Ferrari Dino 246 GT

El Dino 246 fue el primer modelo de Ferrari producido en serie. Muchos conocedores lo elogian por sus cualidades de conducción y diseño innovador.

El Dino 246 GT era una evolución del Dino 206 GT, equipaba un motor V6 de mayor cilindraje y su carrocería era más amplia, el 246 fue apenas una variación del diseño del 206, con un capó más largo y detalles en la tapa de combustible.

Fue un éxito comercial, se alcanzaron a producir tres series de este bólido y cuando se detuvo su producción la demanda todavía era alta. Conozcamos más acerca de este vehículo.

Características técnicas

El Ferrari Dino 246 GT estaba equipado con un motor V6 trasero transversal a 65 grados. Con un diámetro de carrera de 92,5X60 mm, 2.400 centímetros cúbicos que erogaba una potencia de 195 hp y 187 newton metro de torque.

Se alimentaba con tres carburadores Weber 40 DCN F/7, doble árbol de levas y dos válvulas por cilindro. El motor estaba unido a una transmisión Manual de 5 velocidades todo-synchromesh, conectada por un embrague monodisco.

Historia

El nombre Dino se puso en honor al hijo mayor y único legítimo de Enzo Ferrari, Alfredo Dino Ferrari. Junto con el famoso ingeniero, Vittorio Jano, Alfredo influencia en la decisión de Enzo Ferrari de crear una línea de autos de carreras con motores V6 y V8.

La marca Dino se creó pensando en sacar al mercado un deportivo más asequible que cualquier otro Ferrari. Enzo quiso competir con el Porsche 911, con un modelo económico, pero no quería que la marca “Ferrari” se identificara con un auto accesible por tal razón pensó en Dino.

En 1966 también quiso competir en la Formula 2 con el Dino V6, pero tuvo inconvenientes ya que debía producir 500 vehículos (del mismo motor) para lograr la homologación para competir con el modelo. Por tal motivo, Enzo pidió a Fiat que iniciaran una producción en conjunto del mismo auto deportivo con el motor para competir. De este modo nació el Fiat Dino con motor delantero y tracción trasera.

A pesar de que el motor en medio era muy utilizado en el mundo de la competición, la idea de llevarlo a un automóvil de calle era un tanto arriesgada. La disposición media del motor llevaba gran parte del peso a las ruedas motrices y ayudaba a tener un aerodinámico morro, pero dejaba poco espacio para el pasajero y hacía más difícil la dirección.

El Dino 246 GT hizo su debut oficial en el Salón del Automóvil de Turín, en noviembre de 1969, aunque la producción ya había comenzado. Estéticamente el 246 GT era casi idéntico al 206 GT que reemplazaba, salvo que la tapa de llenado de combustible iba oculta por el panel del pilar trasero izquierdo, acompañado de un incremento de la cilindrada de 2 a 2.4 litros, el material del bloque motor pasó a ser de fundición de acero en lugar de aluminio y otros cambios menos evidentes.

Durante el periodo de producción del 246 GT, desde 1969 hasta 1974, no se le realizaron cambios significativos. A pesar de ello, sí hubo algunas variaciones en pequeños detalles, lo que dio origen a tres series de modelos conocidas como “L”, “M” y “E”. Esto al margen de las versiones propias de diferentes mercados y del 246 GTS con techo targa.

Diseño

El 246 GT aparece en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1972, con un techo desmontable de color negro, sin las ventanillas posteriores triangulares que fueron remplazadas por dos paneles metálicos con tres aberturas.

Se ofrecía con unas llantas Campagnola más anchas y un diseño distinto a las Cromodora de serie, acompañadas de unas aletas más abultadas, así como unos asientos muy similares a los del “Daytona”, con costuras más elaboradas y unas finas tiras horizontales en el centro. En los mercados de habla inglesa esta nueva configuración se conocía como “Chairs and Flares”.

El dino 246 GT esbaba montado sobre un chasis con distancia entre ejes de 2,34 metros, construidos sobre la misma plataforma del 206 GT, modificado para el periodo de producción.

La forma de la carrocería era prácticamente idéntica a la del 206 GT, salvo esos pequeños detalles ya mencionados.

Entradas relacionadas

Comentar