Cómo conducir en las diferentes condiciones ambientales

Las condiciones medioambientales o climatológicas adversas de la conducción una actividad difícil y peligrosa. Los factores climatológicos juegan un papel decisivo a la hora de los viajes. Debemos estar muy bien preparados para afrontar condiciones adversas del terreno. Estar preparados física y mentalmente para cualquier situación que se nos pueda presentar en nuestro camino. Los factores más importantes que se pueden presentar, dependiendo de la ciudad, o país pueden ser: lluvia, niebla, viento, sol, hielo y nieve donde existen estaciones.

A continuación encontraran una descripción de las condiciones adversas a las que nos veremos enfrentados al conducir, tanto en ciudad como en carretera, las situaciones que se nos pueden presentar y como sortearlas y prevenirlas a fin de evitar posibles contratiempos y estar muy bien preparados a la hora de viajar.

La Lluvia

La lluvia disminuye la adherencia de las llantas al pavimento y dificulta la visibilidad, uno de los efectos más peligrosos producidos por la lluvia es el conocido aquaplaning. Que se presenta en la calzada por acumulación de agua, al circular a cierta velocidad la banda de rodadura no proporciona la adherencia, la llanta pierde contacto con el pavimento y se desliza flotando sobre el agua, provocando la pérdida de control sobre el vehículo.

La aparición del efecto aquaplaning dependerá de la capacidad de evacuación del agua que tengan las llantas en su banda de rodadura y de la velocidad en la que circulemos, a mayor velocidad menor tiempo para evacuar el agua, por lo tanto este factor eleva la probabilidad de sufrir aquaplaning. La acumulación de polvo y grasa de los vehículos en el asfalto hace que las primeras gotas formen con esta una capa deslizante. De esta forma es mucho más fácil perder adherencia. Para poder prevenir de manera eficaz el aquaplaning inevitablemente lo que debemos hacer es reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.

Pautas para tener en cuenta al transitar con lluvia

  • Frenar con suavidad para evitar que se bloqueen las ruedas
  • Utilizar el desempañador de los vidrios para mejorar la visibilidad
  • Utilizar las luces de cruce para mejorar la visibilidad para los demás conductores
  • Reducir la velocidad, es uno de los factores importantes para evitar el aquaplaning
  • Realizar paradas en caso de que se disminuya la visibilidad
  • Conducir con lluvia es muy extenuante para el conductor, realizar las paradas de descanso con mayor frecuencia.
  • Conservar mayor distancia de seguridad con los vehículos precedentes.
  • Tomar muy bien el volante para evitar perder el control al tomar una acumulación de agua o charco.
  • En caso de inundación repentina y que se apague el vehículo, se debe evitar dar encendido para evitar mayores daños (ver vehículo inundado)

conducir-bajo-la-lluvia

La niebla

La niebla disminuye la visibilidad, lo que hace más difícil la conducción. En algunas ocasiones es imposible seguir circulando. Para lo cual se requiere mantener en óptimas condiciones los sistemas de iluminación exterior del vehículo. En la actualidad la gran mayoría de vehículos están provistos con luces antiniebla de serie, lo que permite estar preparado para afrontar este tipo de condición atmosférica.

Pautas para tener en cuenta al transitar con niebla

  • Utilizar las luces de cruce y antiniebla si es necesario, para facilitar la visibilidad del camino y para los demás conductores
  • Controlar la velocidad hasta adaptarla al campo de visión
  • Utilizar las líneas laterales de la calzada para guiarse
  • Eliminar constantemente las gotas de agua que se generan en el parabrisas
  • Mantener bien ventilado el habitáculo para evitar que los vidrios se empañen
  • Aumentar las precauciones en proximidad a los ríos y zonas húmedas
  • Prestar mayor atención al camino, evitar las distracciones al volante
  • Estar muy atentos ante una pérdida de adherencia que se produce por el asfalto húmedo

Conducir-con-neblina

El viento

Una fuerte ventisca puede sacudir de forma imprevista nuestro auto, llegando incluso a modificar la trayectoria de alguna forma, especialmente al pasar por zonas desprotegidas como la salida de un túnel o al adelantar un vehículo de mayor tamaño. Por lo tanto debemos estar muy atentos a estas eventualidades.

Pautas para tener en cuenta al transitar por zonas de fuertes vientos

  • Se puede controlar la dirección del viento observando la vegetación y los demás elementos del entorno de la vía.
  • Moderar la velocidad
  • Sujetar el volante con firmeza y con ambas manos para mantener la trayectoria
  • Aumentar las precauciones ante posibles obstáculos que se le presenten en el camino
  • Mantener cerradas las ventas para evitar el ingreso de polvo o algún objeto inesperado

conducir-viento

El sol y el calor

Transitar bajo condiciones de sol y calor es una situación que también puede afectar la conducción. Al conducir bajo estas condiciones es muy importante mantener una temperatura ideal en el habitáculo. La temperatura excesiva puede aumentar la fatiga del conductor y también puede producir somnolencia y sopor. El aire acondicionado o el climatizador del vehículo deben estar a la temperatura adecuada, entre 20 y 23 grados centígrados.

Pautas para tener en cuenta al transitar en días de sol y calor

  • Mantenerse muy bien hidratados, agua y zumos
  • Prestar mayor atención a la conducción después de ingerir alimentos, el calor aumenta la aparición del sueño
  • Utilizar ropas claras, ligeras y holgadas
  • Utilizar lentes oscuros y parasoles para evitar deslumbramiento o fatiga en los ojos
  • Los autos oscuros aumentan en alguna medida la temperatura del habitáculo

conducir-bajo-el-sol

La Nieve

La nieve provoca también una disminución en la adherencia de las llantas y mientras está nevando la visibilidad también se reduce. Al realizar un trayecto por alguna zona nevada lo más aconsejable es llevar el depósito de combustible lleno. Esto permite disponer del suficiente tiempo de calefacción en caso de quedar bloqueados a causa de la fuerte nieve.

Es aconsejable llevar ropa abrigada, agua y el teléfono móvil en caso de emergencia, verificar que la batería está completamente cargada. Uno de los aspectos a considerar es tener el sistema de frenos bien reglados, y los neumáticos deben estar con la presión de aire adecuada. Tener un juego llantas para la nieve o cadenas de tracción en caso de ser necesario en el vehículo.

Pautas para tener en cuenta al circular con nieve

  • Reducir la velocidad
  • Arrancar con suavidad utilizando cambios largos (segunda o tercera), para evitar que las ruedas patinen
  • Realizar giros del volante y frenadas con suavidad para evitar perder el control
  • En vehículos que no estén provistos de ABS, debemos frenar con el motor para evitar utilizar el pedal
  • Circular por las franjas que han dejado otros vehículos en la nieve, para evitar deslizamientos laterales
  • Colocar cadenas de tracción cuando sea necesario
  • Verificar que no se acumule nieve en los guardabarros, esta acumulación podría afectar la dirección
  • Retirar la nieve que se acumula en los guardabarros
  • En los días soleados, utilice gafas de sol para evitar deslumbramiento que se refleja en la nieve
  • Utilizar luces de cruce y luces antiniebla en caso que la visibilidad disminuya

conducir-nieve

El hielo

La acumulación de hielo en la calzada disminuye la adherencia de las llantas. Se debe tener un cuidado especial también bajo estas condiciones y al circular por zonas más oscuras, arroyos y puentes. Lugares donde se puede acumular con mayor facilidad el hielo.  Cuando la temperatura es inferior a los cero grados en las primeras horas del día o de la noche, se debe actuar con la misma prudencia que cuando transitamos con nieve, tomando las precauciones similares a las de la nieve.

Pautas para tener en cuenta al transitar con hielo

  • Arrancar con suavidad utilizando cambios largos (segunda o tercera), para evitar que las ruedas patinen
  • Realizar giros del volante y frenadas con suavidad para evitar perder el control
  • En vehículos que no estén provistos de ABS, debemos frenar con el motor para evitar utilizar el pedal
  • Circular por las franjas que han dejado otros vehículos en la nieve, para evitar deslizamientos laterales
  • Colocar cadenas de tracción cuando sea necesario
  • Verificar que no se acumule nieve en los guardabarros, esta acumulación podría afectar la dirección
  • Retirar la nieve que se acumula en los guardabarros
  • En los días soleados, utilice gafas de sol para evitar deslumbramiento que se refleja en la nieve
  • Utilizar luces de cruce y luces antiniebla en caso que la visibilidad disminuya

Tenga en cuenta todas las recomendaciones y recuerde, que para sortear cualquiera de las condiciones climáticas la mejor forma de mitigarla es la reducción de la velocidad, extremar las precauciones, mantener una temperatura adecuada del habitáculo y estar lo suficientemente cómodos, no olvide llevar siempre a mano las herramientas adecuadas y algunos elementos de previsión y control. Y sobretodo disfrute del paisaje y del camino, cada viaje es una experiencia nueva y el estrés no es la mejor compañía.

conducir-hielo

Entradas relacionadas

Comentar