Comportamiento vial

Conducir automóvil es una habilidad que se adquiere a través de escuelas o por transmisión de la información entre la familia, nuestros padres nos enseñan a conducir, nuestros hermanos y tíos. Depende del entorno donde cada persona nace y se forma.

También está la formación automovilística para la competencia, karts, campercross, piques, etc. Donde tenemos diferentes representantes a nivel mundial, hemos tenido pilotos en la formula Kart, en la fórmula 2000, en la fórmula 1 y Nascar.

Comportamiento en la vía

El automóvil es el medio de transporte de muchas personas, a veces limitado por los horarios de pico y placa que tienen algunas ciudades del país, los factores que juegan en contra del conductor son: los embotellamientos, las maniobras de los demás conductores, el mal estado de las vías y su propio entorno social.

Uno de los factores que uno nota cuando esta al volante en uno y  en los demás conductores y que se transmite a través de la conducción es su problemática personal, estrés familiar, estrés laboral y hasta la parte emocional, algo que debe será ajeno a los demás conductores pero somos seres humanos  y tenemos sentimientos y emociones, es inevitable no transmitirlo si los seres humanos somos eso.

Hicimos un experimento salimos a las calles de la ciudad a observar el trafico, el comportamiento, como se desenvuelve el trafico en muchas partes de la ciudad, notamos que existe una anarquía en la ciudad frente a las normas de transito, el código de transito es “nacional”, pero hay ciudades donde no lo aplican, se enfocan en ciertos segmentos y ya, en Bogotá hay una mayor presión a los modelos más viejos y el servicio público, en otras ciudades se enfocan en las motos y se vuelve una persecución.

En nuestro video investigación sobre el comportamiento de los conductores, nos damos cuenta que en una ciudad que todavía no tiene el inconveniente de un tráfico denso, que existan vías donde se puede transitar que no hay tanto vehículo se vuelva intransitable por el comportamiento de los conductores, donde existe una anarquía a las normas de transito, donde se realizan maniobras que ponen en riesgo a ellos mismos y a los demás conductores, se pasan las señales de Pare, los semáforos en rojo, se paran en la cebra, estacionan en lugares prohibidos y haciendo doble fila.

En mi caso particular conducir es algo divertido, viajar conocer diferentes lugares siempre al volante, me gusta conocer nuestros paisajes colombianos,  transitar no debe convertirse en una lucha diaria por un espacio, podemos compartir las vías, mostrar educación y cultura ciudadana.

Dejar los problemas en el sitio donde están, una mala actitud al conducir vuelve peligrosas las acciones, no transmitir a los demás nuestras emociones, si vamos tarde, si estamos de mal humor, dejar a un lado el espíritu de competencia, nadie nos va a quitar nuestro lugar, nos somos los únicos que transitamos en la vida, las calles son de todos, no arrojemos basura desde los vehículos.

El comportamiento es de cada quien, si todos actuamos de forma adecuada, estamos contentos con nosotros mismos, con nuestras familias, demostrémoslo, no somos más que nadie, dejemos la arrogancia al conducir, a veces lo que veo es que se vive una lucha constante entre los conductores para saber quién es el más fuerte, el más rápido y el más vivo, nos burlamos de lo que le hicimos a los demás y el tema es cultural.

Ojala ese espíritu de competencia fuera sano, para que exista una competencia debe haber igualdad de condiciones, si lo transmitimos al futbol son 11 contra 11, se juega por categorías, sub 17, sub 20, sub 23, categoría de mayores, lo que lleva a que la competencia trata de ser justa, si vamos a competir entre conductores en la ciudad es en igualdad de condiciones, si yo evito hacer una fila larga y me paso por encima de los que están haciendo la fila de forma ordenada, no soy el más vivo, o el mas sagas, estoy usando estrategias inadecuadas, como hacer un gol en fuera de  lugar.

En nuestro articulo ¿Qué significado tiene el auto para el ser humano?, decíamos que el automóvil es una prolongación de nuestra personalidad, y a juzgar por lo que observamos en el vídeo investigación comportamiento en la vía, lo que estamos mostrando no es una buena educación, adelante se que podemos cambiar nuestras actitudes, seamos humildes y cambiemos nuestro pensamiento, actuemos no solo en pro y beneficio propio, actuando sin pisotear a los demás, el respeto siempre debe ser nuestra característica.

Entradas relacionadas

Comentar