de transmisión central se sitúa en el eje principal de la caja de cambios, y gira a su misma velocidad, este mantiene los discos de fricción dentro del bastidor del embrague donde son comprimidos por los muelles cuando se acciona el embrague.

Para comprobar los discos se verifican los muelles del mismo, en el manual de mantenimiento se encuentra la forma como se realiza el desarme y las características específicas como el grosor mínimo del disco, entre otros.

Los discos y muelles de embrague originales normalmente son los más recomendados tanto por su rendimiento como duración pero en el mercado hay varias marcas alternativas las cuales dependiendo del modelo de motocicleta garantizan un comportamiento medio.

Entradas relacionadas

Comentar