GMC 1952 Pick Up

Al pasar por una venta de autos de segunda vimos esta linda camioneta, una GMC Pick Up del año 1952, llamo nuestra atención por su porte, no hace mucho nos encontramos con una Panorama del 55, y unos Ford del 56 que nos encontramos en la ruta Bogotá – Medellín, que estaban muy bien tenidas y como dicen en Mexico enchuladas.

Aunque ya ha sido modificada y tiene un motor Nissan 3.5 litros Diesel. No pierde sus líneas exteriores y los acabados en el interior son los de la camioneta.

Exterior

El diseño de la GMC 1952 es realmente nostálgico, hace muchos años se veian en los campos muchas de estas camionetas, ya sabemos por qué son preferidas para el Hot Road, por sus líneas, los guardabarros ensanchados, y toda la línea exterior, la altura al piso.

1952 fue en el apogeo de la Guerra de Corea ya finales de 1951, 1952 y principios de 1953, el níquel y el cobre que se utilizan en el proceso de cromado, eran escasos. Como resultado, durante esos años casi todos los adornos cromados fue eliminado de estos camiones por lo que una verdadera Parrillas  en 1952, en lugar de cromo, los GMC y Chevy habían pintado, insignias capucha, tapacubos, parachoques y guiones.

Las camionetas de esta época eran, camiones de trabajo duro con GMC se comercializa principalmente a los agricultores, que no querían y no podían permitirse lujos. Se anuncia como "Construido como los grandes", llegó con una serie de características y accesorios que consideramos hoy en día esenciales opcionales - artículos tales como un espejo retrovisor interior. Venían de la fábrica con solamente un carenado exterior montado espejo retrovisor y el espejo. La razón era que la camioneta se llenaría con productos agricolas y que no sería capaz de ver por la ventana trasera así que por qué proporcionar un espejo. Otros accesorios eran el calentador / desempañador y bloqueo de tapa de la gasolina. A la derecha de la luz trasera mano. En 1952 las camionetas GMC no vienen con un parachoques trasero porque los agricultores se quejaron porque el parachoques trasero interfirió con la puerta de la cola dejando caer todo. Así que la solución de GM era eliminar el parachoques trasero. La radio era otro accesorio.

Interior

El interior es de color escarlata, casi un vinotinto, como en cuero que ya denota el paso del tiempo. El volante también de color vinotinto de cuatro radios, el tablero de bordo es metalico del mismo color de la carrocería, los relojes incrustados le aportan un diseño único y característico en este modelo, la palanca de cambios con empuñadura de madera, realza en su parte derecha unas parrillas cromadas muy llamativas que contrastan el interior, una es la guantera y la otra es la rejilla de ventilación

Imposible pasar por alto esta hermosa camioneta, que esta para la venta, 25 millones de pesos, muy bien conservada en su parte exterior e interior, con un nuevo corazón un motor Nissan nos dice su propietario, diesel 3.500 centímetros cúbicos, un diseño único de los años 50.

Entradas relacionadas

Comentar