Consejos para circular con remolque

De acuerdo a la definición del código nacional de transito un remolque es “vehículo no motorizado, halado por una unidad tractora a la cual no le transmite peso. Dotado con su sistema de frenos y luces reflectivas”.

Usar un remolque  ofrece muchas ventajas: permite aliviar el peso, el espacio, ideal para largos viajes en familia, además de los usos que se le pueden dar si el usuario tiene una finca o le gusta algún deporte, una moto acuática, una lancha, una motocicleta entre otros.

Sin embargo se debe tener en cuenta el debido manejo que se debe dar al mismo:

1. Normas de tránsito

En el código nacional de transito de Colombia, solo establece su definición en el artículo 2, para el caso de los remolques de menos de 1 tonelada, no hay una reglamentación definida, solo existe una norma técnica para la construcción de los mismos que es la siguiente:

  • Tener un dispositivo de enganche seguro (para evitar que el remolque se suelte en un caso extremo) y que esté acompañado por un sistema auxiliar (cadenas, guayas, etc.) que reduzca el riesgo de accidentes si el primer sistema llegara a fallar.
  • Poseer luces que permitan a los vehículos que le anteceden ver el curso o la acción que el vehículo que arrastra el remolque va a tomar (luz de cocuyo, luz de freno y direccionales). La idea es que las luces del remolque se accionen simultáneamente con el sistema de luces del vehículo de tracción.
  • No podrán superar una longitud total incluido el vehículo de tracción de 12,6 metros. El ancho debe ser de máximo 2,6 metros y la altura debe ser inferior a 4,2 metros.

Teniendo en claro estos aspectos no hay cabida a que un conductor obtenga un comparendo si cumple con estos tres aspectos. Estos elementos de carga deben cumplir con las normas de seguridad para el conductor y los demás actores de la vía.

2. Verificación

Una vez se ha realizado el enganche, se debe inspeccionar el sistema de acople, debe quedar perfectamente asegurado y con las conexiones de la luces acopladas, revisar su funcionamiento, algunos vehículos nuevos traen el sistema eléctrico para el tráiler de forma independiente.

Inspeccionar la estructura, el chasis verificar posibles daños o que falte algún elemento, verificar el tiro al que va enganchado, un aspecto muy relevante es revisar el ajuste antes de iniciar la marcha.

3.  Neumáticos

Debe llevar la presión de aire adecuada, no debe presentar deformaciones ni presentar mayor desgaste para evitar eventualidades.

4. Luces

Antes de iniciar la marcha verificar el funcionamiento de las luces, mantenerlas limpias.

5. Ordenar y fijar la carga

Repartir el peso en el remolque para garantizar la estabilidad. Colocar los objetos más pesados en el centro, procurando repartir equilibradamente la carga. El equipaje no debe moverse, se debe asegurar con cuerdas o zunchos, sino tiene un techo asegura una lona bien tensada y asegurada.

6. Distancia de seguridad

Con el remolque la distancia del vehículo aumenta, está más largo y pesado. La distancia de frenado y de seguridad con respecto a los autos que nos preceden debe ser la adecuada, esta deberá ser proporcional al peso y la distancia que ahora llevamos.

También es importante que no olvidemos esta misma distancia cuando realizamos los sobrepasos, ya que la aceleración será diferente considerando el peso y la distancia, es indispensable suponer esto a la hora de incorporarnos nuevamente al carril. Tampoco podemos tomar las curvas a la misma velocidad que cuando no llevamos remolque. Lo más aconsejable es anticipar bien los movimientos en todas las circunstancias.

7. Habilidad

Transitar con un remolque adherido a nuestro auto  es una nueva variable en la conducción, debemos adquirir habilidad tanto mental como física para acostumbrarnos a las dimensiones y a la dinámica del vehículo y lo que esto implica a la hora de maniobrar el auto, efectos como los vientos laterales influyen de mayor forma en el remolque, ante el que la única solución será reducir la velocidad.

Como todo es costumbre con el pasar de los kilómetros se adquiere la habilidad, si es la primera vez que utilizamos un remolque, lo mejor es entrenar las maniobras varias veces antes de emprender el viaje.

Ensayar las maniobras de parada, acostumbrarse a que el remolque cuando se desplaza hacia atrás, gira al contrario que el vehículo, por lo tanto debemos girar el volante en dirección contraria a donde queremos desplazarnos. Luego analizar un poco la carretera para ver cómo afecta esta el remolque con la carga y sin la carga.

Entradas relacionadas

Comentar